ES Inicio
ES

20 cosas que todas las novias olvidan durante la organización de la boda

La finca ya está reservada, el fotógrafo contratado y la decoración floral elegida. El vestido está listo, después de varias pruebas y algunos retoques. El menú ya se ha confirmado y las invitaciones han sido enviadas. La lista de boda va viento en popa y no puede haber destino mejor que el que habéis elegido para la luna de miel.

En resumen, después de meses de preparación todo está listo para el gran día… O eso creemos… ¿Seguro que no se olvida nada? Entre tus gustos, los de tu futuro marido y su familia, los nervios, el estrés que provoca la apretada agenda y la emoción del gran momento, puede que pases por alto algunas cosas que florecerán a última hora.

¡No desesperes! En Zankyou te contamos cuáles son las 20 cosas que todas las novias olvidan durante la organización de la boda para que no caigas en el mismo error. ¡Apunta!

Foto: Photolovegraphy by Norma Grau

1. Ramo de novia y anillos

Llegó el gran día. Has dormido un poco mal por los nervios y ya están llamando a tu puerta: peluquero, maquillador y fotógrafo. Te dejan radiante y comienzas a enfundarte en tu precioso vestido de novia, te fotografías con tu madre y tus hermanas, incluso con esa amiga que ha venido a calmar tus nervios en los últimos momentos. ¡Está todo listo para salir de camino a la ceremonia!

Y así sucede. Bajas del coche y te dispones a entrar en la iglesia del brazo de tu padre que no puede contener las lágrimas. En ese momento empiezas a sudar y a gritar: “¡¡¡El ramo!!!”. Sí, muchas son las novias que se olvidan el ramo de flores en casa y sólo lo echan en falta en el momento en el que aparecen en la iglesia ante el novio esperando impaciente en el altar. O mucho peor, ¡¡¡los anillos!!! 

¡No caigas en este error! Si contratas a un wedding planner, no tienes de qué preocuparte, su equipo se encargará de todo. No obstante, si no está entre tus planes, también puedes recurrir a pequeños grandes trucos como utilizar un post-it pegado a la puerta o poner el ramo y los anillos en la salida para verlos cuando llegue el momento de partir.

2. Agradecimiento a los invitados

Una de las cosas que las novias a menudo olvidan es dar las gracias a sus amigos y familiares por asistir al enlace y por participar con un regalo en su lista de boda. Una boda es vuestro gran día pero no olvides que no deja de ser un compromiso para los invitados y un gran desembolso de dinero. Es un gesto muy elegante agradecer a cada uno de ellos, bien sea en persona el día de la boda o tras ella, por email o Whatsapp, según los profesionales de protocolo. Incluso podéis optar por enviar una postal a cada uno de los hogares de los invitados de vuestra luna de miel, ¡será un bonito gesto!

Foto: David de Biasi

3. La boda es cosa tuya

Muchos novios desean que llegue el momento de casarse y, cuando éste llega y comienzan los largos meses de planificación de la boda, olvidan que son ellos los protagonistas y los que deben encargarse de todos los aspectos relacionados con el gran día.

Confías ciertas tareas a tus amigas o tus familiares más allegados y el “lo hacemos juntos” se convierte en tu frase estrella. Está bien que tu madre, hermana, suegra y amiga te ayuden con los preparativos, pero no delegues toda la organización de la boda en ellas, ¡no olvides que la boda es cosa tuya!

Foto: Yeray Cruz – Wedding Photographer

5. Kit de emergencia para la novia

Cada novia debe estar lista para cualquier imprevisto el día de su boda, debes de ser capaz de hacer frente a cualquier emergencia, sola o con la ayuda de la madre, hermanas, amigos o testigos. No olvides que es un día de muchos nervios y muy poco tiempo para solucionar imprevistos, por ello, por lo que pueda pasar deja un té de hierbas relajantes para calmar la ansiedad en los últimos momentos, un brillo de labios para una sonrisa siempre perfecta, un pañuelo para las más que seguras lágrimas, tiritas para las posibles rozaduras de los zapatos nuevos, una lima de uñas, unas medias de repuesto y un pequeño kit de costura.

¡Ya nada podrá sorprenderte! Tienes todos los remedios a posibles problemas que puedan surgir durante el gran día. Ahora ya nada puede salir mal.

