ES Inicio
ES

20 cosas que nunca le puedes decir a una mujer durante el sexo

La curiosidad de los hombres en la cama suele dispararse de forma descontrolada, mucho más que en cualquiera de los demás órdenes de la vida. En ese momento de placer y desenfreno, en el que solo debería primar el acto en sí, a muchos chicos les da por deslenguarse y hablar más de lo normal, como en un programa de debate. El problema es que, las mujeres no están ahí para asistir a un coloquio, sino para dejarse llevar sin tener que responder a cuestiones absurdas que, en su mayoría, no vienen a cuento. La ‘charleta’ en la cama está reservada para el antes y el después, pero jamás para el durante, por lo que te contamos 19 frases que están terminantemente prohibidas en la cama.

Foto vía Shutterstock: MJTH

1. “A mi ex le encantaba esto.” ¿En serio? Prueba otra vez. O, mejor aún: cállate.

2. “Bueno, pues yo ya me voy.” ¡Nunca se abandona a una mujer en la cama! ¿Qué te cuesta pasar la noche con ella? Quizá no te veas en ninguna igual, chaval, así que quítate los zapatos y métete en la cama ipso facto.

3. “Ahora me toca a mí.” Relájate, porque igual te quedas con las ganas.

4. “¿Qué nota me pones del 1 al 10?” Si no quieres llevarte un disgusto, no preguntes o, mejor aún, ponte las pilas para recuperar en septiembre. Aunque, con esta pregunta, el cero es más que probable, bocazas.

5.“Esto nunca me había pasado.” Esto no es una pregunta, pero sí una afirmación que ellas se saben al dedillo. También saben que atesora la misma verdad que las teorías sobre las ranas voladoras.

Foto vía Shutterstock: oneinchpunch

6. “¿Puedo dejar la televisión encendida?” Si tienes que preguntar eso, mejor prepárate unas palomitas. Lo más seguro es que ella se baje a tomar el fresco.

7. “¿Te gusta?” Desde este momento, ten por seguro que la respuesta será negativa, por muy bien que lo estuvieras haciendo hasta entonces. ¡Cortarrollos!

8. “Oh, María…” “Pero si me llamo Ana, payaso”. Recoge tus cosas y abandona la casa. No estás nominado: estás despedido.

9.”Cambia de posición… Pon la pierna por encima…”No estamos en las Olimpiadas y ella no es gimnasta. Apáñate y muestra algo de maña, machote.

10. “¡Nunca pensé que fueras tan salvaje en la cama!”. No te dejes llevar por la pasión del momento con esas expresiones llenas de sorpresa. ¿Es que la chica te aburre el resto del día?

Foto vía Shutterstock: Dmitri Ma

11. “Ven con papi” Eh… Sería conveniente dejar las relaciones paternofiliales fuera de la cama.

12. “¿Quieres ir a cenar a casa de mis padres el sábado?” Cada cosa a su momento. Éste, precisamente, no es el mejor para pensar en algo así. De hecho, intenta no hablar de más en momentos de júbilo. Puedes arrepentirte de cualquiera de sus respuestas.

13. “Lo siento, hoy he comido demasiado. ” Si te cuesta moverte o estás vago, intenta no pregonarlo como si fueras el chatarrero. Haz de tripas corazón y muévete como un trapecista, pero no le adelantes cómo será tu madurez después de las comidas. Y haz deporte, ya de paso.

14. “Los preliminares están sobrevalorados” Quizá para un chico, sí. Las mujeres no tienen prisa y tu reconocimiento final dependerá en buena parte de este apartado. Déjate llevar y no mires el reloj, que seguro que ya van dos veces.

15. “¿Cómo te llamabas?” ¿Es que vas de flipado por la vida? Una cosa es romper el hielo y otra muy diferente es elevarlo a la máxima expresión. Este tipo de preguntas, capaces de derretir toda la pasión y el romanticismo, formarán un iceberg tan grande entre vosotros que, sin saber cómo ha pasado, te verás arrancando el coche en dirección a casa. A ver qué haces ahora.

Foto vía Shutterstock: solominviktor

16. “Pensaba que eras rubia auténtica.” Dejemos el refranero español a un lado (sí, ese dicho que todos/as estáis pensando) y centrémonos. ¿De verdad éste es el mejor momento para empezar a infravalorar a tu chica? Si empiezas así, te falta un tris para hacer tus necesidades delante de ella. ¡Adiós a la magia!

17. “Tendría que arreglar esa gotera del techo.” ¿De verdad es momento de pensar en fontanería y bricolaje? Concéntrate en el trabajo que tienes entre manos, que requiere de mucha más precisión y sensibilidad.

18. “¿Has estado con alguna mujer?” Puede que sí o puede que no, pero es evidente que tú no has estado con ninguna. Además de salido, pareces un chaval de 15 años necesitado que no se despega de Internet para… ver series.

19. “Un momento, mi madre me está llamando.” Vale, cógelo y, por favor, indica a la señorita dónde estaba la puerta. También puedes invitar a tu madre a tomar un té con pastas. Con tu chica ya no tienes nada que hacer esta noche.

Foto vía Shutterstock: Syda Productions

El sexo es una actividad fundamental en la pareja. Es un momento de unión tan importante que conlleva ciertas reglas para perpetuar esa conexión. Tanto si es un amor pasajero como si apunta a cotas más elevadas, con campanas de boda y familias de por medio, todo debe ejecutarse con precisión. El silencio también es vital. No hablamos de callarse completamente y no emitir sonido alguno, obviamente. Hay momentos que requieren ciertas expresiones de nuestra emoción y sentimientos de viva voz, cada uno en el tono que crea conveniente. Pero ya está. Las preguntas y afirmaciones incómodas están descartadas bajo pena de quedarse a pan y agua. Avisado quedas.

Foto vía Shutterstock: retrato de cerca de una parea besándose y abrazándose en la camapareja relajándose en un banco de Nueva York al atardecerretrato sensual de joven pareja besándose en verano en un campo de maíz, joven pareja con problemas sexuales, joven pareja que se divierte en vacaciones bajo el cielo.
¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información