ES Inicio
ES

21 pensamientos que todos los novios tienen antes de declararse, durante los preparativos y en el sí quiero

¿Qué pasa por la cabeza de un chico antes de declararse? ¿Y mientras prepara su boda? Se dice de los hombres que su mente es inescrutable, pero lo cierto es que hay varios pensamientos que cruzan por la mente de la mayoría de ellos antes de declararse a su chica y después, una vez que ya tienen el primer sí, durante los preparativos de la boda y en el gran día. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te los contamos!

Antes de declararse

1. ¿El tamaño del anillo realmente importa?: Para muchas chicas, que su anillo de compromiso sea un solitario de talla perfecta y cuanto más grande mejor es importante. Por eso no es extraño que muchos chicos duden antes de elegirlo: ¿optamos por algo más ponible o por algo más llamativo?

2. ¿Cuál será su talla de dedo?: Aunque a nosotras nos parezca que comprar un anillo no puede ser tan difícil, lo cierto es que si te pones en su piel, no es tan sencillo escoger el tallaje adecuado. Lo mejor que pueden hacer en estos casos es “robarte” un anillo sin que te des cuenta y llevarlo como modelo a la hora de comprar el de pedida.

3. ¿Le gustará el anillo?: No hay duda de que si hay una joya especial entre las que te regalará tu chico a lo largo de vuestra vida, esa es el anillo de compromiso. Por ello, no es extraño que para muchos, elegirlo se convierta en un verdadero quebradero de cabeza, salvo que seas una de esas chicas que les da “pistas” constantemente. Otra opción para acertar es leer bien este post en el que os contábamos cómo elegir la piedra del anillo en función de su significado. 

Foto: The love hunters.

4. ¿Saldrá todo bien?: Para un chico, al igual que si es una chica la que decide dar el paso y declararse, planear el momento perfecto, la ocasión ideal y la forma más adecuada para declararse, lleva un proceso. No es fácil elegir la fórmula que hará que nos derritamos ante ellos y más teniendo en cuenta las enormes expectativas que se crean en torno a ese momento, por eso no es raro que estén nerviosos y que duden de si han escogido la forma más adecuada. En cualquier caso, no deben perderse nuestro post sobre los errores que nunca debes cometer al declararte, ni este otro en el que os contábamos 15 formas super románticas de pedir matrimonio.

5. ¿Me dirá que sí?: Aunque lo cierto es que cuando tu chico da el paso de declararse suele tener bastante claro que la respuesta será que sí, es normal que haya un atisbo de duda sobre cuál será nuestra respuesta. ¿Imaginas declararte y que la respuesta fuese que no? ¡Es normal que estén un poco nerviosos cuando llega el momento!

Durante los preparativos

6. ¿Realmente es necesario todo esto?: Preparar la boda ideal es algo con lo que han soñado la mayoría de las chicas en algún momento de su vida, pero no es tan frecuente que los chicos lo hayan hecho. Por eso, muchos se encuentran desbordados ante la gran cantidad de cosas que hay que tener en cuenta antes de dar el sí quiero y el gran número de aspectos que hay que considerar para que todo salga perfecto. En este sentido, no te pierdas este post con todo lo que debes hacer justo después de comprometerte.

7. ¿Cuánto va a costar la boda de sus sueños?: Una vez que se declaran, todos los chicos tienen claro que darán a su chica la boda de sus sueños, esa que ellas siempre imaginaron. Lo que no saben es lo que eso supone en términos económicos. El presupuesto suele ser una de sus grandes preocupaciones cuando empiezan a preparar la boda.

Fotos: Dani Medina fotografía.

8. ¿Conocemos a toda esta gente?: Reunir a todos los amigos comunes, más los de uno y otro lado, puede hacer que la lista de invitados aumente mucho. Y si hay compromisos familiares de por medio, es muy frecuente que esta pregunta, unida a la de ¿cuánto tiempo hace que no veo a xxx? cruce más de una vez por la cabeza del novio.

9. ¿Realmente importa mi opinión?: Siempre se ha dicho que la gran protagonista de la boda es la novia y por eso a veces se nos olvida que a ellos también les importa el gran día y les puede gustar ayudar a prepararlo. Incluso pueden tener ideas que a nosotras no se nos hayan ocurrido- por improbable que eso suela parecer a las novias que preparan su enlace. Sin embargo, dado que muchas veces no les pedimos su opinión en absoluto, no es extraño que acaben preguntándose si realmente lo que opinen vale para algo. En este sentido, no te pierdas este post con las 15 cosas que todos los novios quieren para su boda, aunque no lo digan.

