ES Inicio
ES

10 pruebas infalibles de que has encontrado el vestido de novia de tus sueños

Por fin ha llegado el momento, tienes cita en varios atelier para escoger tu vestido de novia y estás más ilusionada que nunca. Es tu gran momento y tú eres la gran protagonista pero las dudas llegan y realmente no sabes si acertarás en la elección, por ello y para que estés tranquila te contamos cuáles son las 10 pruebas de que has encontrado el vestido de tus sueños.

Foto: Marcos Sánchez

1. Crees que podrías llevarlo puesto toda la vida

Es tu vestido de novia si cuando te enfundas en él sabes que lo llevarías puesto para toda la vida, como si de una segunda piel se tratase, si te sientes cómoda y no disfrazada, pues en tu boda nada debe molestarte y menos tu vestido. Es imprescindible que te encuentres bien con él puesto y puedas moverte libremente. Además, como bien apunta Luisa Monzón, diseñadora de vestidos de novia, “es una prueba infalible de que ha encontrado su vestido cuando la novia se lo prueba y se le ilumina la cara manifestando una gran emoción. Se nota que se siente muy a gusto con el vestido y  se mira mucho en el espejo, como si no se acabase de creer el resultado, que es el deseado”.

2. Estás deseando que tu futuro marido lo vea

Como manda la tradición, el novio no puede ver el vestido de la novia antes de la boda, ¡da mala suerte! Por si acaso, no quieras comprobarlo. Así que, no le dirás ni una sola palabra acerca de este tema pero…, en realidad, estás mordiéndote la lengua porque te encantaría soltarlo todo por esa boquita. ¡Sabes que tu vestido es una joya!

Foto: Leticia Campos

3. Sueñas con él…

Te despiertas a media noche y te das cuenta de que te has quedado dormida mirando las fotos que te hiciste en el atelier. Te encanta, no tengas dudas de que has elegido el vestido correcto, lo tienes todo el día en la mente y lo peor (o lo mejor, según se mire) es que no puedes dejar de pensar en él.

4. Comparas todos los vestidos que ves con el tuyo

Después de elegir tu vestido, llegar a casa y no poder casi dormir pensando en él, te tiras días y días viendo otros vestidos y pensando que el tuyo es mucho más bonito. Es cierto que las comparaciones son odiosas, pero en este caso, ganas tú. Sin duda, ¡tu vestido será el mejor!

La diseñadora de vestidos de novia murciana Cayetana Ferrer explica que cuando sus novias acuden al atelier, a veces, ya van con su idea, pero en ocasiones es debido a que no se han probado nada más. “Cuando se prueban y ven diferentes opciones cambian de opinión. Los diseños ya realizados le sirven como base, sin embargo luego no se hacen exactamente igual. Se crean modelos personalizados para cada mujer”, detalla.

Foto: Cayetana Ferrer

5. Casi te olvidas de elegir los zapatos

El vestido te ha dejado tan hechizada que ya sólo piensas en él y casi olvidas elegir complementos de tal importancia como los zapatos o el tocado, si es que vas a llevar. Es cierto que el vestido de novia es el que te otorgará el mayor protagonismo y es normal que es lo que mayor ilusión te haga pero, ¿qué es un vestido sin unos buenos tacones?

6. Te sientes toda una experta para dar consejos

Corres a llamar a esa amiga tuya que también se casa para recomendarle cómo debe ir a la prueba del vestido y aconsejarle sobre la elección del modelo. Es una manera de saber que has logrado superar satisfactoriamente el gran paso de la elección de tu vestido…

Foto: Demi Novias

7. Sólo piensas en que llegue el día de poder tenerlo entre tus manos

Es cierto que te quedaba como un guante, pero aún así hay que hacerle algunos retoquitos y perfeccionarlo para que el gran día seas toda una princesa con tu vestido. Por ello, aún tendrás que dejarlo en manos de las mejores profesionales y acudir a unas cuantas pruebas antes de tenerlo entre tus manos para siempre. Aún así, ¡ya sueñas con ese día!

Os queremos presentar, de paso, a Laura Escribano, una diseñadora de vestidos de novia situada en Madrid y conocida por sus hermosas creaciones en encajes, bordados y textiles antiguos. Piezas atemporales y bellas con un excelente servicio personalizado. Se inspira en su amor por los vestidos de boda antiguos y cuando ella os diseñe y confeccione vuestro diseño sólo querréis que llegue el gran día.

Laura Escribano. Foto: Tecueme Studio Photography

8. Constantemente miras las fotos que te hiciste con él puesto y te emocionas

En la prueba del vestido no paraste de hacerte fotos, por detrás, por delante, de la espalda, de la cola, del escote, de las mangas, de cada detalle para no olvidar ni uno sólo hasta el próximo día que vuelvas a verlo. Y no, no puedes parar de mirar esas fotos una y otra vez e incluso dejas escapar alguna lagrimilla.

9. Te imaginas entrando en la ceremonia con el vestido

Millones de veces has soñado con ese momento, verte vestida de blanco entrando a tu ceremonia con tu novio esperándote al final del pasillo. Ves en ese sueño la decoración, tus invitados, el menú del banquete…, pero ya también puedes verte vestida de novia y es con ese maravilloso vestido que pronto tendrás entre tus manos. ¡No hay duda de que es el tuyo!

Foto: Sublim

10. Estás segura de que a tu pareja le encantará

Es el vestido del que te has enamorado y sabes que a tu novio le gustará tanto como a ti cuando te vea entrando en la boda de la mano de tu padre. ¡Está hecho totalmente para ti!

Ahora que ya sabes que has elegido tu vestido de novia correctamente te contamos cómo deberás guardarlo cuando el gran día pase y 5 frases que deberás obviar cuando tengas que acudir a las pruebas de tu vestido.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información