ES Inicio
ES

16 películas románticas poco convencionales: ¡historias de amor únicas!

El cine romántico navega entre varios géneros. Desde comedias románticas hasta melodramas acalorados, las posibilidades son abundantes y se extienden en un catálogo inmenso. Si estáis cansados de comedias insulsas que no se distinguen entre sí, cuyos títulos bailan de unas películas a otras, echa un ojo a esta cuidada selección de 16 cintas que tratan el amor con delicadeza, buen gusto y un golpe de varita muy personal.

1. ¡Olvídate de mí! (Michael Gondry; 2004)

El horrible título, fruto de la traducción española, no hace justicia a su inmaculado material. Esta comedia dramática investiga el vertiginoso mundo del olvido, de la huida del recuerdo de las personas queridas por miedo a la eterna desazón. Jim Carrey y Kate Kinslet comparten una de las historias más desgarradoras y auténticas de la gran pantalla, y lo hacen en un escenario con tintes surrealistas y la irrupción de la ciencia, empeñada permanentemente en jugar a ser Dios. ¡Hay cosas incontrolables, hombre!

Foto: ¡Olvídate de mí!

2. Begin Again (John Carney; 2013)

No todas las comedias románticas se centran en las historias chico-chica con final fácil, actores encasillados y guiones de baratillo. Dentro del género musical, Begin Again nos enseña a recuperar la esperanza y agarrar las ilusiones, aunque éstas amenacen con su disolución. Con actores reputados como Keira Knightley y Mark Ruffalo, el amor por la música y la amistad verdadera salen a relucir en una película deliciosa, rodada sin automatismos, en el lado más bohemio de Nueva York, con una original fotografía y la magnífica voz de Adam Levine (Maroon 5), que también prueba suerte en la interpretación en esta obra.

Foto. Begin Again

3. Eduardo Manostijeras (Tim Burton; 1990)

La maquinaria oscura y misteriosa de Tim Burton suele cernirse en torno al amor, un sentimiento delicado y gótico en sus virtuosas manos. En esta ocasión, Johnny Depp es un desconocido custodio de una casa aterradora, un personaje con tijeras por manos que, a modo de Frankenstein, surge de la mentalidad de un científico muy especial. Sin embargo, este elemento extraño cuestionará el mito del sueño americano y su aparente felicidad absoluta, que no siempre es lo que parece (con mucho humor, eso sí). También descubrirá lo que es el amor, a su forma, claro.

Foto: Eduardo Manostijeras

4. Manhattan (Woody Allen; 1979)

Cualquier película romántica de Woody Allen tiene cabida aquí. Su extraordinario humor, fina ironía y diálogos brillantes hilan un conjunto que pone en tela de juicio sus temas favoritos: sexo, muerte y religión. El amor es otro de sus temas estrella, cuestionado por esos tres grandes pilares que sustentan sus películas, y Manhattan, obsesión platónica del genio de Brooklyn, el escenario perfecto para analizarlo. Los líos de faldas, dilemas morales y preguntas existenciales planean sobre sus personajes en un mejunje romántico, atrevido y de alto nivel cultural.

Foto: Manhattan

5. Her (Spike Jonze; 2013)

Maravillosa experiencia de ciencia ficción realista, cuyo argumento no está muy lejos del futuro más inmediato. La delicadeza de Spike Jonze, guionista y director, trasladan el amor al siguiente nivel, aquel que implica la relación de las personas con las máquinas. Dirigida con cariño, como si fuese poesía; y con una fotografía artística y estética vintage, rompedoras dentro del espacio futurista, la película habla de la imparable fuerza de la tecnología, pero también del potencial del amor, capaz de traspasar barreras y pantallas. Joaquin Phoenix borda uno de los papeles más sensibles y cautivadores del cine moderno y Scarlett Johansson pone el resto con su cautivadora voz virtual de ángel seductor. Un auténtico regalo para el espectador hambriento de ideas nuevas.

Foto: Her

6. 500 días juntos (Marc Webb; 2009)

Biblia sentimental de hipsters y ‘romanticones’ del siglo XXI, la comedia romántica de Joseph Gordon-Levitt se sumerge en la mentalidad de los soñadores, aquellos que todavía creen en el destino y las medias naranjas. Zoey Deschanel da vida al sueño imposible del protagonista, Summer, personaje que solidificó el concepto de ‘chica adorable y diferente’ que hoy puebla nuestra sociedad. 500 días de historia con sonrisas, lágrimas y detalles solamente apreciables por los más abiertos de espíritu.

Foto: 500 días juntos

7. Trilogía “Before”: Antes del amanecer, atardecer y anochecer. (Richard Linklater; 1995, 2004, 2013)

Rodadas en un lapso de veinte años, estas tres películas narran tres encuentros clave en la vida de una pareja desde el momento en que se conocen en un tren con destino a París. En las tres obras, los protagonistas, interpretados por Ethan Hawke y Julie Delpy, intercambian visiones y reflexiones sobre la vida, los sueños, perspectivas y temores que, al fin y al cabo, fundamentan las relaciones sentimentales. Esta jugosa conversación, solo apta para paladares selectos, es un regalo cinematográfico que te lleva de viaje por Europa en busca de nuevas sensaciones.

Foto: Trilogía ‘Before’

8. Los amantes del círculo polar (Julio Medem; 1998).

El amor puede traspasar fronteras, países e, incluso, continentes. Lo que empezó como una travesura adolescente fructifica en una misteriosa historia en la que Ana (Najwa Nimri) y Otto (Fele Martínez) experimentan las desventuras del amor en los momentos clave de la vida y a pesar de las circunstancias que ésta trae consigo. Plasmada en la pantalla con elegancia, pureza y personalidad, esta maravillosa aventura por las tripas del corazón (y la mente) humano te prometen emociones fuertes y apasionadas.

