ES Inicio
ES

¿Quieres tener esta cara de felicidad y relax el día de tu boda? Descubre lo que una wedding planner puede hacer por ti

Organizar una boda es algo muy importante, y no valen segundas oportunidades ante tal acontecimiento. Es por ello que las parejas se ponen muy nerviosas pensando en cómo hacer todo lo que les gustaría.Hay novios que son más resolutivos que otros, y es por ello que se manejan muy bien en el proceso previo de organizar su boda, y únicamente les falla el conocimiento completo del sector nupcial.

Detalles que marcan la diferencia en las bodasSaber más sobre “Detalles que marcan la diferencia en las bodas”
Detalles que marcan la diferencia en las bodas. Foto Jose Luis de Lara

El desconocimiento del sector, hace que los novios tengan que dedicar más tiempo en la localización de sus proveedores de boda, y en algunos casos no saben a ciencia cierta si realmente han contratado a los que mejor se ajustan a sus necesidades. Contar con un wedding planner que te asesore y guíe durante todo el proceso es la mejor solución para evitar pérdidas de tiempo, dinero y discusiones entre la pareja.

Como wedding planner siempre intento explicar a todas las parejas que nuestros servicios deben verlos como punto de partida para saber cómo serán los tiempos para cada cosa relativa a la boda, se programa y cuadra su agenda con la de los preparativos de la boda, de esta forma irán tomando decisiones más rápidas y con menos presión, y no se olvidarán de ningún trámite o detalle.

El momento más importante es, sin lugar a dudas, el día de la boda y en segundo lugar los días previos, donde la necesidad de contar con un profesional es imprescindible para la salud de los novios y la familia más cercana. Es tanta la presión que sufren las parejas al pensar en el día de la boda, que se bloquean, pero es normal, un evento de tal magnitud no se celebra todos los días.

Refrescantes mojitos para la llegada al coctel de los invitadosSaber más sobre “Refrescantes mojitos para la llegada al coctel de los invitados”
Refrescantes mojitos para la llegada al coctel de los invitados. Foto Jose Luis de Lara

Los días previos hay que reconfirmar con todos los proveedores que participaran el día de la boda (cura o maestro de ceremonia, lugar de celebración, catering, peluquero, maquillador, fotógrafo, video, floristería, coche de alquiler, conductor autobús, hotel de los invitados, etc.) y por supuesto no olvidar de recoger vestido de novia, chaqué del novio, padrino y testigos, alianzas, arras, detallitos para los invitados y otras muchas cosas para el gran día.

El día B, comienza muy temprano para la wedding planner, ya que necesitamos reconfirmar todos los espacios y verificar que no hay ningún cambio de última hora, comprobar que los novios se encuentran bien, y poco a poco verificando que todo va saliendo según nuestro planning.

Si la boda es de tarde, los novios pueden disfrutar de un desayuno en familia tranquilo, incluso poder hacerlo con amigos o familiares que hayan venido desde otras ciudades, se darán un relajante baño, y deben hacer una comida ligera pero siempre es recomendable que lleguen con algo en el estómago, pasarán muchas horas hasta que llegue el cóctel.
Posteriormente, llegarán al domicilio de la novia o lugar donde se cambie la peluquera, maquilladora, fotógrafo, video y el ramo y prendidos. Obviamente y como todo estará planificado todos ellos llegarán en los horarios previstos, al igual que el chofer que conducirá a la novia y padrino hasta la ceremonia. Por otro lado el novio también tendrá la visita del fotógrafo y video, y también le recogerá otro chofer.

Mientras que los novios disfrutan de estos privilegios de tranquilidad, tanto en el lugar de la ceremonia como en el del banquete, ya estará todo preparado, ante la atenta supervisión de la wedding planner, que también ha pasado por el hotel donde se alojaban los invitados y donde todas las mujeres han sido peinadas y maquilladas por varios profesionales, y finalmente les habrá pasado a recoger el autobús que les conducirá hasta la ceremonia.

La novia disfrutando con sus damas de honor antes de la bodaSaber más sobre “La novia disfrutando con sus damas de honor antes de la boda”
La novia disfrutando con sus damas de honor antes de la boda. Foto Jose Luis de Lara

Antes de la llegada de los novios a la ceremonia, ya están preparados los niños que forman el cortejo nupcial, el dúo musical ya está ensayando, los anillos, las arras, las cestas con el arroz y pétalos, y todos los testigos y personas que van a leer están debidamente informadas de sus posiciones.
Igualmente en el lugar de celebración está todo tal cual los novios deseaban, la decoración con temática “Londinense” ha quedado plasmada en todos los lugares por donde la boda se desarrollará. Todas las mesas están adaptadas con los últimos cambios de los invitados que cancelan su asistencia, las tronas y espacios para los más pequeños, las sorpresas para invitados y novios.

Son muchísimas las cosas que hay que tener previstas para la boda, y contar con un buen profesional hace que las parejas disfruten de los preparativos sin presión, sin nervios, y obviamente del día de la boda, donde serán participes de cada momento con familiares y amigos sin que nada les distraiga negativamente.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información

Autor invitado

Soli Blanco de Wedding Factory

Experta en organización de bodas