ES Inicio
ES

La boda de Cecilia y Mariano: Gospel, violines y un vestido de terciopelo

Tener una boda mágica, un día de ensueño que siempre recordarás con ilusión cuando veas las fotos, es lo que sueña toda novia. También era el sueño de Cecilia y Mariano, los protagonistas de esta boda, captada por las cámaras de Momenta Bodas, en la que ningún detalle pasó desapercibido y en la que tanto los novios como sus invitados derramaron alguna que otra lágrima de emoción en más de un instante.

Foto: Momenta bodas.

Para Cecilia, la implicación en la organización comenzó con el vestido. Para el día más importante de su vida se puso en manos de Basaldúa, que captó de inmediato su personalidad y lo que ella buscaba: un diseño sencillo y de líneas puras pero que, sin embargo tuviese los detalles necesarios para dejar a todo el mundo boquiabierto. “La idea de vestido que propusieron crear para mí me pareció simplemente perfecta. Un diseño de líneas muy sencillas y totalmente uniforme, con un toque muy especial que me sedujo desde el principio, y es que ¡era de terciopelo! No me pudo gustar más la idea” explica Cecilia.

Foto: Momenta Bodas.
Foto: Momenta Bodas.
Foto: Momenta Bodas.
Foto: Momenta Bodas.
Foto: Momenta Bodas.

Como complementos, y destacando el espíritu de sencillez que buscaba la novia, unos peeptoes de color dorado diseñados a medida por Kely&Salo y, el ramo, una combinación de astilbe rosa, espiga y la flor “siempre viva” en tono malva,  elaborado por la floristería La Jara de Valladolid.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Fiel a su estilo natural, Cecilia apostó por tonos neutros para su maquillaje y por un sencillo semirrecogido. De ambos, se encargó Alicia Sanz, del Salon de Belleza AUA. Para completar su look, la novia escogió por un tocado a modo de cadena de Malababa y por lucir el velo, al que dio un toque de originalidad. “Aconsejada por las chicas de Basaldúa, el velo salía por debajo del pelo, algo que además de original, me pareció que iba más acorde con el peinado que iba a llevar y el tocado que había elegido”, cuenta.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Mariano, que para su gran día jugaba en casa porque saltándose la tradición la pareja se casó en Valladolid, tierra natal del novio;  eligió para la ocasión un chaqué a medida de Jajoan.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Cecilia llegó a la Capilla del Colegió San José, donde estudió Mariano desde pequeño, acompañada por su padre y por las niñas del cortejo que iban monísimas vestidas de Teresa y Leticia.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Durante la ceremonia, no faltaron los gestos de cariño que las cámaras de Momenta Bodas captaron al detalle. El Coro Gospel Good News contratado por los novios y el discurso final de Mariano sobre su familia, amigos y, cómo no, sobre la novia, hicieron que a más de un invitado y a la propia Cecilia, se le saltasen las lágrimas.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Una vez acabado el sí quiero, los novios y sus invitados se dirigieron al Palacio de Santa Ana, antiguo Monasterio de los Jerónimos, el lugar elegido para el convite. En sus jardines, además, Cecilia y Mariano compartieron sus primeros momentos como marido y mujer y se hicieron sus primeras fotos de casados.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Dentro del Palacio, ningún detalle quedó al azar. Los meseros, regalo de Carmen Navarrete, de cnpapering, una de las mejores amigas de la novia, no solo servían para que los invitados se ubicaran, sino también para que pudieran dejar un mensaje a los novios. Eran láminas pintadas con acuarela de las que colgaba una rafia con un bolígrafo forrado de tela. La música, a cargo del violín eléctrico de Lolo Alonso, puso los pelos de punta a más de un invitado.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Ya en el banquete, la entrega de los ramos a las madres de Cecilia y Mariano y posteriormente, del ramo de Cecilia a su hermana, fueron los momentos más emotivos de la noche. Pero la sorpresa para los novios llegó tras la cena: “Como decoración para la fiesta habíamos preparado un photocall, con las iniciales gigantes, disfraces, complementos, cartelitos con frases divertidas e iconos de “Me gusta de Facebook”. Pero otra sorpresa más fue la que nos dio mi amiga Nuria junto con su novio Alfonso, y es que compraron una tela gigante para hacer de fondo del photocall, adornada con nuestras iniciales y cartelitos de Just Married, MR&MRS… fue genial cuando entramos a la sala de baile y lo vimos ya montado, espectacular!!”, explica Cecilia.

Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.
Foto: Momenta bodas.

Y es que, cuando dos novios disfrutan cada minuto de la preparación y el desarrollo de su enlace, como les sucedió a Mariano y Cecilia, todo su entusiasmo se refleja en sus rostros y sus fotos de boda, dejando imágenes tan bonitas como estas. ¡Enhorabuena a los novios! ¡Qué seáis muy felices!

¿Te ha gustado esta boda? No te pierdas la boda de dos militares en la que no faltó detalle, ni la boda de Álex y María, con sorpresa y canción del novio incluida.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información