ES Inicio
ES

50 síes y noes sobre tu vestido de novia, antes, durante y después de la boda

El vestido que luzcas el día de tu boda será, sin duda alguna, uno de los más especiales de tu vida. No solo es así por el significado que tiene y porque, para muchas y puede que tu seas una de ellas, es el vestido que llevan imaginando toda su vida, sino también por todas las emociones que rodean a su elección, su compra y, finalmente, su estreno. Desde Zankyou somos conscientes de su importancia y por eso hoy te contamos 50 cosas que SÍ y NO debes hacer y tener en cuenta cuando se trata de tu vestido de novia. ¡Toma nota!

Foto: Volvoreta bodas.

1. Sí a las novias que revisan los catálogos una y otra vez hasta encontrar lo que buscan.

2. Sí a pasarte por un outlet o una tienda de alquiler de vestidos si tu presupuesto es limitado.

3. Sí a que, previamente a tu cita en la tienda, hayas escogido una selección de 4 ó 5 vestidos que quieres probarte.

4. Sí a consultar los precios de los diseños antes de probártelos. No poder comprar un vestido del que te has enamorado tras probártelo es una de las mayores decepciones que puedes sufrir.

5. Pide siempre cita antes de ir a una tienda a probarte vestidos de novia. En la mayoría de los casos no te atenderán si no lo haces así. La diseñadora Raquel Ferreiro dice que lo habitual y más recomendable es contactar con el atelier entre un año y seis meses antes. “No es recomendable ni demasiado tiempo ni poco, ya que corres el riesgo de quedarte sin hueco en el taller, además de que del vestido van a depender otras cosas como los zapatos de novia, el tocado… Si te quedas con poco tiempo vas apurada y este es un proceso que hay que disfrutar”, explica.

Foto: Raquel Ferreiro

6. Sí a las novias que buscan innovar con su vestido de novia y se atreven con los toques de color o incluso con el efecto acuarela.

7. Sí a las espaldas de infarto en los vestidos de novia. ¡Deja que tu atención también se centre en ella!

8. Sí al efecto tatoo siempre y cuando tu cuerpo te lo permita. ¡Ha llegado la sensualidad a las novias!

9. Sí a los vestidos de novia de dos piezas. ¿Por qué ceñirte siempre a la tradición?

10. Sí a las novias que piden a su madre o a una amiga que les acompañe a ver vestidos.

11. Sí, debes escuchar las opiniones del tus acompañantes. Ellos pueden ver cosas que tú no veas en el vestido.

Pero también…

12. Un gran sí para la idea de hacer que tu opinión prevalezca sobre la del resto. Tú y solo tú debes ser quién elija tu vestido.

Foto: Gávila fotografía.

13. Pruébate modelos muy diferentes entre sí. Nunca sabes qué estilo te va a quedar bien.

14. Sí a probarte varias veces un mismo vestido antes de decidirte por uno u otro modelo.

15. Escucha a tu interior: normalmente, cuando te pruebes tu vestido ideal, sabrás que es ese.

16. Sí a las novias que tienen en cuenta el presupuesto antes de tomar decisiones

17. Ten en cuenta el peinado y el tipo de boda que quieres antes de elegir el tipo de vestido que llevarás en tu gran día.

18. Sí a las novias que contemplan la opción de hacerse a medida su propio vestido en una modista. ¡Los diseños personalizados nos encantan! Comenta la diseñadora murciana Cayetana Ferrer que el proceso de confeccionar un vestido de novia es largo, pero también muy bonito y depende de cada mujer. “En la primera cita tú le contarás la idea que tengas, te probarás vestidos para ver diferentes cortes, tejidos, etc. Y, a partir de ahí, comenzaremos a diseñar algo para ti. Cuando tengamos algo claro comenzamos y ya poco a poco con las pruebas vamos dándole forma”, señala.

Foto: Cayetana Ferrer

19. Sí a aquellas novias que quieren guardar el secreto de su vestido de novia y solo van acompañadas de una o dos personas a elegir el vestido y probárselo.

20. Sí a las novias que, siempre y cuando tengan presupuesto, escogen un vestido diferente para la boda y la fiesta. ¡Nos encantan los vestidos de novia!

21. Sí a aquellas novias que buscan un toque más personal y deciden reciclar el vestido de novia de su madre. ¡El efecto vintage nos encanta y es un detalle precioso!

Una vez elegido el vestido…

22. Sí a que te hagas tantas pruebas como necesites. Si crees que debes hacerte alguna más, no dudes en decírselo a la modista. Y recuerda siempre que, la mayoría de los vestidos de novia, para estar bien ajustados, deben impedirte respirar.

23. Sí a aquellas novias que buscan dar un toque diferente a su look con los complementos: un zapato de color o un ramo de novia original.

Foto: The Tarnos.

24. Sí a las novias que apuestan por los complementos como cinturones joya o boleros y chaquetas. ¡Podrás conseguir dos vestidos en uno!

25. Sí a aquellas chicas que bailan en el probador. ¡No hay mejor forma de comprobar que el vestido está bien ajustado!

26. Sí a contratar una sesión de fotos para alguna de las pruebas. Son momentos especiales que después te gustará recordar.

Durante el gran día…

27. Sí a que disfrutes al máximo del momento de vestirte. Acompáñate de tu madre, tus amigas o quién sea especial para ti. Son instantes mágicos que no volverán nunca.

28. Sí a las novias que se hacen miles de fotos con su vestido antes de salir de casa. De frente, de lado, con el velo, sin el velo, con el tocado sin el tocado… Todos esos recuerdos no volverán.

Foto: Mathew Morgan.

