ES Inicio
ES

8 cosas que ninguna novia quiere que pasen en su boda

Todas las novias, incluso mucho antes de adquirir esa categoría, se han imaginado alguna vez cómo será el día de su boda. Han fantaseado con su vestido, con la entrada en la iglesia, con el beso tras el sí quiero y, por supuesto, con la fiesta con sus amigos tras el banquete. Sin embargo, en esas fantasías, hay varios elementos que nunca entran en juego. Son esas cosas que pueden pasar el día de tu boda, pero que las novias no quieren ni plantearse: lo que ninguna novia quiere que suceda el día de su boda. ¿Cuáles son sus miedos más comunes? ¡Te lo contamos!

Foto: 3 deseos y medio.

1. Fallos en el vestido: Por mucho que hayas ido a la última prueba y hayas visto que todo encaja a  la perfección en tu traje de novia, todas las mujeres que van a dar el sí quiero sienten un miedo “irracional” a que su vestido de novia tenga algún defecto del que no se han dado cuenta hasta el mismo momento en que se lo pongan. Puede ser una mancha, un pequeño descosido, o simplemente un largo o un escote mal adaptados.  Que su vestido no se ajuste a su cuerpo a la perfección es el mayor miedo de cualquier novia. Para acertar, no te pierdas este post en el que te contamos qué debes hacer para elegir tu vestido de novia si no eres modelo.

Foto: Jairo Crena.

2. Que el novio no esté: Es cierto que este miedo cada vez se da menos, ya que las parejas que actualmente llegan al sí quiero lo hacen muy convencidas y, la mayoría, después de haber convivido. Sin embargo, el punto de recelo siempre está ahí. Y es que no puede haber peor pesadilla para una novia que el hecho de que la dejen plantada ante el altar.

3. Lluvia: Aunque haya algunas novias a las que realmente no les importa  que llueva el día de su boda, no es lo normal. Para la mayoría, que las nubes puedan acompañarlas en su gran día  tiene un pase, pero que lo hagan cargadas de agua, suele ser uno de sus peores presagios.  Llevar huevos a Santa Clara cumpliendo con la tradición suele convertirse por ello en un imprescindible para casi cualquier chica que va a pronunciar el sí quiero.

Foto: Femme Gribouillage.

4. Proveedores que no cumplen y decoraciones que no están listas: ¿Y si llegas a la iglesia y no están las flores? ¿O si los invitados no pueden llegar al convite porque falla el autobús? Son problemas que tienen cabida hasta el último minuto en la mente de una novia. Y es que relajarse no es fácil cuando hay tantos factores ajenos a ti que tienen que salir bien. Nuestro consejo, como te contamos en este post, es que contrates a una wedding planner. Ella se encargará de que todo esté listo y hará que desaparezcan todas o la mayoría de tus preocupaciones. No te pierdas este post en el que te contamos qué preguntas no debes dejar de hacerte antes de contratarla.

Foto: Mireia Cordomi.

5. El menú no está en su punto: Como te comentábamos en otro de nuestros posts en el que te dábamos las tres claves para una boda perfecta, el menú es un elemento fundamental para el éxito de la boda. Dado que es algo que se escapa por completo al control de las novias, suele ser un motivo de preocupación para ellas hasta que se sientan a la mesa. ¿Gustará a todos? ¿Estará bien cocinado? Los fallos en el banquete son uno de los grandes quebraderos de cabeza para cualquier novia y uno de los errores que nadie quiere vivir en su día.

Foto: Felipe Luz fotografía.

6. Enfados entre sus invitados: Una pelea entre invitados en medio de la boda es algo ante lo que una novia no puede vivir tranquila. El miedo a que suceda se hace mayor si en la familia hay parientes que no se llevan bien o si recientemente ha habido amigos que han discutido entre ellos. Nuestro consejo: ¡Tranquila! A la mayoría de la gente le da incluso más vergüenza que a la propia novia montar el espectáculo en una boda, por lo que es muy improbable que esto suceda. De todos modos, ten en cuenta que hay personas a las que no tienes por qué invitar a tu boda.

7. Caídas o fallos en el baile de los novios: Se trata de una preocupación que las novias tienen, especialmente, si hay un cierto componente de timidez o de miedo escénico. Si tenemos en cuenta que no es fácil bailar con un vestido de novia, tacones y cuando hay cientos de personas mirándote, que tengas ciertas reservas es algo totalmente comprensible.

Foto: David de Biasí fotografía.

8. Pasarse con la barra libre y que la vean sus invitados: Aunque la boda es una fiesta, tiene elementos un tanto especiales, como que no están solo tus amigos, sino también tu familia e incluso tus compañeros de trabajo y tus jefes. Por eso no es extraño que muchas novias prefieran no beber ni una gota en su boda antes que arriesgarse a “desinhibirse” demasiado y que toda esa gente pueda verla en alguna situación que después querría olvidar.

Y es que, aunque el día de la boda sea uno de los más felices de tu vida, no hay duda de que la presión porque todo salga bien, puede jugarnos malas pasadas los días previos. ¡Intenta relajarte y disfrutar de cada momento! Las cosas, aunque parezca mentira, acaban por salir bien y todos tus miedos y recelos quedan en el olvido como anécdotas.  Y tú, ¿has sentido o sentiste alguno de estos miedos preparando tu boda? ¡Cuéntanoslo!

Fotos: 3 deseos y medio fotografía, Jairo Crena, La Femme Grebouillage, Mireia Cordomi, Felipe Luz fotografía y Davíd de Biasí.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Comentarios (4)

BORDAR&CO
09/06/2015

Muy cierto, Bravo por el Post!

Responder
Luis Lévano
12/07/2015

Felicito a vuestra empresa que asesora y organiza eventos tan delicados COMO ES EL MATRIMONIO.
Es muy cierto que para cumplir con estos 8 mandatos en una boda matrimonial, se necesitan profesionales con mucha experiencias y el cliente debe ser conciente que todo tiene su precio.
De los nuchos banquetes matrimoniales y otros eventos que he preparado durante mi trayectoria culinaria, me he encontrado con clientes que exigen platos superfluos a precio cómodo.
Además, para que todos los invitados estén satisfechos con las comidas a prepararse en un determinado restaurante, es necesario preguntar al cliente acerca de los productos alimenticios que algunos invitados no pueden comer porque son alérgicos, tradicionalistas, vegetarianos o su convicción religiosa no le permite.
Les deseo mucha suerte en vuestra actividad.

Responder
Patricia Olivares
15/07/2015

Muchas gracias por tu comentario Luis y tu información como profesional del sector.

esyumi
10/06/2016

Lo de la lluvia…. sí, todas queremos que no nos llueva en el día pero, por si acaso también hay que conocer el refrán: Novia mojada, novia afortunada ;-)

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información