Foto: Los amantes del círculo polar

9. La desaparición de Eleanor Rigby (Ned Benson; 2014)

James McAvoy y Jessica Chanstain no solo son el futuro del cine, sino vehículos perfectos para representar los momentos más difíciles de la vida y del corazón. Los auténticos golpes de la vida afloran de forman apabullante en esta cinta tan especial, portadora de sentimientos cambiantes y disyuntivas permanentes que pondrán a prueba tu sensibilidad. Los recuerdos pueden agarrarte al pasado, pero también obligarte a sufrir sus consecuencias. ¿Deberías dejarlo escapar?

Foto: La desaparición de Eleanor Rigby

10. Algo en común (Zach Braff; 2004)

Joya del cine indie americano, esta cuidada obra muestra la importancia de enfrentarse a los fantasmas, los que nos atormentan desde el pasado. La vuelta de Andrew Largeman (Zach Braff) al hogar le brindará la oportunidad de conocer a Samantha (Natalie Portman), así como de sacar a la luz sentimientos ocultos y una personalidad diferente. Las personas e historias especiales dan un sentido único a nuestra peculiar forma de ver el mundo.

Foto: Algo en común

11. Amor (Michael Haneke; 2012)

Hay amores que duran siempre y que, debido a su prolongación, están sujetos a los peores designios de la maduración. Esta encantadora pareja de ancianos se enfrentará a los problemas que surgen del amor eterno, a los sacrificios que supone amar a alguien de por vida. La moralidad y los sentimientos más profundos te harán pensar y sentir como nunca lo habías hecho, todo incrementado con el pulso firme y bello del genial director austriaco.

Foto: Amor

12. Quiéreme si te atreves (Yann Samuell; 2003)

Entre el amor y el odio hay una línea muy fina. Cuando los chiquillos se pinchan y hacen jugarretas, muchas veces esconden una pasión infantil, con un amplio potencial para explotar en la edad adulta. El supuesto juego de Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet) se dilata en esta película francesa de estética deliciosa, que encierra la idea de que el primer amor guarda algo especial. ¿Capaz o incapaz?

Foto: Quiéreme si te atreves

13. La teoría del todo (James Marsh; 2014)

La vida de Stephen Hawking, uno de los cerebros más privilegiados del siglo XX y XXI, es una prueba irrefutable del poder del amor. Su lamentable enfermedad que, curiosamente, dejó intacto su cerebro (su principal virtud), no evitó que él y su esposa dieran rienda suelta a sus sentimientos durante mucho tiempo. El amor implica sacrificios y algunos de ellos son dignos de reverencia. Eddie Redmayne y Felicity Jones son los encargados de cautivarnos con este tesoro británico.

Foto: La teoría del todo

14. Requisitos para ser una persona normal (Leticia Dolera; 2015)

Leticia Dolera, directora, guionista y protagonista de la cinta, trata de derrumbar los tópicos y lanzarse a las ciénagas pantanosas de la vida real, hogar de posibles aguas cristalinas y verdades absolutas. La película nada a contracorriente, se enfrenta a los paradigmas que moldean a las personas del siglo XXI y trata de alzar su propia voz, portadora de un mensaje claro: ser normal es aburrido. En el amor, la originalidad (y el desastre, por qué no) también es un punto muy fuerte para ser feliz.

Foto: Requisitos para ser una persona normal

15. La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche, 2013)

Las relaciones sentimentales son momentos de descubrimiento y de explosión de emociones, muchas veces inesperadas. Es lo que le pasa a Adèle, una joven heterosexual que enloquece al conocer a Emma, un alma libre que vive para la pintura y los sueños. La chispa que se crea entre ambas repercute en un fabuloso incendio de proporciones dantescas, donde el amor incontrolable, el deseo y la pasión se convierten en expresiones verdaderas de los sentimientos más profundos. Las actrices interpretan a sus personajes de una forma natural, donde no cabe el decoro forzado, solo la realidad, la vida tal y como es. ¿Qué es Adèle? No se sabe. Simplemente, siente predilección por Emma, un amor real y auténtico, de los más profundos de la historia del cine.

Foto: La vida de Adèle

16. La chica danesa (Tom Hooper; 2015)

Las personas son un mundo interior cubierto por una carcasa. A veces, dicho envoltorio no coincide con el contenido y hay que tomar cartas en el asunto. Einar Wegener (Eddie Redmayne) nació como Lili y, a pesar de las circunstancias de su vida, incluido su matrimonio, busca escapar de esa cárcel en la que fue introducido a la fuerza. Pero, ¿qué pasa con Gerda Wegener (Alicia Vikander), su maravillosa y leal esposa? Como hemos dicho muchas veces, el amor lo puede todo y conlleva sacrificios, aunque ello suponga hacer feliz al otro y renunciar a tu propia felicidad. Cuando el amor es tan sincero como el de Gerda, no hay nada que pueda con él, ni siquiera la barrera impuesta por el libre albedrío humano. Esta exquisita película británica lo cuenta a la perfección.

Foto: La chica danesa

Cuando sea momento de ‘manta y peli’, ya tienes dónde escoger algo diferente. ¡Sabemos que hay muchas otras! Éstas son solo pequeñas pinceladas para empezar a pintar un nuevo mundo en tu videoteca. Aunque si tienes un día tonto, te ofrecemos otras 58 películas románticas y divertidas para disfrutar en pareja.  ¡Disfruta con el cine que se sale de la norma!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información