ES Inicio
ES

Amor a bordo de una vespa: la boda de Cristina y Jordi

Hay bodas que enamoran, que tienen ese algo especial que da la combinación de una elegancia y un estilazo innatos por parte de los novios y un cuidado por los detalles que hace que no puedas dejar de fijarte en cada uno de los rincones en los que se desarrolla el gran día. La boda que hoy os traemos, con fotos de Mónica Carrera, es una de ellas.

Foto: Mónica Carrera.

Para Cristina y Jordi los detalles eran muy importantes en la preparación de su gran día. Románticos al máximo, como ya demostraron en su sesión de preboda a bordo de una Vespa, ambos eran muy conscientes de cómo querían que fuese su boda y de lo que no podía faltar en ella. Y todos y cada uno de esos detalles quedaron reflejados en sus fotos de boda.

Foto: Mónica Carrera.

Para Cristina, como para cualquier novia, su vestido era uno de los elementos más importantes de cara a conseguir el estilismo años 50 que se había propuesto. Se decantó por un modelo de Pronovias con escote corazón y estilo sirena, repleto de encaje y con un cinturón joya a juego. No podía estar más guapa con él.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Como complementos, apostó por unos zapatos azul klein de Lola Cruz, con los que también quedaba cubierta la exigencia de que toda novia luzca algo azul en su gran día. El ramo, por su parte, combinaba rosas blancas y rosas en una mezcla perfecta para crear un bouquet romántico y elegante. Y como joyas, Cristina no se olvidó de su anillo de compromiso, adquirido en Tiffany and Co.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Raffel Pagés fue el encargado del maquillaje y la peluquería y, por lo tanto, de hacer que Cristina brillase como nunca en el día más importante de su vida. Con esa idea de un look años 50, el estilista acertó de pleno al apostar por los labios en rojo Valentino, a juego con las uñas de la novia y por recoger su pelo en un moño con un ligero tupé. Un tocado con un velo estilo francés fue el toque final que hizo que Cristina derrochase glamour vintage en su gran día.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Por su parte, Jordi también tenía claro que estaría guapísimo para el día de su boda. Así se lo propuso y eso fue lo que consiguió con un traje negro que complementó con un chaleco y una corbata en color gris perla.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

La Finca Els Comdals fue el escenario que los novios eligieron tanto para la ceremonia civil como para la celebración posterior del convite. A su llegada, los invitados empezaron a descubrir los miles de detalles que Cristina y Jordi tenían previstos para su boda, detalles que ellos mismos habían preparado y en los que la vespa que habían usado para su preboda tenía un papel muy especial.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

La cámara de Mónica Carrera capturó varios de los momentos más especiales de la boda: las lágrimas de emoción de la novia, las sonrisas y miradas intercambiadas entre los novios…

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Y como no, tras el enlace Mónica Carrera fue también la encargada de acompañar a la pareja mientras se hacían sus primeras fotos como marido y mujer.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Mientras tanto, los invitados disfrutaban del cóctel, a cargo de Cal Blay, quienes también colaboraron en la decoracióny del resto de detalles preparados para ellos. Mesas de firmas, seatings personalizados en manzanas, preciosos centros de mesa estilo rústico elaborados con tarros de cristal y paniculata, notas personalizadas para cada invitado, diferentes rincones temáticos… ¡Allí donde mirasen había un detalle!

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Tras la cena, llegó el momento del baile de los novios, y de seguir disfrutando con el photocall y con el detalle que los novios habían preparado para sus invitados: cup cakes de Golden Cupcake con los que poder endulzarse durante la fiesta.

Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.
Foto: Mónica Carrera.

Y es que cuando los novios cuidan tanto los detalles de su enlace, el resultado solo puede ser una boda como esta, que enamora nada más verla. ¡Enhorabuena a los novios y gracias a Mónica Carrera por compartir con nosotros su trabajo!

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la elegante boda rústica de Denise y Albert, también de esta fotógrafa, ni la boda en la playa de Nerea y Pedro, una bloguera y un fotógrafo de bodas.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información