10. ¿Le digo la verdad o lo que quiere escuchar?: Cuando de los preparativos de la boda se trata, el novio nunca está seguro de cómo acertar. Para la mayoría de las cosas que una novia le pregunta acerca de la decoración, su respuesta sería un sencillo “me da igual” sinninguna mala intención. Sin embargo, esa respuesta puede ser motivo de discusión (no te pierdas este post con los motivos más frecuentes de disputas durante la organización de la boda); por eso muchas veces ellos dudan entre decirnos la verdad o intentar adivinar la que nosotras queremos que sea su respuesta.

Foto: Gore Vázquez.

11. ¿Alquiler o compra?: Para los chicos, el traje de novio no tiene una importancia tan grande como lo tiene para la novia que, al fin y al cabo, es la protagonista del gran día. Por eso, muchas veces su gran duda, sobre todo si optan por llevar chaqué es: ¿compro o alquilo? El presupuesto destinado al resto de elementos de la boda suele ser lo que inclina la balanza en una u otra dirección.

12. ¿Novio clásico o pongo mi propio estilo?: Sobre todo para los chicos que apuestan por looks más alternativos, vestirse de novios no tiene porqué ser un sinónimo de perder su identidad. La mejor respuesta posible a esta pregunta siempre será que sean ellos mismos y, como os contábamos en este post, son muchos los accesorios que les pueden ayudar a lograrlo.

Foto: Hilario Sánchez.

13. ¿Cómo puedo sorprenderla durante la boda?: Cada vez es más frecuente que en las bodas, los novios (ambos) se salten el guión y sorprendan al otro. Buscar la mejor manera para sorprender a su chica se puede convertir en un quebradero de cabeza los días previos a la boda.

14. Por favor, que no llegue a llorar: Aunque para una novia es muy bonito ver que a su chico se le caen lágrimas de emoción cuando ella camina hacia el altar, ningún novio quiere convertirse de manera voluntaria en el nuevo Federico de Dinamarca. Por eso, las plegarias y ojalás relativos a no derramar una lágrima en el gran día suelen cruzar por la cabeza de los chicos en más de una ocasión. No obstante, han de tener en cuenta que, como te contábamos en este post, habrá varios momentos en los que es prácticamente imposible no emocionarse en las bodas que pondrán a prueba su determinación.

15. ¿Cómo será su vestido?: Por mucho que lo nieguen, todos los novios han dedicado al menos un minuto antes de la boda a pensar cómo será el vestido de su chica. ¡Que logren o no adivinarlo o describirlo con un lenguaje inteligible para el resto es otra historia!

Foto: Encarnación Campanario.

Durante la boda

16. Que llegue ya: Ya sabemos que a todas las novias les gusta hacerse un poco de rogar, pero esos son también los peores momentos para el novio que tiene que contener los nervios y aguantar el tipo delante de todos sus invitados. Que a ella no se le haya ocurrido tardar mucho es un rezo constante en esos momentos.

17. ¿Vendrá?: Cuando las novias no tienen en cuenta el pensamiento anterior y deciden retrasarse más de la cuenta el miedo a que ella no venga puede llegar a pasar por la cabeza del novio. Y es que sin duda, que lo dejen a uno plantado en el altar tiene que ser una de sus peores pesadillas.

18. Está preciosa: Es el pensamiento más bonito y más repetido en las bodas. El novio que no puede dejar de mirar a su chica y al que se le ve en la mirada que está obnubilado con ella. Y es que no cabe duda de que si hay algo que no cambia en las bodas es que todos los novios quedan maravillados cuando entra su chica vestida de blanco caminando hacia ellos.

Foto: Mi lima limón.

19. ¡Por fin! ¡Ahora a disfrutar!: Tras el sí quiero, los nervios se acaban y este pensamiento cruza por la cabeza tanto del novio como de la novia. Es cuando de verdad empieza esa celebración relajada con la que llevaban tanto tiempo soñando.

20. Espero no emborracharme: Aunque la barra libre sea tentadora, todos los novios tienen la firme intención de mantener el tipo ante sus amigos y familiares… Otra cosa es que lo consigan.

21. Es genial haber logrado reunir a tanta gente: Es un pensamiento que tienen todos los novios y novias cuando por fin llega el gran día. Y es que después de todo el esfuerzo, ver reunidos a todos sus amigos y familiares es lo que hace que todo merezca la pena.

Foto: Mireia Cordomi.

Y es que, para los novios, los preparativos de la boda y los diferentes momentos hasta el sí, quiero se viven también con intensidad, ilusión, alegría, nervios y a veces incluso los mismos temores que acechan a la novia deseando que todo salga bien. Por ello, las novias deberíamos ponernos un poco más a menudo en su piel y preguntarles (también a nosotras mismas) que es lo que realmente quieren ellos para la boda. ¡Seguro que así es más fácil para los dos disfrutar de los preparativos!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información