ES Inicio
ES

Cómo confeccionar el menú de tu boda con marisco

Entre las diferentes opciones existentes en una cocina tan rica y diversa como es la española, surge una alternativa muy querida en el norte de nuestro país y que puede aplicarse, no obstante, a cualquier región debido a que tiene muchos seguidores y permite muchas y buenas variaciones. A la hora de elegir mariscos para el menú de tu boda, ten en cuenta los siguientes condicionantes para no equivocarte.

Un menú de boda a base de marisco. Foto: La Chalota

Al tratarse de cocina de mercado, es muy difícil tener un precio cerrado hasta el día de la compra del marisco. Ten en cuenta que las oscilaciones pueden ser realmente notables. Pide una orientación para estar segura de que pagas un precio justo.

El marisco congelado es una fabulosa opción. Si no estamos en puerto de mar, es imposible que nos intenten vender un marisco fresco para la boda, ya que el marisco, como los pescados, permanece en barcos frigoríficos hasta que llega a puerto. De esta forma, podemos acceder a mariscos del Pacífico, más económicos que los del Atlántico o Mediterráneo, y también de sabor muy atractivo. Que no te eche para atrás la opción congelada. Muy pocas veces el pescado o marisco que nos venden en la pescadería es fresco, y es igual de fabuloso que si lo acabáramos de pescar nosotros mismas, opción imposible por otra parte.

Los crustáceos de caparazón duro, como los centollos o los bueyes de mar, pueden resultar desaprovechados si no sabemos cómo degustarlos correctamente. Es mejor ir a lo seguro y ofrecer opciones fáciles de comer, como gambas, langostinos, langosta, carabinero y cigala. Además, estos mariscos están disponibles todo el año debido a que se crían con acuicultura.

Aunque los expertos suelen aconsejar no acompañar salsas para el marisco, se puede ofrecer una salsa holandesa, o una mayonesa suave elaborada con leche evaporada y lima, especialmente si servimos ciertos mariscos como complemento de una ensalada de primer plato.

Si optamos por mariscos sólo como parte del aperitivo, las mejores opciones son almejas, ostras horneadas o los camarones preparados al estilo andaluz. No olvides el maridaje con un buen vino. Los más adecuados son los Chardonnay o los Sauvignon Blanc, así como los vinos gallegos Albariño, Ribeiro blanco, O Rosal o Mencía tinto, entre otros. Por supuesto, el champán es una maravillosa opción que casa a la perfección con mariscos y pescados.

Por último, piensa que hay muchas personas alérgicas al marisco por lo que conviene hablar con el maître para que tenga preparado un plan B en estos casos.

¿Sabes cómo organizar un banquete de bodas paso a paso?

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información