ES Inicio
ES

¡La boda de una de las blogueras de moda favoritas!

Hace un par de meses, mientras ojeaba blogs de moda y bodas, me encontré con un evento muy especial, y digo especial porque no era la clásica boda que acostumbro a ver en donde se nota que los novios han invertido mucho dinero y poco tiempo, en donde ves que todo está perfectamente organizado y no se deja nada al azar, no permitiendo así que surja la espontaneidad.

Foto Seams for a Desire

Pero Jessie y Salva, su novio por aquel entonces y marido a día de hoy, lo tenían claro. Ellos querían algo muy íntimo. Siempre se habían imaginado este gran día como una celebración sencilla, pequeña y bonita entre familia y amigos más cercanos, y así lo hicieron, cumpliendo de esta manera su sueño. “La boda es un compromiso entre dos y los demás son meros espectadores”.

Foto Seams for a Desire

Una de sus principales metas era conseguir que se notase que todo era real, nada de poses y aparentar, su idea era que se apreciase que ellos dos habían estado en todo momento involucrados en la organización de cada detalle. La necesidad de tener que desembolsar grandes cantidades de dinero, por un día o unas horas, cuando realmente puedes obtener algo igual de mágico con mucho menos, no entraba en ningún momento dentro de sus planes.

Foto Seams for a Desire

Para la elección de su vestido de novia no fue diferente, gastarse un dineral en un vestido que vas a utilizar unas horas no tenía sentido, y por eso, como amante de los zapatos que es, decidió empezar por los pies. Después de una larga búsqueda dió con ellos, unos tacones de Manolo Blahnik morados que sabía que volvería a utilizar una y otra vez, contando con la ilusión que supone saber que la próxima vez que los utilizase lo haría sabiendo que fueron los zapatos con los que se casó. ¡Serán siempre especiales! El resto del look de novia era sencillo, un conjunto de dos piezas con una falda de tul con plumeti beige y una camisa de seda natural de color marfil con gemelos de oro de su abuelo. Tanto la falda y la camisa se las diseñó ella misma y luego una modista se encargó de toda la confección. De joyas solo llevaba el anillo de compromiso que le regaló su marido y un collar de oro blanco que le regalaron sus suegros.

Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire

Para el peinado y maquillaje Jessie decidió arreglarse el pelo ella misma y el maquillaje lo dejó en manos de una amiga de su hermana. ¡En las horas previas a la boda estaba tan tranquila que se hizo la manicura a ella misma y a su prima, planchó un mantel que utilizaría para la mesa de los postres y peinó a su novio! ¡Todo un ejemplo de serenidad!

Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire

Él llevaba un traje azul, hecho a medida, de Tom Black. En un principio dudaron si llevar chaqué pero finalmente entre los dos decidieron que un traje con chaleco sería la opción más acertada para el estilo de boda que querían. Los zapatos, que fué el regalo de ella por la boda, son de Gucci.

Foto Seams for a Desire

El coche de los novios, en el que en un principio iban a ir descapotados pero que finalmente se torció porque empezó a llover, se lo había prestado el padre de una amiga.

Foto Seams for a Desire

En lo único que decidieron gastar algo de dinero fue en el detalle que les dieron a sus invitados, pensando en algo que pudieran dar uso y la elección fue unas velas perfumadas en tarro de cristal que iban metidas en cajas cada una de ellas con su respectiva etiqueta, escrita a mano por ellos, con el nombre de cada una de las personas a la que se la iban a dar.

Foto Seams for a Desire

El seatting lo diseñaron ellos con los palés que venían al comprar las velas. Lo pintaron, decoraron y colgaron todas las tarjetas, también diseñadas por ellos, para la organización de las mesas. Las invitaciones también.  ¡Una boda DIY en toda regla!

Para las mesas diseñó cuatro modelos diferentes de centros con las flores que, Susana, la chica que le hizo todo lo relacionado con las flores, contaba para esa semana. Querían algo romántico, sencillo, nada llamativo y personal.

La mesa de los postres la prepararon entre su hermana y su madre, ¡todo homemade!

Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire

Como no podía ser de otro forma en esta boda, ¡no hubo valls!, los novios prefirieron montar su propia coreografía al ritmo de su canción favorita, I’m yours de Jason Mraz.

Foto Seams for a Desire
Foto Seams for a Desire

Gracias a todo lo que ellos hicieron a mano y el tiempo que invirtieron consiguieron organizar todo con el presupuesto que había cerrado en un principio para la gran celebración. Gracias también a la wedding planner con la que contaron que les aconsejo en que sí merecía la pena invertir y en que no y les dio muchísimas ideas.

Por todo esto me puse en contacto con Jessie, del blog Seams for a Desire, enseguida para ver si podía compartir con vosotros su día B. Después de haber visto las imágenes  y de haber leído el post me gustaría conocer vuestras opiniones; ¿haríais una boda como ellos, sencilla e íntima?, ¿o por el contrario creéis que es un día para tirar la casa por la ventana?

¡Un abrazo!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información