ES Inicio
ES

7 alimentos que no engordan. Sí, ¡existen!

Comer es un placer, quizá uno de los más extendidos en el mundo. ¿Te gusta comer? A nosotros también y, por eso, te vamos a ayudar a ser feliz moviendo los bigotes sin sentirte culpable. Aunque abogamos por una dieta equilibrada, queremos alegrarte el día mostrándote una ristra de productos que no engordan. Sí, la Madre Naturaleza no es tan mala como tú crees. De hecho, es el ser humano el que se encarga de procesar e infestar de sustancias nocivas la comida, pues la naturaleza siempre ha estado empeñada en mejorar tu salud con productos sanos y nutritivos. ¡Toma nota y ponte el babero!

Foto: Syda Productions

Manzanas

Manzana es la palabra que se utiliza como sinónimo de bienestar físico. “Estoy más sano que una manzana”, suelen decir los que presumen de buena salud. Y es verdad. Esta fruta contiene poca glucosa, a pesar de su dulzor y, por tanto, es perfecta para saciarnos cuando devoraríamos un camión de tortitas.

Las manzanas buenas son como golosinas, tan frescas y acuosas como recién sacadas del agua más pura. Muérdelas con deleite, siente sus notas dulces, llénate de vida natural y, a la vez, disfruta comiendo. Comer manzanas dulces es como beber del nacimiento de un río. Además, las manzanas mezclan magníficamente con cereales de avena, yogures desnatados y miel.

Foto: Africa Studio

Vegetales de hoja verde

La verdura es importante en toda dieta sana. Por eso, los vegetales de hoja verde son perfectos para añadir agua al organismo y no acumular calorías extra, quizá el motivo de esos kilos de más que no consigues eliminar. Las ensaladas son una solución ideal y cuenta con todo tipo de lechugas, escarola, berros, canónigos y espinacas, por mencionar algunas, para colocar la base de tu selva de vegetales y colores. Además, algún tipo de guiso con este alimento tampoco viene nada mal.

Huevo

Una de las mayores fuentes de mitos es el huevo, mucho más que el monstruo del lago Ness. Puedes comer más de tres huevos por semana, por supuesto, ¡incluso 10! Contiene numerosos nutrientes básicos para una dieta equilibrada y se queda en 75 calorías por huevo, siempre y cuando éste no pase por la sartén. Además, es rico en proteínas, vitaminas, minerales y colesterol, pero no es el culpable de que este último suba la tasa de este mal en la sangre. Es una opción muy buena para acompañar ensaladas, desayunos y algún experimento que tendrás escondido en la chistera. ¡No renuncies al huevo!

Foto: Sea Wave

Batidos

Sin azúcar y bajos en glucosa, los batidos son aportes alimentarios excelentes, además de deliciosos. Para deleitarte bebiendo batidos, intenta huir de algunas frutas tropicales, como el mango, la papaya y la piña. ¿Qué te recomendamos para que rebañes el vaso sin sentirte culpable? Sobre todo, los frutos rojos, la esencia de los bosques directamente en tu milkshake de media tarde. Pero también manzanas, peras, albaricoques, higos y pomelos. Hay más, pero estos son algunos aliados para disfrutar de los batidos con la felicidad que supone un cuerpo bello y sano. Sus mejores acompañantes, además del agua (¡es vida, no la juzgues mal!), son el agua de coco y la leche de vaca, soja o almendras. Todo muy sano, no vayas a meter la pata, después de tanta minuciosidad, echando cantidades ingentes de azúcar.

Té verde

Si tienes sed, bebe agua y, si te parece muy sosa, té verde; también es bueno. El mundo del té es un templo de sensaciones con múltiples variantes. En el caso del verde, no solo no engorda, sino que adelgaza, y a una gran velocidad. ¿Cómo? Los antioxidantes que guarda entre sus numerosas sustancias actúan como una buena sesión de running. Tómate uno al día y descubre otros beneficios que guarda entre sus secretos.

Foto: taa22

Melón y sandía

Tan frescos y reconfortantes como un buen baño bajo una cascada, el melón y sandía tienen esencia tropical pero, por suerte, llega a todas partes y muchos se benefician de ellos. Es el refresco ideal para el verano y una alegría para los ojos, acostumbrados a frutas de peor ver como las peras y los plátanos, típicos de épocas de frío.

La sandía y el melón son bajas en glucosa y una fuente de agua gresca y deliciosa para épocas de calor. Hincar un diente en una sandía es una delicia para el gusto y el olfato, más aún si llegas hasta su suculento corazón. El melón es otra oda al regocijo palatal, dulce y con siete míseras calorías por cada 100 gramos. Su almacén de vitamina C supone más de la mitad de lo que necesitas al días, y multiplica sus efectos cuando entra en contacto con la vitamina A, excelente para la prevención del cáncer.

Pechuga de pavo

Quizá lo sabías, pues es el alimento favorito de los enfermos del estómago y las jóvenes promesas del culturismo (o de los que quieren adelgazar un poco, simplemente). Lo que quizá no sabías es que este simple alimento sacia bastante y evitará que vuelvas a la nevera a por el plato de macarrones de esta mañana. ¿Algo más? Todavía no has visto nada: al tratarse de carne, proporciona proteínas; también planta la cara a la celulitis, con excelentes resultados; elimina acumulaciones de grasa y da forma a tu musculatura si vas por el buen camino. Ríete de la pechuga de pavo a partir de ahora, si te atreves.

Foto: AS Food studio

Come, descubre nuevas recetas con los sabores de siempre y cuida tu figura. Aunque parezca extraño, es posible. No te pierdas por qué los alimentos antioxidantes son la clave para llegar radiante a tu boda y las 15 mejores apps de belleza y fitness para tu boda.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información