ES Inicio
ES

¿Casarte joven? Te damos 6 razones que te convencerán de hacerlo

Cada vez son más los novios que deciden dar el “gran paso” una vez cumplidos los 30. Las razones son muy variadas, pero influye especialmente nuestro estilo de vida y la dificultad, en algunos casos, de independizarse, lo que provoca que la mayoría prefiera dejar pasar la treintena y comenzar una nueva vida en pareja con una mayor estabilidad. Pero lo cierto, es que casarse más joven de lo habitual puede tener más ventajas de las que podemos pensar a priori. El matrimonio también puede ser un proyecto común muy bonito si se inicia desde edades más tempranas. Así que si tienes menos de 30 y ya has conocido al amor de tu vida, ¿por qué no dar ya el paso? No pienses que eres demasiado joven, porque hay muchas razones para casarse a una edad temprana, descubre algunas de ellas.

Foto: Matthew Morgan

1. Os adaptáis mejor el uno al otro

Según vamos cumpliendo años, las costumbres y manías se van arraigando en nosotros y nos cuesta más cambiar y adaptarnos a otra persona. Por eso, casarse en los 20´s puede significar que la convivencia sea mucho más fluida y ambos miembros de la pareja se acoplen el uno al otro de una manera fácil y natural. Además, el hecho de encontrar la estabilidad en pareja (al no haber podido tenerla antes) puede ser algo muy positivo en la relación. Juntos aprenderéis a ser más tolerantes, a respetar la independencia del otro, sus costumbres y su manera de entender la vida.

2. Podréis conocer el mundo juntos

Cuando las parejas deciden casarse en la treintena suele ocurrir que se tienen hijos pocos después de dar el “sí quiero”. Y una vez que se amplía la familia, es más complicado viajar, al tener muchas más responsabilidades. Por eso, si os casáis jóvenes y esperáis unos años a tener hijos, podéis controlar vuestros tiempos, horarios, vacaciones y obviamente, el dinero del que disponéis para disfrutarlo cómo, cuándo y dónde queráis. Podréis planear grandes viajes que se convertirán en recuerdos imborrables de vuestra vida en común y por supuesto, de vuestro matrimonio. Elegid un destino y disfrutad de un viaje único y muy romántico.

3. Aprenderéis a manejar mejor las finanzas

La independencia y el hecho de formar una familia desde joven, os permitirá aprender a manejar la economía de la casa, cuidando el dinero y ahorrando para el futuro. Juntos aprenderéis a controlar los gastos del día a día en función de vuestros ingresos. Además, vivir en pareja supone un ahorro, ya que todos los gastos se dividen entre dos y juntos será más fácil ayudaros y apoyaros mutuamente, especialmente en los momentos más difíciles.

Foto: Matthew Morgan

4. Viviréis muchos momentos juntos

Si posponéis para más adelante el tener hijos, tendréis muchos momentos para disfrutar juntos: mil planes de todo tipo y logros conseguidos que podréis celebrar el uno junto al otro. Esto último es especialmente importante, porque en una relación debe haber un apoyo mutuo para conseguir los retos personales y profesionales que os propongáis. Juntos viviréis esos triunfos y conquistas pero también momentos duros y obstáculos, que por desgracia, siempre se plantean en la vida. El hecho de ayudaros y apoyaros os hará crecer y evolucionar como pareja.

5. Tendréis más energía cuando lleguen los hijos. 

Hoy en día se puede tener hijos a edades bastante avanzadas y aunque es lo más habitual, lo que es innegable es que si se tienen jóvenes, tanto madres como padres gozarán de más energía y mejor salud para cuidarles y sobre todo, a tener más paciencia. Tendréis más fuerzas para jugar, saltar y disfrutar de ellos todo el tiempo posible. Y por supuesto, una vez des a luz, si te cuidas y te alimentas bien, será mucho más fácil recuperar la figura después del parto.

6. Los mejores recuerdos juntos

Una vez pasados los años juntos, podréis recordar siempre los muchos momentos que habréis pasado juntos, tanto buenos como malos y haciendo balance de todos ellos, veréis que el otro siempre ha estado ahí presente todo el tiempo y no concebiréis vuestra vida sin el otro. El matrimonio es un proyecto en común en el que viviréis muchas cosas, experiencias que formarán una parte esencial de vuestras vidas.

Foto: Oli Sansom

En definitiva, cuando habéis encontrado al amor de vuestra vida, ¿por qué esperar a cumplir 30 años para casarse? Una vez que os hayáis decidido a dar el paso, os sintáis preparados y sobre todo, tengáis ganas de hacerlo los dos, no esperéis más y dad el “sí quiero” porque como veis hay muchas razones para celebrar vuestra boda.

No os perdáis los 10 hábitos para un matrimonio feliz, sobre todo si te llevas mal con tu suegra, ¡sigue estos consejos!

¿Queréis que nunca falte la pasión en vuestra boda? Descubrid estos útiles consejos.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (1)

Cristina
17/05/2016

Todo esto son ventajas de tener una pareja formal y/o convivir con ella, independientemente de que esteis o no casados… Yo llevo 5 años de relación y casi 1 año conviviendo, pero nos es imposible pensar en boda porque la economía nos da lo justo para vivir y no tenemos ahorros para permitirnos la boda que soñamos, asique nos casaremos dentro de unos años cuando podamos económicamente, pero ya estamos compartiendo todas estas cosas de las que hablais en el post…

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información