ES Inicio
ES

¿Cómo organizar tu boda paso a paso?

¿Estás pensando en casarte? ¿No sabes cómo organizar este día tan especial y cuánto tiempo de antelación necesitarás para preparar este gran evento?

Una vez decidido qué tipo de boda queréis a continuación os dejamos una guía que os puede ayudar a organizar vuestro gran día y aseguraros que no se os olvida nada.

Como organizar tu boda. Imagen vía Asos

Sigue leyendo y encontrarás respuestas a todas tus preguntas de la mano de Maite Vega bloguera de belleza y moda de Ponte Guapa Hoy y Moda en Provincias y Anna Cuevas especialista en moda de una popular web de bodas en España, que destaca por colgar los vestidos de fiesta y novia, y nuestra experta en bodas y protocolos Sira Antequera de Si!Quiero Wedding Planners quien comparte con nosotros sus consejos profesionales sobre cómo organizar una boda con éxito.

1. ¿Cuánto tiempo crees que se necesita para organizar una boda?

Maite: Desde luego creo que no hay un tiempo estipulado, depende mucho de la boda que desees celebrar y del número de invitados que quieras llevar. Si quieres contratar muchas cosas, eres meticulosa y quieres ofrecer detalles originales y te gusta mirar mucho pues, seguramente, necesites un año más o menos para prepararlo todo. Y si no, creo que con tres-cuatro meses sería suficiente. Y si contratas una wedding planner, pues el tiempo también es menor.

Anna: Pues depende del tipo de boda, de la cantidad de invitados o del lugar en el que queramos casarnos (no es lo mismo la disponibilidad de Santa María del Mar en Barcelona que de una iglesia convencional). Pero normalmente y si todo va según lo previsto, yo calcularía como mínimo 6 meses.

Sira: Depende mucho de cada pareja. Estoy acostumbrada a plazos muy variables. Tenemos parejas que se lo plantean con un año y medio y otras que se deciden en dos meses. Acabo de hacer la boda de Miguel Ángel Jiménez, el golfista, en menos de cinco semanas y ha sido un éxito. Nuestros plazos profesionales pueden ser tan cortos como sea necesario, pero a veces los novios quieren un tiempo más largo. Sobre todo, si quieren una fecha concreta y cerrada, es bueno que se planteen un margen más amplio, para poder acceder a todo lo que desean en ese día.

2. En el 2014, qué crees que es más popular, ¿casarse por la iglesia o casarse por el juzgado?

Maite: Casarse por la Iglesia sigue teniendo adeptos, bien por ser creyentes o porque, simplemente, la boda queda más vistosa, aunque las bodas por el juzgado van aumentando y más si eres reincidente.

Anna: Aquí en España, en la actualidad, hay muchos más enlaces por lo civil que por la iglesia. Y parece que la tendencia va a más.

Sira: Creo que en nuestro país la tendencia sería más religiosa, muchas bodas que terminan siendo civiles lo son por ciertos requisitos católicos. Pero hay más búsqueda de lo religioso de lo que terminamos percibiendo. Hacemos bodas en espacios al aire libre: playa, jardines…  y eso obliga casi siempre a que sean civiles.

3. ¿Casarse con un traje de novia o con un vestido de fiesta?

Maite: Yo siempre voy a defender el casarse con un vestido de novia, aunque aquí tengo que añadir al respecto que muchos de los diseños de los vestidos de novia de las últimas temporadas se parecen más al típico traje de fiesta que a un vestido de novia. Personalmente, no me gustan nada los vestidos con escote palabra de honor.

Anna: Ya que se trata de un día único, mejor con un traje de novia (aunque no sea convencional) y en todo caso después cambiarse y utilizar un vestido de fiesta.

Sira: Potencio que la novia saque su personalidad, que haga en su boda aquello que ella es realmente. Y eso supone planteamientos muy muy diversos. Me encantan las novias con vestido de fiesta blanco. Las veo maravillosas con vestido de novia en color. Creo que lo importante es que cada una encuentre su estilo y la moda en este sentido ayuda, porque hay mucha opción. Si me preguntas por mis gustos personales, en vestido de novia me encantan los voluminosos muy vaporosos y románticos. En cortes de vestidos más de fiesta me quedo con formas muy minimalistas y sofisticadas, con cortes más estructurados y ajustados a cuerpo.