6. Un kit para invitados

Sí, el set de novia ya lo has preparado pero… ¿qué pasa con los invitados? Cuando organices tu boda es esencial que tomes tu tiempo para cuidar de tus invitados. Se trata de pequeñas cosas que no te llevarán mucho tiempo y que ellos agradecerán si se presenta un contratiempo.

Por ejemplo, prepara para ellos en los servicios un kit de emergencia con toallitas, vendas, aguja e hilo, maquillaje para retocarse, crema de manos, quitamanchas y cualquier cosita que pueda servirles de ayuda ante algún pequeño incidente. Entre un brindis y otro, ya se sabe…

Foto: Josep Gallardo

7. Ensayar tu mejor perfil fotográfico

No olvides ensayar tu mejor cara. Todos tenemos un perfil y una sonrisa preparada para el momento foto. Cuando realices tus pruebas del vestido, peinado y maquillaje, aprovecha para hacerte algunas fotografías. Pregunta a tu fotógrafo y pídele consejo sobre este tema.

Un flash será lo que más veas el gran día y, aunque es cierto que las fotografías deben ser naturales y espontáneas, no te vendrá mal ensayar tu pose preferida. Para ello, lo más recomendable es realizar una sesión de preboda, podréis enfrentaros juntos por primera vez ante la cámara y perder el miedo. Sí, sabemos que es un detalle en el que probablemente no hubieras caído. ¡Recuérdalo y enseña a todos orgullosa tu maravilloso álbum de boda con este pequeño truco.

8. Indicaciones para la restauración

Las mesas dulces, el catering, el foodtruck, la recena y todas las sorpresas con las que deleitarás a tus invitados en la boda son exquisitas, pero ¡cuidado! Puede que no a todo el mundo le gusten los platos exóticos o los cupcakes, incluso puede que alguno de ellos sea alérgico o intolerante a algún elemento.

No olvides apuntar en tu agenda de planificación de la boda una reunión específica con el catering que has contratado para tratar estos temas. ¡Tus invitados te lo agradecerán!

Foto: Dolç Atelier

9. La donación a la iglesia

Por lo general, los padres son los encargados de ello, pero en ocasiones la emoción y los nervios por que todo salga bien hace que esto quede en el olvido. Se ocupan de que la novia llegue después que el novio, que todo esté correcto en la ceremonia, de recibir a los invitados, etc. Y se olvidan de hacer una pequeña donación a la iglesia.

Por ello, lo mejor para que esto no ocurra es que la donación se haga unos días antes de la celebración de la boda o encargar de esta tarea a alguna amiga que sepas que no tendrá que involucrarse activamente con los preparativos.

10. El código de vestimenta

Un aspecto que a menudo se pasa por alto por el futuro matrimonio es la ropa de los invitados, familiares y amigos. No es que debáis imponer un verdadero código de vestimenta, pero sería apropiado dar al menos un par de pautas tanto en los colores como en los estilos, sobre todo para que luzcan en armonía con la celebración en sí. Una buena opción sería consultar las tendencias en vestidos de fiesta para invitadas o cómo vestir en una boda de día o de noche.

Otro aspecto que se pasa por alto es la ropa que llevarán los novios durante la preparación en la mañana previa a la boda. Tienes que tener en cuenta que debes lucir algo cómodo mientras te peinan y maquillan y que no suponga un inconveniente a la hora de quitarlo para colocarte el vestido de novia.

Foto: Banako Photo

11. Plan B

Si no cuentas en la organización de tu boda con un wedding planner, probablemente esto se te pase por alto. Diseña un plan B, es decir, una opción alternativa. Aunque tu boda sea en verano, el clima siempre puede sorprenderte. Si has pensado en realizar una celebración al aire libre, no estaría de más que contemplaras la opción de preparar un recinto cubierto por si la lluvia aparece. ¡Nada puede estropear el gran día! ¡Hay que ser previsora en un evento tan importante como éste!

12. Los textos a leer en la ceremonia

Seguramente ni se te haya pasado por la cabeza, pero para eso estamos nosotros. ¡No te olvides de personalizar los textos que se leerán en tu ceremonia! La boda es un buen momento para desplegar sentimientos y emociones, el mejor instante para que todos conozcan lo que piensas y decir esas cosas que nos guardamos muchas veces. Prepara algún texto y propón a algún familiar o amigo que lo lean en tu ceremonia.

