ES Inicio
ES

Amor heladero: la boda de Cintia y José

Cintia y José se conocieron a través de una amiga común, que los presentó en una salida para hacer escalada. Seis meses después, se reencontraron haciendo senderismo y fue entonces cuando comenzó una historia de amor que acabaría en una boda llena de detalles fotografiada por Rafa Galán y decorada con mimo por el equipo de Paloma Cruz Eventos.

Foto: Rafa Galán fotografía.

Confirmando que lo suyo estaba claro desde el primer momento, José no tardó en declararse. De hecho, seis meses le bastaron para saber que Cintia era la mujer de su vida y para pedirle matrimonio en las Islas Phi Phi (Tailandia). “Fue todo muy romántico, en un lugar paradisíaco, ya que al hotel solo se puede llegar por barco”, recuerda Cintia.

Deseando, como cualquier novia, lucir más radiante que nunca el día de su boda, Cintia se puso manos a la obra para encontrar el vestido que mejor se adaptase a ella. Lo encontró en un modelo de Aire Barcelona con escote corazón y falda tipo princesa que ella misma se encargó de personalizar con un cinturón joya.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Como buena novia, Cintia no descuidó ni sus zapatos ni su ramo. Los primeros, de color lavanda, fueron un regalo de una amiga que mandó que se los hicieran a medida en Vincent. El ramo, por su parte, era obra de La Trastienda y estaba elaborado en tonos lavanda, rosa y verde y compuesto, entre otros, por rosas y paniculata. Su anillo de compromiso, un anillo de oro blanco de una amiga (su algo prestado) y unos pendientes de swarovski regalo de su suegra, fueron las joyas elegidas por Cintia para la ocasión.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Para un día tan especial, Cintia confió en Paloma Bautista para el maquillaje en tonos muy naturales aunque dando protagonismo a la mirada con un eyeliner y en una de sus mejores amigas para el peinado, un semirrecogido que dejaba suelta gran parte de su morena melena.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

La ceremonia tuvo lugar en la Finca El Torrero (Alicante) hasta donde llegaron los novios junto a sus padres y padrinos. Los invitados, pronto pudieron comprobar los miles de detalles de decoración creados para la ocasión por Paloma Cruz, inspirándose en la tradición heladera de la familia de los novios, que poseen la heladería El Xixonenc.

“Queríamos hacer un guiño a la profesión familiar en la ceremonia civil. Hicimos sus iniciales con guirnalda de verde y flor, para nuestro altar de troncos naturales y caída de telas en colores nude y tierra. La elegante silla tiffany blanca daba la luminosidad que queríamos proporcionar, y para los pétalos utilizamos conos de galleta, esos que tantas veces hemos comido en verano en las heladerías. Los colgamos de cada silla, rellenos, esta vez no de helado, si no del aroma de las flores, que también se utiliza de vez en cuando para fabricar helado”, explica Paloma Cruz.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Pero además de descubrirse la espectacular decoración, en la ceremonia también se vivieron momentos muy especiales, con las miradas de los novios, o sus lágrimas al escuchar algunos de los discursos, que quedaron inmortalizados para el recuerdo en las imágenes de Rafa Galán.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Tras el sí quiero y la lluvia de pétalos y arroz, los novios recibieron las felicitaciones de sus invitados y se hicieron sus primeras fotos como marido y mujer.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Mientras, en la Finca El Torrero, sus invitados disfrutaban del cóctel, a cargo del cátering Murri, y descubrieron el resto de detalles y sorpresas que los novios habían preparado para ellos, con una tarta dedicada  a esa primera escalada en la que se conocieron incluida.

Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.
Foto: Rafa Galán fotografía.

Y finalmente, cómo no podía ser de otro modo, llegó el momento del baile, para el que los novios escogieron el tema Yo no me doy por vencido, de India Martínez: “una canción que no solo nos encanta sino que también tiene mucho que ver con nuestra historia”, apunta la novia.

Foto: Rafa Galán fotografía.

Y es que hay bodas en las que la alegría de los novios se contagia, detalle a detalle a sus invitados y la de Cintia y José fue sin duda una de ellas. ¡Enhorabuena a los dos y gracias por compartir con nosotros vuestro gran día!

Si te ha gustado este post, no te pierdas la boda de ensueño de Erika y Ion en el País Vasco, ni la de Eva y Borja, una boda llena de detalles amenazada por la lluvia.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información