4. ¿Casarse de corto o de largo? ¿de blanco o con otros colores?

Maite: Siempre de largo. Aunque en algunas colecciones se vayan introduciendo vestidos cortos, porque hay gusto para todo el mundo, aún no he visto a ninguna novia casarse con ninguno de este tipo y resultan un tanto, no diría ridículos, pero sí poco convencionales. En cuanto a colores, me gusta el blanco, beige o los blancos rotos, no de otros colores. En todo caso, si hay que añadir alguna nota de color sería en algún adorno del vestido, pero no en el vestido entero.

Anna: Pues también depende del lugar. No es lo mismo casarse en una gran catedral que en la playa o rodeado de naturaleza. Cada lugar requiere un “dress code” diferente. Aunque en tema de colores, sí que me decanto por el blanco.

Sira: Me encanta que una mujer encuentre su propio estilo de novia. He tenido novias vestidas de negro y en color oro, y por supuesto en tonos pasteles. De largo y de corto. Y creo que, igual que en la forma de vestirse a diario, de novias no hay un estilo único. Eso es algo fantástico que es una novedad de la moda de los últimos años, incorporar todo tipo de opciones en la boda. Yo he visto malestar en niñas que creían que estaban obligadas a ponerse cosas que nunca habrían elegido en su día a día. Hay que huir del disfraz.

5. ¿Vestido de palabra de honor, manga corta, chaquetilla, o sin mangas?

Maite: Como he dicho antes, me niego a casarme con un vestido de corte palabra de honor. Los prefiero con mangas, porque arman más, sientan mejor y disimulan muchos defectos de escote y brazos.

Anna: Personalmente, ninguno de ellos. Mi escote preferido es el tipo halter y con la espalda descubierta. Pero esa ya depende de cada uno y del tiempo.

Sira: Creo que hay muchos escotes poco explorados. A priori no soy una amante del vestido palabra de honor. No es el más favorecedor y hemos sufrido una saturación. Hay preciosos escotes en la espalda, cuellos más elaborados, mangas en mil variedades… Esas son opciones a tomar tras un análisis de la propia figura. No se trata solo de lo que gusta como idea, sino qué favorece: altura, talla de pecho, largo de cuello, tipo de brazos, figura… todo ello nos facilita que sean unos u otros cortes los que nos queden mejor.

6. ¿Zapatos de novia blancos tradicionales, botines o zapatos de tacón?

Maite: En este aspecto ya no me importa ser más innovadora, ¡incluso introduciría algún color! Me quedo con unas buenas sandalias de tacón.

Anna: Por supuesto, ¡zapatos de tacón!

Sira: Me inclino por las sandalias originales y contrastadas con taconazo. Creo que la novia que nunca lleva tacón debe elegir otra cosa, para poder sentirse cómoda y disfrutar. Hay opciones bellísimas en mil estilos y marcas con colores nuevos y maquillajes, oros y platas, incluso colores intensos y hasta negro. Obras de arte para completar un vestido único.

7. ¿Qué crees que es lo más importante para organizar una boda con éxito?

Maite: Que se pongan de acuerdo ambas partes. Definir el presupuesto del que dispones y elegir entre el número de invitados o lugar de celebración.

Anna: Pensar en los invitados, en qué les puede gustar, en hacer que pasen un día inolvidable, en sorprenderles… Al fin y al cabo, lo mejor de una boda, lo que más se recuerda con el paso de los años son los momentos felices compartidos con la gente a la que quieres.

