ES Inicio
ES

6 consejos para que el vestido de novia quede perfecto

Foto: Concha Molina

En algunos casos, la novia se ve superada por las complicaciones a la hora de elegir el vestido de novia que le quede perfecto. En realidad, no es tan difícil y, en cualquier taller de novia, tendrán que tener en cuenta tu personalidad, estilo de la boda y tu figura, así como las últimas tendencias en vestidos de novia y la moda prevista para la fecha de tu boda. No obstante, puedes llevar mucho adelantado, si tienes en cuenta seis consejitos a la hora de probarte diferentes vestidos para tu boda:

1. Ten en cuenta que el vestido consta de tres partes fundamentales: el busto, la cintura, y la falda. Y que la cintura es justo la parte que da equilibrio a todo el traje. Si te centras en la cintura que será lo que determine el estilo del vestido, será más fácil para ti hacerte una idea de qué añadir o quitar al resto del conjunto.

Potencia tu figura marcando cintura y escondiendo, si fuera necesario, el abdomen, pecho y caderas. Hay mil formas para lograr una cintura estrecha y tapar si hubiera algún otro defecto. En caso de querer aportar volumen a unas caderas estrechas o poco pecho, utiliza lencería para novia que aporta volumen a estas partes del cuerpo. En cualquier caso, céntrate en la cintura, y el resto irá saliendo a medida que te pruebes diferentes modelos.

2. Los tejidos pueden aportar o disimular volumen. En función de tu figura y de lo que quieras esconder, ten en cuenta que hay determinados tejidos que pueden proporcionar mucho volumen, mientras que otros, pueden disimular algunos defectos.

Por ejemplo, telas como la organza, la seda, el satén, crearán más grosor al conjunto, mientras que otros con caída y peso, servirán para disimular y estilizar, como por ejemplo la muselina, el raso o el lino.

Foto: Concha Molina

3. Olvídate del tiempo que hará en tu boda: no puedes saberlo y ni siquiera es importante cuando de una boda se trata. Atrévete a lucir modelos que potencien tu figura, ya que es fundamental y no te arrepentirás. En cualquier caso puedes añadir un abrigo o una torerita unos días antes si crees que puedes pasar frío, pero no renuncies a un vestido que te favorezca en favor de una posible lluvia o de un sol hipotético.

Si quieres tapar tus brazos, utiliza media manga y, para no pasar calor, que sea un poco holgada y de tejidos naturales. Si, por el contrario, los hombros descubiertos o la espalda al aire es lo que mejor te sienta, no te plantees dejar de llevarlo por si llueve, porque una novia puede vestir como quiera en cualquier época del año.

4. Piensa en el estilo de la boda y trata de ser fiel al mismo. No es lo mismo una boda en el campo, que barroca, vintage, urbana, romántica, o de lo más retro. Ten en cuenta también otros detalles como presupuesto, si quieres vestido largo o corto, si aportarás color o prefieres algo más tradicional, si quieres darle un toque de originalidad o aportar rigurosidad, etc…

5. Los complementos deben ser justo eso: algo accesorio. No descuides el calzado, joyas, peinado y maquillaje, así como el velo, mantilla o tocado. Por supuesto, son muy importantes y son piezas del conjunto, pero si quieres que tu vestido sea el protagonista, mejor elegir el vestido que mejor te queda según tu cuerpo y que sabes llevarlo de maravilla, y el resto del conjunto que aporte belleza y naturalidad. Por eso, no abuses de las joyas, ni lleves un peinado o maquillaje demasiado pomposos, o nadie se fijará en el vestido.

6. No olvides tu personalidad. Por mucho que veas un vestido fabuloso que le sienta de maravilla a otra novia o a la modelo de la foto, no te dejes llevar por la moda en perjuicio de tu personalidad y tu figura. Es importantísimo que lleves tú el vestido no que el vestido te lleve a ti. Según tu forma de moverte, la seguridad que tengas en ti misma, y lo acostumbrada que estés a ser el centro de atención, así debe ser tu vestido. Si se nota que el vestido es accesorio, por muy bonito que sea, no lucirá como debe. Mientras que si llevas un conjunto acorde a tu personalidad, parecerá que naciste con él: ¡¡estarás espectacular!!

Por último, no olvides que lo rebuscado, lo ficticio, lo pomposo, resta belleza al conjunto y que la mejor fórmula de belleza y elegancia es la naturalidad y la sencillez. ¡Siendo natural, el triunfo está asegurado!

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información