ES Inicio
ES

10 Detalles de última hora para una boda perfecta

¡No te olvides de nada en tu gran día! Foto: Alea Lovely

Estás a punto de dar el ‘sí quiero’ y crees que lo tienes todo controlado, pero hay algunos detalles que se te resisten y podrían arruinar tu boda si no los repasas y les dedicas unos minutos. Lo ideal es no dejar nada al azar, y prever un plan B para cada situación, evitando así cualquier tragedia.

1. Organiza tu vestido de novia de forma que lo recojas o te lo envíen con tiempo de sobra. A pesar de que en la última prueba estaba impecable, no olvides realizar una última prueba en tu casa con la lencería y zapatos definitivos. Por supuesto sé muy cuidadosa y revisa si hay algún hilo colgando o si necesita plancha por algún lado. Cuélgalo de un gancho del techo y totalmente tapado con una bolsa para ropa, hasta el día de la boda.

2. Lencería para el día de la boda. Muchas novias olvidan que, aparte del vestido, debajo deben llevar la lencería justa para que sea invisible y no se marquen las costuras. La lencería deberías comprártela en la segunda prueba del vestido como muy tarde, para llevarla siempre contigo en las siguientes pruebas. El día de la boda, póntela limpia, después de haberla guardado en papel de seda opaco -no deja pasar la luz y evitas decoloraciones-, separada del resto y con el encaje totalmente protegido. Puedes perfumar tu ropa interior poniendo flores secas o membrillos dentro del mismo cajón, pero evita perfumar directamente la ropa con un spray o con perfume, o se quedará cerco en el tejido, y además el olor, tras varios días, resultará poco agradable.

3. Tratamiento de belleza. No dejes para última hora este tema, ya que no existen los milagros de un día para otro. ¡Empieza a preparar tu piel y tu cabello unos seis meses antes de la boda y notarás tu piel fresca y totalmente preparada para el día D!

4. Prepara el equipaje para la luna de miel. Los días previos a la boda son la locura, y muchos novios no caen en que, justo después de la misma, viajarán al destino de su viaje de novios. Muchas veces, las maletas se preparan nada más volver de la boda, cansados, y con muchas emociones en la cabeza. Arregla tu equipaje un día antes, y déjalo todo a punto, justo para meter las cosas en la maleta y estarás lista en apenas media hora y no olvidarás nada.

5. Qué hacer con tu pelo después de la ceremonia. Prevé un plan B para tu cabello tras la ceremonia. Después de las emociones, los abrazos y las idas y venidas, piensa en si el mismo peinado que te han hecho horas antes va a aguantar. Si crees que el recogido va a terminar en un desastre total, suéltatelo o péinalo de forma cómoda para que resista el resto de la noche.

6. Vestido para bailar. Si eres una novia que no quiere pasar toda la noche con el mismo vestido y prefieres estar cómoda durante el baile, no dejes para el final este detalle, ya que te costará encontrar el vestido perfecto. Un par de meses antes, céntrate en el tipo de vestido que quieres, y si lo vas a comprar o prefieres que te lo hagan a medida.
Acuérdate de los complementos, los zapatos, y de la lencería igualmente.

7. Vestido para el día después. Hay vida después de la boda, por lo que te aconsejo que pienses en qué llevarte si te vistes fuera de tu casa, puesto que al día siguiente no es muy aconsejable salir con el vestido de novia del hotel donde te has vestido, o de la finca donde habéis pasado la noche.

8. Neceser de la novia. Dispón un kit de supervivencia con un cepillo de dientes, unas horquillas, desodorante, maquillaje, tiritas, un costurero improvisado, alfileres, toallitas, medias de repuesto, etc… por lo que pueda pasar y dáselo a tu madre o a alguien que lleve bolso y se pueda hacer cargo si lo necesitas durante tu día. ¡Nunca se sabe!

9. Lista para el DJ. Si no has preparado una lista o un pen drive con la música que queréis, el DJ tendrá que improvisar y puede que sus gustos no coincidan con los vuestros. No olvidéis organizarle la lista y darle las instrucciones precisas para que todo el mundo salte a la pista.

10. Tarjetas agradecimiento para tus invitados. Acuérdate de agradecer los regalos según los vas recibiendo para, de esta forma, poder irte tranquilamente de viaje con todo hecho. Envía tarjetitas personalizadas, manuscritas y agradeciendo, de forma expeditiva, el regalo. Si lo dejas para cuando vuelvas de viaje, se te acumulará el trabajo y el mensaje de agradecimiento perderá su razón de ser.

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información