Sira: La gestión de los tiempos. Siempre digo que -a pesar de las imágenes tan bonitas que puedes ver de nuestro trabajo-, lo mejor de nuestras bodas no se ve. Es el ritmo, lo fluido de los tiempos, sin esperas, sin cansancios, los invitados disfrutan. Este es un punto que sin tener una buena wedding planner no se tiene, porque los tiempos son un elemento de trabajo solo de las profesionales. Los novios no pueden trabajarlo. Y es un pilar fundamental del día de la boda. Es evidente que la puesta en escena es importante, que esté bonito, pero es muy secundario respecto del primer punto. Mantener la emoción de los novios y los invitados, como si estuvieran en una burbuja (tan delicada como una pompa de jabón, y cuidando de que no se pinche), es el objetivo con el que trabajo.   

8. ¿Qué detalles no debemos olvidar?

Maite: Por supuesto, las alianzas, las flores, los pajes, las invitaciones… esto es lo más fundamental.

Anna: Uf, en una boda mil cosas. Pero insisto, lo fundamental es pensar en pasar un día inolvidable con los invitados, ¡disfrutar!

Sira: Lo único imprescindible es disfrutar. Mantener la sonrisa, recordar que estamos celebrando que nos queremos y no permitir que nada estropee eso. Y una buena wedding planner ayuda a que el día sea único.

9. ¿Se siguen llevando las cintas y adornos en el pelo? ¿Pelo suelto o pelo recogido?

Maite: Para mí, lo que más me gusta es el pelo recogido. Donde se ponga un buen moño, que se quite todo lo demás. No obstante, hay novias a quienes el moño no les favorece, por lo que es mejor que lleven el pelo suelto, ondulado y recogido de un lado o con las famosas trenzas que tanto se llevan ahora. Y casi es mejor que la novia lo lleve lo más natural posible y, en ningún momento, vaya disfrazada. Ahora hay una nueva tendencia que se ha trasladado también a las novias y es llevar tocados y/o sombreros en el pelo, al igual que las invitadas y también es una opción que me gusta.

Anna: Para el año 2015 se van a llevar muchísimo las coronas de flores con el pelo suelto, pero entiendo que no a todo el mundo le gustan o le pueden quedar bien.

Sira: El pelo ha ganado en frescura. Aunque las trenzas ya saturan, los peinados “undone“, los desestructurados, los informales, son el estilo dominante. Porque recogen la filosofía de peinado actual: naturalidad. Con un toque romántico. Me gustan mucho algunas joyas, broches o pulseras adaptadas para el pelo. Y me encanta el pelo suelto.  

10. ¿Se lleva partir la tarta nupcial y dar los muñecos?

Maite: Lo de partir la tarta parece que es una tradición que debe seguir, por lo menos para salir en la foto de recordatorio, y los muñecos se quedan para los novios. La tarta es mejor partirla en la cocina del banquete.

Anna: Soy de las que prefieren partir la tarta de bodas.

Sira: La tarta aparece y desaparece constantemente. Las tartas de estilo británico han sido una tendencia de juego y estética para las novias que buscan ese “momento corte” que no es para todas. Yo les planteo siempre si quieren ese momento de protagonismo o no. Creo que esa es la clave. Hay novias que lo adoran y otras que no pueden con ello. Y aquí otra vez, hay que personalizar. Los muñecos han desaparecido de las mesas de tartas casi completamente. Este año nosotras hemos tenido unos porque a la novia le regalaron una Barbie y Ken con los mismos vestidos que ellos (incluso los pendientes y joyas). Fue muy divertido.

11. ¿Qué debemos saber sobre el primer baile?

Maite: Pues hay que estar preparados. Esta es otra tradición en la que los novios deberían participar y haberse aprendido previamente, para que no quede patosa su ‘actuación’. La novia debe de abrirlo con el padrino y posteriormente el novio debe hacerlo con la madrina y así sucesivamente. La elección de la música ya es otro cantar, pues según los gustos de los novios se opta por el clásico vals vienés o ya otras melodías que tienen un significado especial para ellos.

Anna: Que es un momento muy especial tanto para la novia como para el padre de la novia. Por ello mucha gente hace coreografías muy elaboradas, pero yo prefiero algo mucho más espontáneo.

Sira: Indudablemente que hay que dar unas clases. Porque el novio si no, pasará el día nervioso anticipándose y luego seamos realistas: decenas de cámaras están grabando y no serán piadosas.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información