ES Inicio
ES

15 libros de amor que deberías leer antes de casarte

El amor es una de las principales fuentes de creación para los artistas. Las musas suelen disfrazarse del ser deseado para desatar la creatividad y dar rienda suelta a la imaginación. La literatura se ha erigido como uno de los grandes vehículos del amor a lo largo del tiempo, desentrañando su poder y transportándolo a través de las numerosas páginas que pueblan nuestra cultura. Aprender de ellos y embriagarte con su cautivadora fuerza puede servirte para afrontar las relaciones sentimentales con nuevas expectativas. Por ello, te presentamos 15 libros de estilo variado y de diferentes épocas, para todos los gustos y personalidades, especializados en robar corazones y potenciar el carácter sensible y romántico que muchas veces se halla dormido en nuestro interior.

Foto: People Producciones

1. Orgullo y prejuicio (Jane Austen, 1813). Material romántico por excelencia a cargo de una de las mujeres más sensibles e inteligentes de la historia, Jane Austen. La chaladura entre Elizabeth Bennet, un icono de la literatura mundial, y Fitzwilliam Darcy, galán rompe-corazones generación tras generación (no se salva ni una), es la trama principal de esta historia ejecutada con precisión de cirujano y ubicada en el cambio de siglo del XVIII al XIX. Cuestiones como el elitismo, la diferencia de clases y los valores más íntimos se ponen en alza en una de las novelas más importantes de nuestro tiempo, con fino humor de corte británico, y donde el amor y el deseo prohibido luchan contra las normas establecidas y el protocolo de entonces.

Orgullo y prejuicio: Jane Austen

2. Como agua para chocolate (Laura Esquivel, 1989). Laura Esquivel relata las complicada andanzas de Tita en el terreno del amor, una muchacha de familia mexicana que se enamora de Pedro Muzquiz, para disgusto de su familia (cómo no). La joven, que tiene prohibido casarse para ocuparse de sus padres en la vejez, pasa por el aro y busca una solución para acabar con este amor imposible. El libro se haya inmerso en la fantasía del realismo mágico y el uso de la metáfora gastronómica como vehículo sentimental, con cebollas y codornices pululando como armas literarias. El mundo de la cocina mexicana contextualiza la historia y sirve para dotar de sentido a todos los tórridos eventos desarrollados. ¡Para chuparse los dedos (o subir la temperatura del aire acondicionado si se te suben los colores)!

3. El amor en los tiempos del cólera (Gabriel Garcia Márquez, 1985). El tiempo suele arrasar con todo, implacable como un huracán que, en lugar de destrucción y caos, siembra olvido y desesperanza. No obstante, hay cosas tan verdaderas que escapan a su control. El sempiterno amor de Florentino Ariza y Fermina Daza sobrevive durante 50 años y a un matrimonio de la susodicha con otro hombre. El tiempo y el despecho no consiguen fulminar este poderoso sentimiento, el cual utilizó Gabriel García Márquez para escribir una de sus obras más célebres, inspirada en la historia de sus padres y sus cartas de amor, también adaptadas en la novela.

El amor en los tiempos del colera, Gabriel García Márquez

4. Romeo y Julieta (William Shakespeare, 1597). Tragedia shakespeariana de las que dejan huella y ponen a prueba nuestra sensibilidad lacrimal, esta historia de rivalidades y pasiones, mil veces versionada, cuenta las vicisitudes del amor y sus incontrolables efectos. La rivalidad entre los Montesco y los Capuleto, dos familias de Verona, es la principal traba al amor prohibido de Romeo y Julieta, dos jóvenes pertenecientes a ambas familias que, flechados por el amor imprevisto, deciden desobedecer las leyes impuestas en sus comunidades y volcarse a sus verdaderos deseos. Hay ciertos sentimientos que están por encima de cualquier cosa, aunque ello implique la deshonra familiar.

5. Tokio Blues (Haruki Murakami, 2010). Especialista en las aventuras introspectivas e historias intimistas, Haruki Murakami centra el argumento de su obra más conocida en el período universitario de Toru Watanabe, una de las épocas de la vida que más suele desarrollar. Sus amoríos con Naoko y Midori, dos chicas diametralmente opuestas, centran un libro arropado por el fino surrealismo que tanto identifica al autor. El concepto del amor es único en cada ser humano y Murakami lo narra de una forma muy personal.

Tokio blues, Haruki Murakami

6. El largo camino a casa (Danielle Steel, 1998). El amor prohibido es uno de los más golosos, sobre todo si éste se torna imposible y deja víctimas por el camino (a menudo, tú). Es lo que le sucede a Gabriella, una joven abandonada en un convento tras años de malos tratos y desprecio en casa de sus padres. Allí, recibe el afecto de las monjas y, por fin, disfruta de una vida agradable, sin golpes físicos o emocionales. Sin embargo, el amor que florece en su interior hacia un joven sacerdote le someterá a una dura prueba, tan dura y excitante como ese nuevo sentimiento recién descubierto. Vaya con Gabriella.

 7. Fortunata y Jacinta (Benito Pérez Galdós, 1887). El amor, a veces, nos lleva a asumir comportamientos inesperados, a cometer errores y, en definitiva, a tomar decisiones que escapan a nuestro control. Juanito Santa Cruz no puede evitar tener relaciones con dos mujeres, Fortunata y Jacinta. Amante y esposa, respectivamente, tendrán que soportar la fuerte personalidad de Juanito, un hombre que obligará a sus queridas a escoger ciertos caminos en sus vidas.

