ES Inicio
ES

¿Es normal que me surjan dudas de última hora antes de casarme?

Las dudas antes de la boda son un proceso habiitual, producto del estrés. Foto: Flavia Soares

Las últimas semanas (o incluso meses) antes del día de la boda pueden ser una auténtica pesadilla. Por un lado, tenemos los preparativos de última hora, las cosas que no salen como habíamos planeado, las luchas contra el presupuesto… Por otro, ese estado de nervios puede hacer que te encuentres irascible y que saltes a la mínima, haciendo que incluso acabes discutiendo con tu futuro marido por el detalle más insignificante.

Todo esto puede hacer que te encuentres días antes de la ceremonia preguntándote a ti misma si estás preparada para dar este paso, si es el momento más adecuado, si realmente estarás haciendo lo correcto… Estas dudas pueden hacerte sentir culpable, plantearte que si quisieras a tu pareja, no estarías haciéndote estas preguntas, o hacerte pensar que eres una mala persona.

Lo primero que queremos hacer es tranquilizarte: estas dudas son totalmente normales y continuarán (e incluso aumentarán) según se acerque el día señalado. La ansiedad por la boda, que nos afecta a todos cuando vamos a realizar algún cambio importante en nuestras vidas, es la causante de esas dudas y preguntas, así que lo primero que debes hacer es desterrar esa culpabilidad.

Una vez que has dejado de sentirte culpable, debes ocuparte de reducir esa ansiedad. Para ello, vamos a facilitarte una serie de consejos que podrán ayudarte:

1. Piensa en positivo

Debes aprender a no dejarte llevar por pensamientos negativos del tipo ‘todo va a ser un desastre’, ‘todo va a salir mal’, ‘no estoy preparada para esto’… Estos pensamientos sólo sirven para aumentar tu ansiedad y hacerte sentir peor. Según notes que empiezan a atacarte, detenlos diciendo algo como BASTA o STOP; si puedes, dilo en voz alta, ya que resulta más eficaz.

Una vez que los hayas detenido, cámbialos por un pensamiento positivo como ‘todo va a salir bien’, ‘puedo superar esto’, ‘esto lo que quiero para mí y voy a conseguirlo’.

2. Analiza tus miedos

Si tus miedos y preocupaciones no te dejan tranquila, analízalos de manera racional. Apunta todos tus miedos en un papel y después ve meditando sobre cada uno de ellos y anotando al lado el grado de certeza, de 0 a 100, que crees que tienes. Verás que la mayoría de tus miedos tienen una probabilidad bajísima de suceder.

3. Desconecta

Sabemos que estás muy ocupada con los preparativos y que casi no paras un segundo pero, si no consigues desconectar de vez en cuando, tu nivel de ansiedad seguirá aumentando, reduciendo tu atención y haciéndote sentir cansada. Planea varios momentos a lo largo de la semana para hacer cualquier cosa que no tenga nada que ver con la boda, como dar un paseo, montar en bici, ir al gimnasio o a un spa, salir con las amigas…

4. Delega

Es normal querer estar al tanto de cada detalle pero hay ocasiones en las que debemos plantearnos que no somos supermujeres con poderes ilimitados. Pídele ayuda a tu pareja, a tu familia, a tus amigos, y delega en ellos algunas tareas para poder sentirte más desahogada.

5. Cuídate

Por muy ocupada que estés, no debes olvidar que la persona más importante y valiosa de tu vida eres tú y que mereces sentirte querida y valorada. Tú debes ser la persona que más se ocupe de ti misma. Para ello, es importante que te dirijas mensajes positivos, diciéndote lo bien que estás haciendo las cosas, lo inteligente y simpática que eres o lo guapa que te has levantado. Guarda un poco de tiempo para ti, para hacer cosas que te gusten y te hagan sentir bien, o date un capricho de vez en cuando. Te lo mereces.

6. Comparte tus preocupaciones

No intentes pasar por todo esto tú sola para no dar impresión de debilidad, porque creas que van a pensar mal de ti o para no preocupar a nadie. Somos humanos y necesitamos la ayuda de los demás. Busca algún familiar o amigo con quien compartir tus dudas. Verás cómo te ayuda conocer el punto de vista de alguien más y cómo encuentras cariño y comprensión. Recuerda que lo ideal sería que la persona elegida sea tu pareja, ya que si vas a compartir con esa persona el resto de tu vida, deberías tener la suficiente confianza en él como para contarle tus miedos.

7. Busca momentos para los dos

Ten en cuenta que es posible que tu pareja también esté agobiada y teniendo las mismas dudas y miedos que tú. Además, probablemente llevéis meses en los que no hacéis otra cosa que hablar de los preparativos de la boda y discutir por ellos. Es muy recomendable que busquéis momentos en los que desconectar y volver a encontraros a gusto.

Planea un fin de semana romántico, id a cenar a vuestro restaurante favorito, salid a pasear, hablad mucho… Y sobre todo, en esos momentos de desconexión, recuerda que está prohibido hablar de la boda.

 


Autor invitado: Gemma Herrero
Psicóloga y experta en mejorar la baja autoestima

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (4)

mccuack
10/12/2012

Interesante articulo y muy bien explicado, pero quien es Gemma Herrero y como ha participado en el articulo?

Responder
marisol
29/02/2016

Gracias por sus consejos,de gran ayuda..creo q uno de los mejores consejos q he visto desde q empezamos c los planes d la boda..gracias

Responder
Blanca
16/09/2016

Ok… todo es normal entonces…. Sigamos.

Muy buen artículo. Gracias.

Responder
Eva Almarcha
26/09/2016

:D :D :D

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información