Cómo elegir la canción para entrar en la Iglesia

musica

Si eres una novia tradicional, quizás hayas soñado con la Marcha Nupcial de Wagner o de Mendelssohn, o con Pompa y Circunstancia de Edward Elgar, las piezas clásicas, casi obligatorias en cualquier boda. Y lo cierto es que las marchas tienen la gran ventaja de poseer un compás bien energético, que marca el ritmo para que la novia entre a la Iglesia.

La entrada de la novia acompañada de estas marchas es una costumbre relativamente moderna que se remonta a la boda de la princesa Victoria de Inglaterra, con el príncipe Federico Guillermo de Prusia. Generalmente las novias buscan su canción de entrada dentro de un repertorio clásica, ya que es lo más adecuado para la ocasión y para el clima de ceremonia que se busca generar.

Si bien algunas novias son más transgresoras se inclinan por diferentes opciones como bandas sonoras de película, Enya o los Rollings Stones, muchas iglesias no permiten poner música que no sea sacra, ya que no consideran que tenga que ver con el sentido de lo que se está celebrando. Por eso si estás pensando en alguna canción de este estilo lo mejor será que hables con el párroco de la iglesia en la que te vayas a casar para que te dé su aprobación.

Escribir un comentario