ES Inicio
ES

Atrévete con una tarta de boda ‘kitsch’

La pastelera Janet Mohapi Banks ha creado este 'cake' de 300 rosas. Foto: Sugar and Spice.

Desde que Alaska y Mario Vaquerizo celebraron su enlace e hicieron a todo el mundo partícipe de él con su reality, pusieron de moda el estilo nupcial kitsch. Te proponemos que des a tu enlace un toque barroco con una tarta de este estilo para crear un momento gypsy, divertido y difícil de olvidar.

Para conseguir un efecto kitsch se prefieren las creaciones ostentosas. ¡Cuantas más alturas, mejor!  Piensa que, en inicio, Alaska y Mario buscaron una de 18 pisos para poder cortarla con espada aunque finalmente se quedaron con una creación de 5 de los pasteleros madrileños Keyks.

Pastel con plumas de Victoria Made. Foto: Janet Mohapi Banks.
Pastel joya con perlas de Victoria Made. Foto: Victoria Made.
Tarta con textura cerámica de Veronica Made. Foto: Victoria Made.

Busca tonalidades fuertes y con grandes contrastes. El color rosa es imprescindible pero se puede conseguir el mismo efecto incluso con el tradicional blanco si se presta mucha atención a los motivos decorativos y a los volúmenes (siempre desbordantes). Una verdadera tarta kitsch debe tener infinidad de elementos en los que poder pararse a observar; una cascada de flores, perlas o incluso plumas, como los espectaculares pasteles couture de Victoria Made o las impresionantes tartas de boda de Janet Mohapi Banks.

Los maestros pasteleros suelen llamar a estas creaciones 3-D cakes o sculptural cakes (tartas esculturales). Existen auténticos maestros en este arte, como la neoyorquina Sylvia Weinstock. Las celebridades han quedado conquistadas por sus tartas y confían siempre en ella para los eventos más elegantes.

Creación barroca de Sylvia Weinstock. Foto: Sylvia Weinstock.
Espectacular tarta 'kitsch' de Sylvia Weinstock. Foto: Sylvia Weinstock.

Weinstock confiesa en su blog que ‘un pastel es una parte esencial de un ritual de fiesta. Como resultado, una torta es algo más que un postre: se trata de una decoración, un arrancador de la conversación, un telón de fondo para las fotos’. Y estos son justo los efectos que se pretenden conseguir con una tarta kitsch: un momento en el que todo el mundo (sin excepción) hablará de ella, un recuerdo fotográfico poderoso y un toque excesivo con el que llenar la sala de estilo.

¿Quieres más ideas? Inspira tu boda en la película María Antonieta

También puedes echarle un ojo a dulces y tartas para bodas en Barcelona.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información