ES Inicio
ES

5 consejos para que las fotos de grupo en la boda no sean un fracaso

Se acerca el temido momento de la sesión de fotos con los invitados, un momento muchas veces fastidioso e incómodo, y, sobre todo, agotador para los novios, con fotos que en numerosas ocasiones salen mal y que no sirven para nada. Sin embargo, podéis conseguir que esta sesión sea distendida y relajada con unos sencillos consejos que os damos a continuación.

Foto: Elena Bau

1. Elegid el mejor lugar

Sin duda alguna, lo que primero destaca en una fotografía es el lugar en donde está hecha, por lo que, al elegir el espacio de celebración para vuestra boda, lo ideal sería que contarais con un lugar exclusivo como Hotel Talaso Alántico. Un espacio con una ubicación privilegiada en Pontevedra, a orillas del Océano Atlántico, un lugar excepcional con unas vistas increíbles y unos salones de gran elegancia que convertirán vuestra boda en una ocasión inolvidable y las imágenes en pequeños tesoros para recordar el gran día.

Foto: Hotel Talaso Atlántico
Foto: Hotel Talaso Atlántico

2. Fijad un horario, ¡y respetadlo!

Los fotógrafos más expertos aconsejan que las sesiones en grupo no duren más de 15 minutos. Cuanto más tiempo se está posando, más incómodo resulta para los novios e invitados. Es un consejo básico a la hora de organizar todas las fotos en grupo. Para vuestra comodidad, éstas son dos cosas que se deben evitar:

  • Hacer fotos a la salida de la iglesia: es un completo desastre. Nadie escucha al fotógrafo, siempre hay un bolso, una pierna o un invitado que aparece inesperadamente en la foto.
  • Hacer fotos nada más empezar el cóctel: lo más probable es que falte alguna persona que haya tardado más en llegar, que se haya perdido… La sesión se alargará y los invitados comenzarán a impacientarse…
Foto: Momem Fotografía

3. Organizad por adelantado los grupos que queréis fotografiar

Una vez habéis diseñado el timing de las sesiones de fotos viene la segunda parte: escribir todos los grupos con los que os queréis hacer fotos antes del día B. Es imprescindible limitar el tamaño de los grupos, ya que lo más aconsejable es que no excedan de 10 personas. Si, además, organizáis esto con tiempo, podéis hablar con el fotógrafo y así él podrá realizar reportajes más originales y detallados gracias a la planificación.

Foto: Noonu Fotografía

4. Dividid y delegad tareas, y divertíos

Sin embargo, nada será posible sin la ayuda de otras personas que os apoyen. Tanto para el fotógrafo como para los novios, es imprescindible esta ayuda. Lo mejor es designar dos testigos, uno por cada parte, que conozcan a las familias y tengan en mano la lista que habéis elaborado con antelación. Esto permitirá al fotógrafo simplemente hacer las fotos y no perder el tiempo.

Foto: Elena Bau

Una opción también muy buena es prescindir de lo anterior y organizar una especie de barra libre de fotos. Esto consiste en anunciar a los invitados que la pareja tiene unos 20 minutos para hacerse fotos con ellos (un poco más o menos dependiendo del número de personas) y ¡listo! Cualquiera puede venir y hacerse una foto con la pareja.

Foto: Momem Fotografía

Mejor todavía si se pone algo de diversión, un photocall o lo que se os ocurra, ya que los invitados acudirán gustosamente y se tomarán las fotos rápido. Al final resultan prácticamente las mismas fotos que si se hubiera hecho una lista, aunque hay que tener en cuenta que a lo mejor hay que completarlo con 3 o 4 personas que estuvieran ausentes.

Foto: Elena Bau

5. Qué evitar

El mejor momento para hacer estas fotos es probablemente durante el cóctel, ya que después de comer y beber vuestros invitados estarán más relajados y dispuestos a posar. Para que todo salga bien os damos algunas trampas que deberéis evitar:

  • Preparar una lista larguísima con grupos para las fotos. Considerad que para cada foto se necesita como mínimo un minuto, y si empezáis a sumar nunca acabaréis.
  • Delegar en personas a las que nadie conoce. Por eso lo mejor es que dos lo organicen, de esa manera a quiénes unos no conozcan podrán confiar en el otro.
Foto: Momem Fotografía
  • Hacer anuncios con el micrófono: a algunos fotógrafos les gusta llamar a los invitados por megafonía, pero quita la diversión de la boda provocando que eso parezca un supermercado y no un evento elegante.
  • Colocar a los invitados de cara al sol. Es la forma perfecta de que todos salgan con los ojos cerrados; lo ideal es situarlos a un lado.
  • Cuidado con las gafas de sol, bolsos, vasos de champán…
  • Hacer las fotos demasiado cerca o lejos del lugar del cóctel. Si está muy lejos los invitados se tendrán que mover y la sesión se prolongará. Si, por el contrario, si os situáis muy cerca tendréis que esquivar bandejas, empujar un poco…
Foto: Noonu Fotografía

Con todos estos consejos, no hay duda alguna de que todas vuestras fotos saldrán perfectas y todos os lo pasaréis fenomenal cuándo las hagáis. ¡Y además podréis disfrutar de ellas incluso años después de la boda!

No te pierdas los 11 momentos que serán lo mejor de tu boda y las 9 cosas que tienes que saber para no odiar después las fotos de tu boda.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información