ES Inicio
ES

Cómo elaborar un menú de boda saludable

Organizar una boda es, sin ninguna duda, una tarea que requiere pensar y atender multitud de detalles. Desde el momento en que damos el “sí” comienza una carrera contra reloj para decidir donde haremos la celebración, cuántos serán los invitados, cómo será el vestido y, por supuesto, cuál será el menú de nuestro banquete. Hasta hace algunos años era frecuente que el menú de una boda se caracterizara por la abundancia: mil y un platos salían uno tras otro para que nadie terminara con la sensación de no haber comido suficiente. El problema más frecuente era la posterior indigestión de los invitados.

Foto: Luis Tenza

No conviene olvidar que lo principal, para que nuestra celebración de boda sea un éxito, es conseguir un ambiente mágico y pensar en agradar a nuestros invitados y, para ello, lo ideal es pensar no sólo en la cantidad sino sobre todo en la calidad y en el pequeño detalle.

Actualmente, cada vez existe un mayor número de personas que cuidan día a día su estado físico y su alimentación, así que ya que deseamos que todos nuestros invitados se sientan a gusto, ¿por qué no pensar en crear un menú de boda saludable introduciendo aperitivos, platos y bebidas llenos de vitaminas, nutrientes y menos calorías de lo habitual?

Foto: David Fernández

Cóctel de bienvenida

Es frecuente comenzar el banquete de celebración con un cóctel de bienvenida a nuestros invitados. Una buena idea es que además de las tradicionales bebidas como refrescos, cerveza o vino, incluyamos zumos de frutas, té helado y refrescantes smoothies.

Foto: Cristina Cañibano

Para picar existen multitud de aperitivos saludables como crudités con hummus, tostadas con crema de queso fresco y salmón, montaditos de berenjena, gazpacho, brochetas de melón con jamón y brochetas de langostinos, piña y salsa rosa. También puede ser una gran idea, según sea el gusto de nuestros invitados, crear el rincón del sushi y de las ensaladas.

Primer plato

Algunos ejemplos de primeros platos saludables serían, una crema fría tipo vichyssoise o un sorprendente plato de gazpacho de frambuesas. Otra opción a considerar podría ser un carpaccio de carne o un tartar de atún.

Foto: Momenta Bodas

Segundo plato 

Lo ideal es apostar por carne de ave o pescado en lugar de la tradicional carne roja, que como todo el mundo sabe es más rica en grasa. Se pueden crear platos deliciosos con estos alimentos que son más saludables y menos pesados, especialmente teniendo en cuenta que en una boda se come, en general, más cantidad que en nuestro día a día.

Postre

Además de la tradicional tarta nupcial ¿por qué no incluir también una opción sana como un helado de té verde o unas brochetas de fruta para sumergir en una divertida fuente de chocolate negro? Un postre muy rico y sano, ¿qué más se puede pedir?

Foto: Yeray Cruz

Como veis pueden existir menús deliciosos y muy saludables. Solo se trata de adaptarlos al gusto de nuestros invitados y disfrutar del día de nuestra boda.

Y si quieres que el banquete de tu boda no se eternice, pincha aquí y descubre cómo conseguirlo.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información