ES Inicio
ES

Enamórate perdidamente antes de los 30: razones de por qué hacerlo

Durante la juventud podemos experimentar un mundo de sensaciones sin miedo a equivocarnos, como si estuviéramos en una montaña rusa, viviendo toda la adrenalina que puede llegar a provocar el amor. Una de las lecciones que se aprende con El Diario de Bridget Jones es que la vida de las mujeres a partir de los 30 puede resultar una comedia, en temas amorosos. Esto no significa que a partir de entonces no puedas enamorarte, sino que la pasión y la vitalidad es mucho más fuerte cuando cuando estás en los 20. En Zankyou te presentamos 10 razones para enamorarte antes de los 30. ¡Vale la pena!

Fotografía: F2Studio

1. Vives todo con mayor intensidad

Antes de los 30 estás repleta de pasión y entrega y en muchas ocasiones no llegas a medir las consecuencias que esto pude acarrear. No hay nada más bonito que amar de verdad y entregarse con todo el corazón. De hecho, se nos permite sentir todo sin controlar los sentimientos. Además, que no te importe mostrarte tal y como eres, sin prejuicios y permitiéndote sentir más.

Fotografía: Tamara Ruibal

2. Sin miedo a la aventura

En la veintena todavía estás descubriendo lo que te gusta y lo que darías por conseguir aquello que te motiva. Por ello, no tengas miedo a viajar como una “mochilera”, organizar un viaje totalmente improvisado, hacer deportes extremos, ir a festivales de música o, simplemente, disfrutar del amor. En esta etapa aún estás descubriendo lo mejor de la vida, por lo que este es el momento ideal para enamorarse.

Fotografía: Álvaro Sancha

3. Hacer planes juntos

A los 20 se es más libre de creer en proyectos propios y de soñar. Si te caes, te vuelves a levantar con mucha más fuerza. La imaginación no tiene límites antes de los 30 y esto aumenta cuando estás completamente enamorado. Los pensamientos suelen viajar a proyectos futuros y ellos se unen a tu pareja: la casa, los hijos o la convivencia. ¡Sueña, planea y ama de verdad!

Fotografía: Blanco y Caramelo Photography

 4. Hablando de sentimientos

No tendrás vergüenza de declararle tu amor a tu pareja, a cada instante. Mensajes, besos, abrazos... Cualquier muestra de cariño en el momento más inesperado fortalecerá la relación con tu pareja. Aun así, nada de esto terminará con tus ganas de querer estar las 24 horas del día a su lado, y nunca sería el tiempo suficiente. ¡Sin miedo al amor!

Fotografía: Mya Photographie

5. Lo importante es la compañía

Si tu pareja te invita un fin de semana al campo, antes de los 30, lo último en lo que vas a pensar es en la falta de comodidades: la falta de baño, el tiempo, los bichos y muchas cosas más que el simple hecho de estar con tu pareja. A los 20 lo más importante no va a ser el cómo, dónde, cuándo y por qué, sino lo único importante será estar a su lado. La aventura en compañía es mucho mejor.

Fotografía: Antonio Galealba

6. Sin prejuicios

Durante la juventud la cabeza está completamente libre y abierta para conocer el mundo: a las personas, otras culturas y, de paso, adquirir valores. A partir de los 30, muchas veces ya se tienen prejuicios con respecto a algunos temas. Si no cuentas con una postura radical, tu corazón estará completamente libre para sentir y amar sin juzgar a nadie. La mente y el cuerpo caminan juntos cuando el amor llama a tu puerta en la veintena.

Fotografía: Enfok2

7. Mucha alegría

Esas tardes de risa, muchas veces sin explicación, son verdaderos tesoros que ocurren en tu juventud. La alegría y la vitalidad será tan grande que no entenderás tu risa durante todo el tiempo. Esto no significa que no tengas preocupaciones, sino que nada tiene que ver con las preocupaciones y los dolores de cabeza propios de los 30. Con alegría y optimismo cualquier situación difícil parece tener una salida más fácil.

Fotografía: Señor y Señora Smith

8. Los mejores planes

Aunque en la juventud escasee el dinero, cualquier plan sencillo junto a tu pareja podrá ser un gran plan. Una tarde paseando, ver la televisión o ver películas románticas y divertidas para disfrutar en pareja, hablar, reír… Lo de menos es el plan, lo importante es estar juntos. Los momentos románticos muchas veces aparecen en los momentos más simples, porque a los 20 sabes aprovechar cualquier momento juntos sin preguntar que ocurrirá mañana.

Fotografía: Sergio Gisbert

9. ¿Decepciones amorosas?

Aunque hayas pensado que la persona con la que estabas era el amor de tu vida antes de que todo terminara, aunque hayas llorado durante varios días y aunque hayas perdido el apetito, de amor nadie muere. La lección más importante que se aprende con las decepciones amorosas es que al final todo pasa, que nada es el final definitivo, simplemente es el cierre de un etapa. Un día te despertarás y  volverás a enamorarte locamente.

Ftografía: McClure Fotografía

10. Arriesgarse

Cuando eres joven te arriesgas más en todos los aspectos, incluido en el amor. Esto te ayudará a conocer tus límites, a aprender de ti y descubrirás lo que eres capaz de hacer por ser feliz junto a tu pareja. Si te arriesgas y sale mal, al menos lo has intentado. Tienes mucho que ganar y poco que perder.

Fotografía: Marie Marí

Aunque no existe la fórmula de la felicidad completa, cada persona tiene sus propias experiencias. Estas son algunas de las razones para que te enamores antes de los 30, pero lo más importante es que disfrutes de la juventud y sueñes con lo que quieras, porque los sueños no tienen límites.

También te invitamos a leer: ¿Cuál es la edad perfecta para casarse? o 12 cosas que juraste que nunca harías cuando tuvieras pareja y que acabas haciendo.

 

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información