ES Inicio
ES

Así es tu cuerpo, así debería ser tu vestido de novia

Muchas veces tenemos un auténtico flechazo con un vestido de novia, pero más allá de ese primer amor, tenemos que ser conscientes de si ese vestido es para nosotras. Porque, por muy bonito que sea, puede que no nos siente como pensamos que nos va a sentar. Y es que el vestido de novia nos quedará mejor o peor según sea la forma de nuestro cuerpo.

Porque nuestro vestido perfecto será aquel que consiga que nos sintamos cómodas tal y como somos, con lo mejor y lo peor de nuestro cuerpo. Es cuestión de encontrar el vestido de novia que encaje perfecto y nos haga sentir más bellas y atractivas aún. ¡Así que, comenzamos!

1. Cuerpo redondo

Lo ideal sería que para el día de tu boda elijas un escote en V o de corazón, un vestido ni muy ajustado ni muy pomposo. Te favorecerán los drapeados así como alargar tu silueta con una cintura alta y con una falda que fluya por el cuerpo.

Foto: David Christian

2. Cuerpo en triángulo invertido

Es importante restarle amplitud a la espalda, hombros y pecho. Para ello, recurre a escotes más cerrados, faldas amplias con apliques para crear volumen y cinturas ceñidas. Lleva la atención a las caderas, así al elegir un vestido estrecho por la parte superior y amplia en las caderas, te ayudará a verte más estilizada.

Foto: Jesús Peiró

3. Cuerpo rectángulo

Deberás evitar los vestidos muy ceñidos, de líneas rectas, mangas cortas, vestidos con escotes cuadrados y vestidos sueltos o caídos que cuelgan de los hombros. En cambio acude a los vestidos entallados a la altura de la cintura, llamando la atención hacia arriba, utiliza escotes en V para estilizar y alargar la figura, sin tirantes o de hombro descubierto. La falda no debe de ser excesivamente larga y opta por telas con líneas verticales ya que tienden a adelgazar. Evita los cuellos redondos o cuadrados así como también el uso de collares muy cortitos.

Foto: Cayetana Ferrer

4. Cuerpo pera o triángulo

Crea equilibrio llamando la atención sobre la mitad superior, para ello lo mejor es elegir vestidos de novia línea A, no tan ceñidos para que no resalten demasiado las caderas sobre el resto del cuerpo, por ello el corte de princesa te favorecerá enormemente. Las mangas, los drapeados y adornos en la parte superior de tu vestido te ayudarán a balancear tu figura. Elige escotes de un hombro, sin tirantes, con cuello en V.

Foto: David Christian

5. Cuerpo reloj de arena

Tu figura es equilibrada así que elige resaltar tus curvas naturales y luce tu figura con un vestido de novia corte sirena o tipo tubo. También puedes elegir un modelo que deje ver tus hombros.

Foto: Pronovias

Un último apunte y no menos importante. Si tienes un escote corto y un pecho grande, tendrás la línea de escote más corta de todas, no deberás saturar esa zona con adornos y deberás ampliar tu escote. Sin embargo, si tienes un escote largo y un pecho pequeño te permitirás poder adornar más esa zona para poder crear más volumen y curvas más femeninas.

Teniendo estas ideas claras, ya puedes acudir en busca del vestido de novia de tus sueños con el que deslumbrar. ¡Suerte!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información