Muchos son los casos en los que los novios han olvidado esto y lo han propuesto a alguien en el último momento. Para que todo salga genial, lo ideal sería que quien fuera a leer llevase preparado un pequeño texto con antelación e incluso pudiera personalizarlo a su gusto. Así la ceremonia será más emotiva y los invitados la recordarán siempre con mucho cariño.

13. Tradiciones

¿Cómo no has podido pensar en esto? Las tradiciones son muy importantes en una boda: no olvides llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. Consulta con tu madre y tus amigas la opción de que ellas puedan dejarte algo que a la vez signifique mucho para ti. ¡Será genial que en ese momento lleves puesto un poquito de todas ellas que forman una parte tan importante de tu vida!

Foto: JFK imagen social

14. Descansar

Sí, aunque parezca algo muy obvio, ninguna novia lo hace. El estrés que causa la boda días antes es tan intenso que no te permitirá parar ni un solo segundo. No te agobies, para ello llevas meses planificando este gran día. Se aconseja descansar y pasar un día relajada en un spa, es la mejor manera de liberar tensiones y calmar la ansiedad. ¡Hazlo!

15. Considerar los días clave y las horas punta

Si por ejemplo te vas a casar un viernes en la ciudad a las 20:00 horas, es esencial que avises a tus invitados del posible atasco que van a pillar. ¡Son horas y días cruciales que pueden haceros llegar tarde a la boda! Tenlo en cuenta si no quieres dejar al novio plantado por más de una hora en el altar.

16. Repartir pétalos

Aunque pretendas que en tu boda todo sea de color de rosa y lo único que te caiga a la salida de la iglesia sean pétalos, ¡no te desesperes! No lo vas a conseguir. El arroz, aunque sea una tradición que muchos queramos borrar del mapa, no es tan fácil quitárselo de la cabeza a los invitados. Por ello y para que sea, ante todo, un mal menor, puedes repartir pétalos en lugar de bolsitas de arroz. ¡Acertarás de pleno!

Foto: Alejandra Ortiz Fotografía

17. Prever la presencia de invitados no deseados 

Y no nos referimos a esa vecina que te siempre mira por encima del hombro y que por supuesto no has invitado a tu boda y esperamos que no se presente, sino a esos invitados que no puedes controlar.

Agosto, siete de la tarde, sol, finca con piscina, decoración floral, aperitivos deliciosos y… mosquitos, avispas, abejas y un sinfín de bichos que pueden arruinar ese look que has estado planeando tantos meses con el que te ves guapísima. Asegúrate de que haya velas de citronela, ambientadores insecticidas y, por si acaso, ¡te pique lo que te pique… ponte After Bite!

18. Prestar atención a los baños

Asegúrate de que los cuartos de baño están limpios antes y durante la celebración, contrata si es necesario un servicio de limpieza que a cada momento se ocupe de los lavabos y de reponer el kit que has preparado para los invitados. Daría muy mala imagen que no todo estuviera en orden, las invitadas acudirán en varias ocasiones a este espacio a retocarse y repasar su maquillaje y podrían ensuciar su vestido. Lo mismo puede ocurrirte a ti con el vestido de novia, ¡asegúrate de que no vas a mancharte de ninguna de las maneras!

19. Después de la fiesta

Otro punto importante es la recogida de objetos y regalos tras la fiesta. ¡Estaréis tan ocupados que se os olvidará cualquier cosa! Encarga a alguien de que recoja todos los regalos cuando la fiesta acabe y los lleve a tu casa. No permitas ni una sola preocupación en la noche de bodas.

Foto: Pelayo Lacazette

20. Sonreír

Una boda es un día lleno de amor verdadero y, aunque las preocupaciones y los nervios quieran eclipsar tu sonrisa, ¡no lo permitas! Tiene que ser un día para disfrutar al máximo junto a los que más quieres. ¡No te olvides de sonreír y ser feliz!

Foto: Gavilà Fotografía

Ahora que ya tienes conocimiento de las 20 cosas que seguramente hubieras pasado por alto antes de leer este artículo, no te olvides de consultar los errores que cometen 9 de cada 10 novias y los 23 momentos en los que necesitarás a tu mejor amiga el gran día.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (1)

Cristina
04/01/2016

Hay algunos de ellos que no creo que se olviden. Lo del arroz no lo sabía! Buena sugerencia!
http://blog.decomprasparamicasa.com/2016/01/kits-para-testigos.html

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información