29. Sí a que tu vestido de novia tenga parte del protagonismo en tus fotos de recién casada. Podéis haceros alguna tirando el velo al aire, o pedir a tu fotógrafo que capture ciertos detalles de tu vestido.

30. Sí a aquellas novias a las que no les importa que su vestido se manche o incluso se rompa un poco con tal de disfrutar de la fiesta.

Y después…

31. Sí a aquellas novias que ya están pensando en la sesión post boda o trash the dress para volver a ponerse su vestido de novia.

32. Sí a que arriesgues en tu sesión de post boda, con independencia de las posibilidades de tu vestido, y te hagas unas fotos originales en las que tu atuendo tenga buena parte del protagonismo.

Foto: Azaustre fotografía.

NO

A la hora de elegir tu vestido…

33. No a aquellas novias que se obsesionan y acaban agobiadas. Reconocer tu vestido ideal NO es tan fácil como se ve en las películas o en los programas sobre bodas.

34. Recuerda que NO tienes por qué emocionarte ni llorar cuando te pruebes tu vestido.

35. No te decepciones si no encuentras lo que buscas en la primera tienda.

36. No rechaces un vestido solo porque no sea tal y como tenías en mente. Muchas veces, el modelo que menos crees que se ajustará a ti, acaba siendo el elegido.

37. No dejes que las opiniones de tus acompañantes influyan más que la tuya en tu decisión. “Yo siempre les digo a las novias que vengan con sus madres que son quienes realmente las conocen y las que dan buenos consejos. Pero cuando viene mucha gente, sobre todo, amigas o hermanas que no se han casado, lo que tienden es a proyectar su idea de novia en la novia y no ayudan a la novia en sí. Eso lo intentamos controlar en el taller porque es muy complicado hacer las pruebas con muchas acompañantes”, explica la diseñadora Carmen Halffter desde su taller en la capital.

Foto: Carmen Halffter

38. No vayas con una idea preconcebida e inamovible de cómo será el vestido de tu boda. Puede hacer que te frustres.

39. No a aquellas novias que se empeñan en que el vestido les tiene que quedar como a la modelo de la foto. Desafortunadamente, somos mayoría quienes no compartimos su belleza ni sus medidas.

40. No a quienes no se preocupan por su presupuesto hasta que es demasiado tarde y ya se han enamorado de un vestido que no pueden pagar.

Una vez elegido el vestido y durante las pruebas…

41. No pierdas la oportunidad de hacer coincidir las pruebas de peinado y maquillaje con las de tu vestido de novia. Tu look cambiará mucho con los tres elementos juntos.

Foto: Mireaia Cordomi.

42. No te calles si ves que hay algo que no está perfecto una vez que lo arreglen (un tirante que no está tenso, un escote que no se ajusta…).

43. No te olvides de llevar contigo los complementos a las pruebas. Los zapatos, el sujetador  y el cancán (si tu vestido lo necesita) son imprescindibles.

44. No vayas sola a las pruebas. Aunque no te lleves a toda la familia, recuerda que cuatro ojos ven mejor que dos y seis mejor que cuatro.

Durante el gran día…

45. No a obsesionarse con que al vestido no le caiga ni una mancha y quede impecable. Disfrutar de tu boda debe ser la máxima.

46. No a quienes se niegan a recogerse la falda para el baile por miedo a que se rompa. ¡Recuerda que el objetivo fundamental de la boda es que la disfrutes!

Tras la boda…

47. No a aquellas novias que piensan que pueden lavar el vestido en la lavadora de su casa y conseguir que quede como nuevo. Puede que sea la última vez que lo veas de una pieza. La firma Asos, por ejemplo, se encarga de confeccionar cada diseño con sumo cuidado, empleando materiales de calidad y teniendo en cuenta los detalles. El hecho de lavarlo en una lavadora puede hacer que se estropee para siempre y así pierdas uno de los recuerdos más bonitos de tu día.

Foto: Asos

48. No a las novias que no quieren hacerse fotos de postboda por miedo a que su vestido se manche o se estropee. ¡Te perderás uno de los mejores recuerdos fotográficos que podrás tener!

49. Pero también, no a aquellas sesiones trash the dress que tienen como único objetivo la destrucción del vestido de la novia. El vestido de novia es uno de los recuerdos más bonitos que tendrás de tu gran día.

50. No a aquellas novias que revenden su vestido por Internet. Un vestido debería ser algo personal e intransferible de cualquier novia.

Si te ha gustado este post, no te pierdas este otro con las 100 cosas que sí y que no nos gustan de las bodas. ¡Toma nota!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (1)

Todoceremonias
09/09/2016

Hola, os presento nuestra tienda online http://www.todoceremonias.com estamos especializados en vestidos de novia y siempre al mejor precio. La calidad y la confianza están garantizados.
Si quieres lucir un vestido 10 y ahorrarte un dinero, visitanos, disponemos de más de 400 modelos a elegir, todos los estilos, sencillos, corte sirena, corte princesa, rectos, imperio, griego, vestidos de novia cortos, y tallas grandes, desde la talla 32 hasta la 58.
Además realizamos vestidos a medida y si no encuentras el tuyo en nuestro catálogo, aceptamos pedidos por encargo.
Todas las garantias de compra, pues somos una empresa española, sin gastos de aduana (como en páginas extranjeras), y con asesoramiento en todo momento.
Tambien aceptamos un cambio de modelo o talla en caso de no quedarte bien.
Nuestros precios desde 65 hasta 270 euros, pues no tenemos intermediarios. Venta directa desde fábrica.
No lo dudes, visita Todoceremonias.com

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información