ES Inicio
ES

Cómo sobrevivir a una boda lluviosa: 6 maneras de hacer que sea inolvidable

Probablemente uno de los mayores temores de muchas novias sea que llueva a cántaros el día de su boda y se les estropee el vestido, el peinado y el maquillaje que con tanto mimo habían preparado. Un situación que los novios que se casan en meses de calor como junio o julio, en teoría, no sufren, preparando la celebración perfecta al aire libre. Para aquellos que os casáis en épocas de posibles lluvias hemos recopilado los mejores consejos para que vuestra boda sea, incluso en un día lluvioso, un día inolvidable.

Foto: KeisyandRocky

1. Los paraguas, obligatorios

El pronóstico del tiempo es sombrío y no hay muchas esperanzas de que el sol vaya a acompañaros en un día tan especial. Ha llegado el momento de equiparos con paraguas para vosotros y vuestros invitados. Es lógico que los novios dispongan de uno para trasladarse, pero es importante también facilitarlo a los invitados. De ese modo, aunque la lluvia los sorprenda, podrán ir tranquilos y con calma sabiendo que están bien protegidos, y os lo agradecerán enormemente.

Foto: Laura Chacón

Hoy en día hay numerosos proveedores de sombrillas y paraguas que trabajan directamente con los lugares de celebración de bodas. Por eso, cuando el tiempo no acompañe, es fundamental instalar toldos, carpas y preparar lugares cerrados para así poder disfrutar de la fiesta sin acabar empapados.

2. Chubasqueros y chaquetas

Incluso con paraguas es importante asegurar que vosotros y vuestros invitados permanecéis secos. Una opción fácil y cómoda consiste en hacer por Internet un pedido de ponchos y chubasqueros, que puede llegar rápido a casa y usarse sin problemas para el día de la boda. Así, aun en caso de que sople un viento huracanado, estaréis a resguardo. Con paraguas y chubasqueros podéis tener la certeza de que no os mojáis con la lluvia y de que tu vestido de novia quedará inmaculado.

Foto: Nicola Capilli

3. Maquillaje y peluquería waterproof

Aunque el día no fuera lluvioso, el empleo de maquillaje waterproof es prácticamente un imprescindible para todas las novias, ya que lo más seguro es que acaben derramando alguna lágrima con tantas emociones. Esto es aún más básico en días de lluvia, ya que ésta te puede arruinar el rostro incluso sin haber llorado. Por eso, asegúrate de que tu estilista tenga preparada una buena máscara y un buen spray para el cabello resistentes al agua para un día de lluvia y viento.

Foto: Momem Fotografía
Foto: Momem Fotografía

4. Tacones antideslizantes

Con cualquier tormenta cerca no puedes dejar de preguntarte: ¿aguantarán mis zapatos o me resbalaré? Sobre todo al hacerte las fotos, tendrás que tener mucho cuidado para no deslizarte y caer. O al pisar la hierba; es muy probable que ésta esté embarrada y no sea la mejor idea.

Para la novia es aconsejable buscar unos zapatos que, o bien tengan ya suelas antideslizantes, o bien se puedan adaptar de alguna forma para que la suela no resbale. Pero además de llevar protección en las suelas, también se puede optar por “construir” tacones para la lluvia. Mediante tapones de plástico es posible crear unas tapas para los tacones que te protejan de las caídas. Esto se puede adoptar con facilidad en situaciones de emergencia y garantiza cierta seguridad.

Foto: Franjul
Foto: Keli&Salo

Por otra parte, pensando en tus invitadas, puedes encargar protectores de tacones de plástico para facilitar sus pasos. Es una idea original y diferente como detalle para las mujeres que sin duda volverán a usar para futuras ocasiones.

5. La localización

En numerosas ocasiones, a los novios ni se les pasa por la cabeza que la lluvia pueda hacer acto de presencia el día de su boda y arruinar los escenarios que tenían previstos. Lo más desconsolador es que frente a la climatología no se puede hacer nada, sólo cabe aceptarla.

Foto: El Prisma Blanco

Por ello, es muy conveniente tener una opción B preparada de antemano, aunque pueda parecer una locura. ¿Hay en el lugar de la celebración un bonito espacio cerrado? ¿O es necesario cambiar de lugar? No dejéis esto para última hora, ya que si cambia el emplazamiento puede hacerlo también la ruta de los invitados y, por tanto, su transporte.

Foto: Invernadero del Pazo de Santa Cruz

6. Las fotos de la boda

Los recuerdos que os llevaréis de la boda son, al final, las fotografías. ¡No tengáis miedo de la lluvia! En colaboración con vuestro fotógrafo podéis obtener unas imágenes únicas y realmente especiales, con emplazamientos que de otro forma no se habrían obtenido, y demostrar que incluso con lluvia vuestra boda puede ser inolvidable. Conoce los trucos de cómo salir guapa en las fotos de tu gran día.

Foto: El Prisma Blanco

Puesto que ya sabéis que se dice que “después de la tormenta llega la calma“, considerad la lluvia como una señal que anticipa la felicidad de vuestro matrimonio. Así que, a pesar de los contratiempos, ¡ojalá tengáis una boda maravillosa, con sol o con lluvia!

Por contraposición, descubrid además cómo sobrevivir a una boda al aire libre en verano: kit básico para invitadoscómo preparar tu viaje de novios para que sea inolvidable.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información