Fortunata y Jacinta, Benito Pérez Galdós

8. La pasión turca (Antonio Gala, 1993). Desideria Oliván es la protagonista y víctima de las mieles y hieles del amor. En un viaje turístico a Turquía con su marido y unos amigos, la vida de la mujer da un salto al vacío. Las diferencias culturales y el ardor de un país tan exótico le llevan a los brazos de Yamam, un comerciante que incendiará su interior de forma descontrolada. La doble vida del comerciante, que combina su vida lícita con la de traficante, será uno de los problemas que dificulten la viabilidad de la relación. ¿Quién no se ha imaginado alguna vez encontrando el amor en tierras desconocidas? Cuidado, que quema.

9. Desayuno con diamantes (Truman Capote, 1958). Esta novela corta del gran escritor americano se ha convertido en todo un icono de la cultura contemporánea, tanto por el propio libro como por la película de Audrey Hepburn. Comedia sofisticada y romántica donde las haya, el argumento revela cómo la amistad entre hombres y mujeres puede, en ocasiones, florecer hacia nuevas vertientes más sentimentales. Holly Golightly y un narrador anónimo inician una relación de amistad entre 1943 y 1944, con el telón de fondo del mágico y colorido otoño neoyorquino, el Upper East Side de Manhattan y la inmersión de Holly en la sociedad más chic de la ciudad. Y joyas en Tiffany’s, claro que sí.

Desayuno con diamantes, Truman Capote

10. Tres metros sobre el cielo (Federico Moccia, 1992/2004). Como el sentimentalismo no escapa de ningún ámbito social, no podía faltar uno de los mayores éxitos de novela de amor adolescente, este pastelito gamberro que nació con el fin de unir mundo dispares, el de Step y Babi. El chico, motero y salvaje, de actitud chulesca y amante de la velocidad, conoce a Babi, una chica ejemplar, brillante en los estudios y responsable hasta decir basta. Ambos cambiarán sus vidas y atraparán la esencia de sus mundos para encontrar el equilibrio, una estabilidad que puede jugar malas pasadas. ¿Te subes a la moto? 

11. Cumbres borrascosas (Emily Brontë, 1847). Los designios más arrebatadores e incontrolables gestados por la mente humana se dan cita en esta historia. Amor, locura, venganza, odio, frustración, despecho… Todos juntos trastocarán la personalidad de Catherine Earnshaw y Heathcliff. La historia de amor central sufre los vaivenes del sentimentalismo exacerbado y trae consigo determinadas consecuencias que acabarás descubriendo a lo largo de sus cautivadoras páginas. La llegada de Heathcliff a la finca Cumbres Borrascosas desata un vendaval de emociones que tambaleará los cimientos del lugar durante mucho tiempo.

Cumbres Borrascosas, Emily Brontë

12. Si tú me dices ven, lo dejo todo… Pero dime ven (Albert Espinosa, 2012). Las mejores historias de amor son aquellas que nos hacen reflexionar y llegar a conclusiones tras períodos de asimilación y descubrimientos, las que nos permiten reencontrarnos con nosotros mismos. El protagonista de Albert Espinosa emprende un viaje de estas características tras sufrir el abandono de su mujer, al mismo tiempo que trata de dar con un niño desaparecido. La búsqueda de George le trasportará brevemente a la infancia y al origen de sus recuerdos amorosos con su pareja. ¡Qué malo es esto de pensar a veces…! O quizá no lo sea tanto.

13. Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky, 1999). Ser diferente no implica ser un rarito, sino atesorar todas las características que te convierten en alguien especial. Es lo que le sucede a este grupo de marginados sociales, que viven la vida a su forma y sin caer en los tópicos que priman entre los adolescentes de libro. No obstante, este producto adolescente no acoge la cursilería y tontería que suele engatusar a la población púber de nuestra sociedad, sino que guarda la inteligencia, delicadeza y magia de un grupo de personajes extraordinarios y únicos. El amor, presente en cualquier período de la vida, surge aquí de una forma furtiva y emocionante, diferente, aunque real. Los traumas… Eso es ya otro cantar.

Las ventajas de ser un marginado, Stephen Chbosky

14. Lo que el viento se llevó (Margaret Mitchell, 1936). Aunque lo más conocido con este título es la película de Victor Fleming, la novela en la que se basa, obra de Margaret Mitchell, es uno de los libros más leídos de la historia. Englobada en la Guerra de Secesión americana (1861-1865), Escarlata O’Hara, una niña mimada de alta cuna y caprichosa hasta el hartazgo, tendrá constantes dilemas mentales y amorosos protagonizados por Ashley Wilkes y Rhett Butler, dos hombres que, de alguna forma u otra, han calado en su vida. En el transcurso de la historia, la protagonista lidiará con este quebradero de cabeza y las consecuencias de la guerra, tan devastadoras que quizá cambien algo más que el transcurso del futuro americano.

15. Palmeras en la nieve (Luz Gabás, 2012). Una de las novelas más contemporáneas de la literatura española es un genial ejemplo de historia de amor pasional y, mejor aún, interracial. La mezcla de razas produce individuos más fuertes, por lo que el flechazo entre Kilian y Bisilia tiene todas las de ganar, ¿o no? Las investigaciones de Clarence en el presente le lleva al descubrimiento de esta historia de amor surgida en la Guinea Ecuatorial de mediados del siglo XX. El viaje de Kilian a la finca Sampaka de Fernando Poo le topará con la madurez y la pasión en torno a una vorágine de amistad, cacao y contrastes culturales.

Palmeras en la nieve, Luz Gabás

Elige una de estas novelas (o todas) para disfrutar frente a una chimenea, agarrada a una manta y en la tibia calma del silencio. El ambiente bucólico y la fuerza transmitida desde las páginas quizá siembre o avive el fuego que hay dentro de ti. Si no, quizá estés hecha de piedra.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información