ES Inicio
ES

Trucos de belleza: La esencia de un buen maquillaje de novia

La estilista Mar Martínez, aplicando el maquillaje a la novia. Foto: Mar Martínez

La mayoría de las novias, en alguna ocasión, se han hecho preguntas sobre cómo sería el maquillaje ideal para el día de su boda: cómo hacer que los ojos se vean más grandes, las pestañas más largas y tupidas, cómo disimular esas manchitas o rojeces que nos acomplejan o disgustan, si la forma de sus cejas es la correcta y si no es así cómo mejorarlas, qué hacer para que el maquillaje dure toda la fiesta…

Son tantas las dudas que surgen cuando la novia empieza a plantearse quien la maquillará para que sea la más bella del planeta en su día más especial, que nos ha parecido una buena idea aclararlas, para que tengáis el mejor criterio al elegir una buena profesional, que sepa solucionar todas y cada una de ellas.

En primer lugar, deciros que para mí el rostro es como un lienzo que debe estar perfectamente uniforme y luminoso; para ello comenzaremos utilizando una serie de correctores para cubrir ojeras e imperfecciones, o neutralizar coloraciones rosadas o rojizas.

Una vez dado este paso fundamental, procederemos a unificar con un tono de maquillaje lo más parecido posible al color de la piel, para no encontrarnos con un efecto corte o máscara; una vez preparada la piel, empezaremos a realzar o disimular con correciones de luz y sombra las partes del rostro que lo requieran; es decir marcar más los pómulos según la forma de la cara, correciones en la nariz para estrecharla, acortarla… y lograr una forma del rostro más armónica.

Todo este trabajo realizado con maquillajes fluidos o en crema lo sellaremos con polvos neutros y traslúcidos, para matificar la piel, dándole un acabado aterciopelado, y garantizando así su permanencia en el tiempo.

Y ahora viene lo mejor… hacer algo bonito jugando con los colores de las sombras, usando tonalidades neutras dentro de la gama de los arena, beige, bronces, melocotón, rosados, malvas o ahumados. Eso sí, tendremos que tener muy en cuenta si es una boda de día o de noche, ya que no es lo mismo la luz natural que la artificial. Con el maquillaje de noche siempre podemos marcar más, y elaborar un look más sofisticado.

Unos ojos perfectamente maquillados, acompañados de unas cejas mal depiladas o con una forma incorrecta, pueden estropear en gran medida el resultado final, así que es importantísimo que os pongáis en manos de alguien que sepa sacar partido a las vuestras.
El colorete, aplicado sobre las correcciones en la misma gama de la sombra de ojos, dará un toque de color a las mejillas, complementándolo con un iluminador, estratégicamente situado sobre el hueso del pómulo.

Finalizaremos con una barra de labios o gloss para corregir o realzar la boca, y pulverizaremos con un fijador de maquillaje.

El resultado final: ¡un maquillaje de novia espectacular y a prueba de barra libre!

 


Autor invitado: Mar Martínez de Make Up Passion
Experta en maquillaje profesional

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información