ES Inicio
ES
    • Matthew Morgan
  • [ALT] 33+

Una boda siempre es un día muy especial lleno de momentos inolvidables y mucho amor. Se trata de un conjunto de instantes que los novios siempre recordarán gracias a fotografías tan especiales como éstas. “Cuando una pareja contrata al fotógrafo de su boda lo que espera de él es que plasme el amor e ilusión de ese día de una forma natural y sin artificios para que, con el paso del tiempo, viendo esas imágenes, puedan revivir los momentos vividos”, afirma Raquel Benito.

Por su parte, Arancha Sandúa, apunta que lo más importante para capturar una fotografía que inspire sentimientos es la continua búsqueda de la belleza innata de cada instante, alejada de artificios, sin intervenir, pero formando parte de ella, “emotiva y natural“. Además asegura que es importante capturar cada mirada y cada detalle a través de imágenes que hablen no sólo de instantes, sino de emociones. Así como encontrar algo auténtico, natural y real”, afirma Chaglez Fotografía.

De la misma forma opina Días de Vinos y Rosas, quienes piensan que cazar sentimientos es, siempre, “cazar espontaneidad”. Por ejemplo, puede darse en un momento inesperado, ese gesto de cariño discreto o esa mirada que atraviesa la habitación y les aísla, una carcajada encantada o una sonrisa discreta. Por ello, Ernesto Naranjo considera que hay que estar en alerta constante todo el día del enlace para así captar cualquier gesto o sentimiento que la pareja manifieste. “No perder detalle es lo fundamental”, apunta.

Eso sí, como bien cuenta La Cristina Fotografía, “lo más importante a la hora de captar los sentimientos de una boda es no quedarse únicamente con lo que pasa con los novios, una boda es una reunión donde el amor está en cada esquina, donde los novios celebran junto a sus seres queridos aquello que les une, y esa felicidad, ese amor, se contagia en cada rincón.”

Para que todo salga perfecto el día de la boda es muy importante tener confianza con el fotógrafo, saber cómo trabaja y perder el miedo ante la cámara. Una buena opción sería realizar una sesión preboda en la que podáis vivir una bonita experiencia y, además, preparar el terreno para el gran día. Es básico crear un vínculo de confianza y cercanía, es decir, que llegue un momento en el que sientan que el fotógrafo no está ahí. “Hablar sin decirse nada, que sean sus miradas, sus gestos los que hablen por ellos”, explica Mi Lima Limón.

Según Yo no te pido la luna, “es igual de importante la naturalidad en las imágenes, que el fotógrafo presencie cada momento de cariño y lo plasme en bonitas fotografías llenas de sentimientos, sin poses forzadas, sino capturando imágenes espontáneas“.

No os perdáis nuestra selección de las 40 fotografías que demuestran que el amor verdadero existe. Una caricia, una mirada, una palabra, una hermana emocionada, el abrazo de un padre, un gesto de cariño de un niño en una boda… ¡Un día así está lleno de momentos muy especiales y, sobre todo, muy naturales, que os mostramos en estas imágenes!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información