ES Inicio
ES

Consejos útiles a la hora de contratar el catering para tu boda

A la hora de elegir un catering hay que tener en cuenta preferencias y presupuesto. Vuestros gustos son importantes, pero también los de vuestros invitados, en líneas generales. Evidentemente es una cuestión personal que exige además otras consideraciones.

Foto: Josep Gallardo

El aperitivo o cóctel previo a la comida o cena ha de servirse a la llegada de todos los comensales y servir para abrir el apetito, por lo que han de tenerse en cuenta las cantidades. De nada sirve saciar a los invitados con una gran cantidad si aún queda todo el menú por degustar. El cóctel suele durar entre 30 y 60 minutos y, una vez finalizado, los invitados pasarán al lugar reservado para la comida o cena.

Debéis elegir, además, productos de la talla de WMF para disfrutar de una experiencia gastronómica inigualable. WMF hace que la cocina, la comida y la bebida sean todo un acontecimiento. ¡No dudéis en elegir un catering que esté a la altura!

Las bebidas han de ser variadas y sencillas. A la hora de realizar la prueba de menú, ésta debe hacerse junto a los vinos elegidos para que el maridaje sea perfecto y transmita el sabor de forma idéntica a cómo será el día de la boda. Fíjate en la forma de presentar los platos y pide que sea exacta a tus sugerencias. Si las guarniciones no son de tu agrado, trata de modificarlas con el consejo del maître. En el caso del Catering Chinchón por ejemplo sus elaboraciones son de cocina de autor y de fusión, pero los platos pueden personalizarse para conseguir que sean tal y como vosotros deseáis.

Las propuestas demasiado imaginativas, tales como cocina oriental, algunos mariscos o la caza, se pueden integrar en el cóctel, por ejemplo mediante puestos ambulantes o foodtrucks que dejen impresionados a vuestros invitados.

Foto: Catering Chinchón
Foto: Catering Chinchón

A la hora de servir la mesa, hay dos estilos que proceden de la etiqueta del siglo XVIII y otro, más moderno, de principios del siglo XX y que fue popularizado, a partir de los años 50, por los hoteles de más categoría de las grandes capitales europeas. Estos son los tres estilos para que elijáis el que más os guste:

1. A la francesa: elegante, muy formal, aunque resulta algo lento dado que el comensal se sirve (debe tener mucha destreza con los cubiertos) mientras los camareros sostienen las bandejas. La ventaja es que los presentes pueden elegir la porción y variedad que deseen.

2. Estilo de los Zares: de origen ruso en el que los camareros sirven todos los platos aunque el comensal elige si quiere más salsa, guarnición, etc.

Foto: Catering Chinchón

3. Moderno: el chef monta y emplata todo en la cocina y, de esta forma, salen los platos decorados de forma atractiva e impactante. Es el sistema más rápido aunque el comensal no puede elegir la cantidad que desea ni la guarnición.

Foto: Catering Chinchón

Dos ideas que debes tener en cuenta es que el seating plan tiene que ser visible y dejar claro dónde debe ubicarse cada invitado, además por supuesto de que los meseros se puedan ver desde otro punto del lugar de celebración, con el objetivo de que los invitados no se molesten entre ellos. Por otro lado, sabed si el catering se encarga de los centros de mesa y optad por verlos antes para elegir el más acorde a la celebración y no olvidéis echar un vistazo a las tendencias de boda de 2016¡Conseguiréis una boda única!

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información