ES Inicio
ES

Cómo elegir el destino ideal para vuestra luna de miel

A la hora de contratar la luna de miel conviene tener en cuenta algunos tips para no arruinar el viaje más importante de vuestra vida. No sólo no habrá otro viaje igual, sino que, seguramente, destinarás un importe considerable a éste ya que se trata del colofón de tu boda y no hay mejor forma de rematar un capítulo tan importante que realizando un viaje con tu pareja que recuerdes toda tu vida.

Foto: Nautalia – Shanghai

Puedes seguir estos consejos a la hora de elegir destino:

1. La temporada de tu boda. Ten en cuenta que hay destinos demasiado populares en temporada alta. Quizá no sea la mejor opción para un viaje en el que no va a ser cómodo esperar largas colas o encontrarse con que aparecen turistas por todos lados en vuestras fotos. Además, será más difícil encontrar buenas habitaciones de hoteles y vuelos económicos. Es el caso de destinos como Italia, Francia, Caribe o China. Mejor evitar visitarlos de junio a octubre, durante la temporada alta de bodas.

2. Vuestra experiencia a la hora de viajar. Si habéis realizado muchos viajes, no seréis muy impresionables con las diferentes costumbres y con las tradiciones de otras culturas. Con la actual globalización, es difícil encontrar prácticas medievales, aunque sí hay hábitos que pueden chocar con los vuestros.

Si es el primer viaje que realizáis fuera de vuestro país, evitad países como India, Myanmar, Nepal o algunas zonas de África. Si sois unos intrépidos viajeros, evitad el típico viaje de “no salir de la tumbona” o terminaréis más aburridos que una ostra. Para este tipo de viajes, hay agencias especializadas y merece la pena consultarles, como Nautalia, Exoticca o Viatum.

También puedes decidir no hospedarte en un hotel y reservar un apartamento en el lugar que elijas buscando, por ejemplo con Wimdu.

Foto: Nautalia – Bahía de Halong

3. Vuestras preferencias personales. Hay parejas que prefieren playa, otras son más urbanas y optan por visitar ciudades y su oferta cultural, mientras que a muchos novios les gustan las zonas naturales, como parques, espacios abiertos y lagos. En este último caso, los parques naturales de Estados Unidos son la mejor opción. Costa Rica y Australia también son buenos ejemplos de la naturaleza en estado puro.

4. Presupuesto destinado al viaje. Tened en cuenta que Europa es un destino caro a la hora de trasladar vuestros gastos allí. Tanto la comida y bebidas que consumáis, como taxis o cualquier medio de transporte, son partidas muy caras, por no hablar de los regalos o los impuestos que aplican en algunos hoteles. América o Asia son destinos más económicos. A vuestra vuelta, lo agradeceréis.

5. Tiempo del que disponéis. Si tan sólo tenéis diez días para el viaje, no os empeñéis en conocer siete ciudades, o no veréis ninguna de forma apropiada. Si tenéis la suerte de disfrutar de tres semanas, quizá sea el momento de visitar un país con ciudades más importantes o que más os van a gustar. Debéis saber que, en cuanto salgáis de Europa, perderéis casi dos días sólo en los trayectos.

Conviene tener en cuenta que hay ciudades que sólo necesitan un par de días, como Venecia por ejemplo, mientras que otras, como una luna de miel en Nueva York, requieren una semana para verla y disfrutarla a tope.

Foto: Nautalia – Taj Mahal

6. Tolerancia al calor, comidas, mosquitos. Hay países donde el calor puede llegar a ser insufrible prácticamente todo el año, como es el caso de Jordania, Emiratos Arabes, Arabia Saudí o Kuwait. Estos maravillosos países son más agradecidos de visitar en invierno.

En cuanto a las comidas, no todo el mundo es muy atrevido a la hora de probar ciertas comidas o algunas formas de condimentar ciertos alimentos. Asia es un destino difícil para la gente que no tolera bien las comidas exóticas. Y, si visitáis Africa, no olvidéis vacunaros, aunque tendréis que prepararos para ver y recibir a bichos de todo tipo. Muchas veces son del tamaño de algunos pájaros que estamos acostumbrados a ver por aquí.

Foto: Nautalia – Pirámides de Giza, El Cairo

Conviene familiarizarse con las leyes locales y costumbres de los países que vayáis a visitar y, especialmente, no olvidéis disfrutar al máximo y dedicaros tiempo el uno al otro. La boda os ha dejado exhaustos, y ahora disponéis de tiempo de calidad para vosotros dos.

¡No olvidéis el pasaporte!

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información