ES Inicio
ES

Cuando cada invitado es también fotógrafo (o cómo NO competir por la mejor foto de la boda)

Foto: Treyvon Martin

Hace un par de meses, Laura y Guillermo repartieron en su boda postales con instrucciones para sus invitados para que pudieran descargarse la aplicación WedPics. Después de su luna de miel, la pareja inmediatamente entró en WedPics y encontró cómo doscientos ‘fotógrafos’ habían subido cerca de 4.000 fotos de su boda y que, además, habían compartido en diferentes redes sociales a la velocidad del rayo.

Lógicamente,  jamás pensaron que sus fotos de boda circularían por la red mientras ellos estaban de viaje. Aunque no tomaron medidas, sí hubo algún enfado que otro ya que la pareja consideraba que esas fotos no debían salir del círculo más íntimo.

Otros novios en Manchester, Hilary y Bruce, optaron por una opción más tradicional, al menos en términos de medios sociales: crear un hashtag en Instagram y colgar ellos las fotos que determinaron más interesantes, con permisos tan sólo para los invitados a la boda y algunos amigos más.

Hay cerca de 900 millones de personas en el mundo, con edades comprendidas entre los 18 y los 34 años, que han crecido con Internet y están acostumbrados a hacer crónica de absolutamente de cada cosa que les ocurre en su día a día. Para ellos es habitual  fotografiar cada evento de su vida, sin consultar a los demás si quieren estar implicados en las redes sociales, o si quieren aparecer siquiera en las fotografías que van a compartir en su Facebook.

Foto: Treyvon Martin

Si los novios animan a sus invitados a que fotografíen cualquier cosa en la boda, aquellos tienen que saber que sus fotos van a terminar por alguna parte de la red. Antiguamente, algunos invitados llevaban una cámara, y hacían alguna que otra foto, mientras que los fotógrafos profesionales contratados por los novios siempre son muy cuidadosos con la privacidad.

Hoy en día, cualquier Smartphone puede hacer mejores fotos que muchas cámaras digitales de hace cinco años, por lo que cualquiera puede convertirse en un ‘fotógrafo de boda‘ sacando instantáneas de cualquier detalle que, quizá para los novios, sea íntimo.

Compartir fotografías se ha convertido en un hábito casi obligatorio para cualquiera que tiene una cuenta en Facebook, Twitter o cualquier red social. Y esto puede molestar a algunos novios, que consideran que sus fotos son para compartir con sus familiares y amigos, y no con gente que no está invitada a la boda y a los que, entre otras cosas, quizá ni siquiera conozcan.

Dentro de esta nueva ola de innovación, además, estaría el tema de la irreverencia dentro de las Iglesias. Aparte de las fotos y del molesto flash, ya en demasiadas ocasiones se oyen todo tipo de tonos durante la liturgia. En las ceremonias civiles igualmente hay invitados que cierran negocios o comentan a otro familiar la boda en directo.

Ante estos hábitos intrusivos y tan poco considerados con los novios y el resto de invitados, ya hay parejas de novios pidiendo a su organizadora que recoja los teléfonos móviles antes de la ceremonia, o colocando cestas para dejar los dispositivos de todo tipo (cámaras, teléfonos, tablets…) en la puerta de la Iglesia, y recogerlos una vez termina la misa.

Cuando se pierden las formas y el respeto, algunos novios se ven obligados a tomar medidas desesperadas que, en muchas ocasiones, no gustan a algunos invitados. Si existiera educación y cultura de teléfono, todo sería más fácil. Hasta entonces, los novios seguirán buscándose las mañas para lograr una boda íntima si ese es su deseo.

 

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información