ES Inicio
ES

5 cosas que deben aparecer obligatoriamente en tus invitaciones de boda

Las invitaciones de boda requieren cierto contenido que, en una primera impresión, puede parecer obvio. Sin embargo, muchas parejas se olvidan de detalles imprescindibles, cuya ausencia puede causar problemas en ciertos momentos.  Echa un vistazo a estos consejos y no te dejes nada en el tintero.

1. La fecha de la boda

Muy obvio, ¿no? No os creáis. En vuestra cabeza está tan presente todo lo relacionado con la boda que, llegado cierto momento, se da por hecho cada uno de los detalles. El inconveniente de esto es que tus invitados no están inmersos en la vorágine nupcial, tienen sus propios problemas y, a diferencia de vosotros, su vida no gira en torno a tu boda, la cual ha ocupado cada segundo de los últimos meses. Por ello, tus familiares y amigos, sobre todo los que viven en ese pueblo perdido de Salamanca, o en la otra punta del globo, quizá requieren un pequeño recordatorio.

Foto: Comotinta

2. El programa del día

Para que la gente no se pierda o para evitar que vuestra tía abuela os esté preguntando cada cuarto de hora cuándo es el banquete, lo mejor es diseñar un programa pormenorizado en el que todos los acontecimientos aparezcan claramente, con sus horas y localizaciones (claro y con una tipografía grande y apta para todos los ojos) .

La ceremonia, el cóctel, el banquete y la fiesta son los cuatros grandes escenarios que debéis contemplar en dicho programa sí o sí, aunque siempre habrá sitio para vuestros elementos estrella. No obstante, ni se os ocurra poner las sorpresas que tenéis preparadas (“18:00 – Entrega de los regalos especiales para los hermanos de los novios”, por ejemplo). Creemos que le quitaría gracia al asunto.

Foto: We Are – Invitaciones

3. Un mapa

Si no queréis que la prima de vuestra chica/o se quede dando vueltas alrededor de una rotonda, lo mejor será que coloquéis un mapa junto a la invitación para evitar daños, extravíos y consecuencias mucho más graves. Para que todos los invitados a vuestro gran día lleguen sanos y salvos, el mapa es casi tan importante como las alianzas. No obstante, siempre podéis alquilar un autobús y, además de colocar claramente el lugar de recogida (dirección + mapa) en la invitación, establecer una ruta hasta el destino final, pues quizá la gente quiera saber en qué lugar del planeta se encuentra.

Foto: Giset Wedding – Branding para bodas

4. Una posible respuesta

Las invitaciones de boda son elementos que tiene un fin recíproco. Mientras vosotros informáis sobre vuestro evento e invitáis a la participación, ellos deben hacer lo propio contestando a esta petición. De esta forma, os haréis una idea del número de comensales y podréis hacer el esquema mental de las mesas, para evitar problemas con algunos de los invitados, como poner juntos a dos exnovios o colocar juntas a dos tías que no se aguantan.

Para este fin, lo mejor es poner todos los medios de comunicación posibles para estar permanente disponible. El número de teléfono abre una doble vía: la llamada para los más mayores y el whatsapp para los que han abrazado las nuevas tecnologías. También el correo electrónico, la dirección de Skype y, por supuesto, la dirección de correo normal, porque los viejos rockeros nunca mueren. Para que todo fluya, establece una fecha en la que os gustaría recibir la respuesta.

Foto: Always Yours

5. Personalización

Hay dos tipos de bodas. Por un lado, las bodas tradicionales que, además, siguen el mismo patrón desde hace años, desde su estructura hasta el menú de los banquetes. Por otro lado, están las bodas personalizadas, que se salen de la norma e instauran un estilo acorde con los gustos de la pareja, creando celebraciones únicas. En este sentido, os recomendamos que hagáis caso a vuestro corazón y a vuestra cabeza y que las invitaciones sigan la línea que tú marques desde el principio. Además de una bonita invitación, darás a tus asistentes una pista sobre qué se encontrarán en la boda y el estilo que primará en ella. Quizá lo tengan en cuenta de cara a los regalos o en la elección de su vestimenta.

Por otro lado, y para seguir en esa línea, otra opción divertida y muy auténtica sería la de hacer vosotros mismos las invitaciones o diseñarlas desde su punto de partida. El resultado será único.

Foto: Le Blue

Hay detalles que hacen honor al celebre dicho “las apariencias engañan”. En el caso de las invitaciones, su sencilla apariencia física esconde asuntos verdaderamente importantes. Ten en cuenta lo aprendido y no dejes nada al azar.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información