ES Inicio
ES

45 cosas a las que siempre deberías decir “Sí quiero”

Hay situaciones en las vida a las que siempre hay que decir SI. Pero un sí de los de verdad y disfrutar con total plenitud de esas afirmaciones que nos harán vivir mejor y ser más felices. Así que para que las apuntes en tu lista de tareas que hacer o simplemente para que veas que en las pequeñas cosas está la felicidad, hemos elaborado un listado de todo aquello a lo que debes decir “sí quiero”, tanto de lo que rodea a las bodas como de la vida en general.

Foto: Mireia Cordomi

1. A bailar como si estuvieras sola aunque estés rodeada de gente y especialmente el día de tu boda.

2. A sonreír sin ningún motivo y a la gente que no conoces y te cruzas por la calle.

3. A madrugar y ver un precioso amanecer y a buscar un lugar especial para ver una puesta de sol.

4. A abrazar a tus familiares y amigos en tu boda y siempre.

5. A decir a todos los que quieres que les quieres.

6. A dar siempre las gracias cuando alguien hace cualquier cosa por ti o tiene un gesto bonito. Y especialmente el día de tu boda que debes agradecer a todos que estén ahí con vosotros.

7. A probar de nuevo una comida o una bebida que crees que no te gusta.

8. A tener momentos de soledad y disfrutar de ti misma. Aprovecha y hazlo unos días antes de la boda y relájate.

9. A viajar, al pueblo de al lado o a la otra punta del mundo pero viajar y conocer lugares nuevos.

10. A leer un libro sin parar hasta terminarlo.

11. A conocer a alguien nuevo, con una sonrisa y abriendo la mente. Nunca sabes quién puede aportarte algo maravilloso.

Foto: Camera Mirage

12. A reír a carcajadas.

13. A andar descalza sobre la arena de la playa o sobre la hierba mojada.

14. A no dejarse llevar por las opiniones de las demás. Sobre todo el día de tu boda, hazla como tu quieras.

15. A pensar en los detalles de tu boda para que sea lo más personalizada posible.

16. A escribir una carta a mano para cada invitado agradeciéndoles que estén ahí. Les encantará.

17. A disfrutar de la boda sin nervios, sin posturas forzadas… solo viviéndola plenamente.

18. A sonreír en las fotos de tu boda, relajados. Y ¿por qué no sonreír siempre en cualquier foto?

Foto: Kiwo

19. A hacer algo a lo que siempre le has tenido miedo.

20. A disfrutar de los preparativos de tu boda como una parte más de la misma, sin agobios ni discusiones.

21. A invertir tiempo en elegir la música de la boda que es una parte imprescindible y a veces es deja olvidada.

22. A prestar ayuda a alguien sin esperar recibir nada a cambio.

23. A viajar sola, descubrirás muchas cosas de ti misma y será una experiencia inolvidable.

24. A hacer el primer baile de casados con una canción que sea especial para vosotros, que signifique algo y con la que bailéis como si estuvierais solos en mitad de vuestro salón.

Foto: Flare Project

25. A escuchar un consejo, sea de quien sea y venga de donde venga.

26. A dar segundas oportunidades y olvidar el pasado.

27. A darse un baño por la noche en el mar o mientras amanece.

28. A hacer partícipes a tus padres de los preparativos y cuando llegue el día, estar pendientes de ellos. Al fin y al cabo sin ellos, no sería posible ese momento.

Foto: Padilla y Rigau

29. A quedar con la gente que hace mucho que no ves y de paso darles la invitación de boda (nada de llamadas, ni emails ni mensajes).

30. A hacer limpieza y deshacerte de ropa y objetos que ya no necesitas.

31. A hacer ejercicio y cuidarse, antes y después de la boda. Y no sólo por estética, también por sentirse mucho mejor.

32. A ponerte retos y objetivos muy altos y luchar por ellos hasta el final.

33. A no dejar nada para mañana que puedas disfrutar hoy.

34. A ver una película en un cine de verano con un bol enorme de palomitas y si es romántica y en pareja, mucho mejor.

35 A un brindis entre amigos.

36. A disfrutar de los preparativos de la luna de miel: buscar destino, lugares especiales para ver, etc.

Foto: Camera Mirage

37. A sorprender de vez en cuando a la gente a la que quieres con algún detalle que les haga sentir especiales.

38. A no salir de la cama en un día lluvioso.

39. A decirle a tu mejor amiga cuánto significa para ti que esté en tu gran día y siempre.

40. A estar un día, un mes o mejor un año sin quejarse por tonterías que no tienen importancia.

41. A olvidarse del reloj y del móvil durante unos días de vacaciones, ¿qué mejor que la luna de miel para hacerlo?

42. A hacer una boda diferente, única y personal. Una celebración que nadie olvidará.

43. A una pedida de mano diferente, sorprendente y a la que sea imposible decir no.

44. A olvidar de vez en cuando el adulto que somos y sacar a ese niño que todos tenemos dentro.

45. A hacer que cada día merezca la pena.

Seguro que no podéis negaros a todas estas cosas. Así que ya sabéis, disfrutad de todo lo bueno que ofrece la vida y especialmente del momento que estáis viviendo con vuestra boda.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información