ES Inicio
ES

La voz de la experiencia: 7 lecciones sobre el amor que aprendemos de nuestros padres

Cuando llegamos a determinada edad, los padres desarrollan una habilidad especial para avergonzarnos. Tanto ellos mismos como tú podéis ser los blancos. Pero, en el fondo, sabemos que no podemos vivir sin ellos. Sus consejos son mejores que los de cualquier conocido, amigo, pareja o especialista. Si nos duele la tripa y el médico nos diagnostica apendicitis, no nos importa demasiado: si tu madre dice que ese dolor punzante es una tontería, seguro que no hay nada que extirpar.

En el complicado y espinoso campo del amor, sucede exactamente lo mismo. Por ello, ten en cuenta estas útiles y trabajadas lecciones relativas a los asuntos del corazón. Nuestros padres no son los Doctores Amor, ni siquiera los Casanova del lugar, pero la experiencia les ha hecho sabios. No necesitan nada más. Estas son sus conclusiones:

Foto: Una Historia que Contar

El amor duele

No solo lo decían Aleks Syntek y Ana Torroja. Si existe una media naranja, seguro que la acabas encontrando. Quizá te topes con muchas y las acabes dejando por el camino hasta dar con la persona adecuada. En cualquier caso, hay que recorrer un duro camino hasta alcanzar la meta. Puede que tengas suerte y des en el clavo a la primera, pero el amor es complejo y, en ese trayecto, pueden asaltarte roturas imprevistas de corazón. Sufre, porque debes hacerlo, pero levántate, sigue caminando y, llegado el momento, echa a correr. La felicidad está en algún lugar y acaba saliendo a la luz, aunque haya que buscar entre la oscuridad.

En el momento de la boda, atenta las 35 cosas que toda madre debe decirle a su hija antes de casarse.

El respeto es lo primero

Un amor sin respeto no es amor: es sumisión, miedo y conformismo. Lo que necesitas es alguien que te valore tal y como eres, que sepa ver tus defectos, pero también tus virtudes, centrándose en estas últimas. Si hay discusiones, remar hacia la misma dirección en busca de una solución pacífica. También es importante aprender a respetar el espacio de la otra persona. De esta forma, la relación será mucho más fuerte y valoraréis más los momentos juntos. El respeto es primordial e indiscutible en todos los aspectos de una relación.

Foto: Maka Mikkelsen

Sé inconformista

¿Te acuerdas de aquel novio del instituto con el que hacías pellas? ¿Y de esa chica que siempre te esperaba después de las clases de piano? ¿Te imaginas haber acabado con él/ella? El primer chico/a que entra en tu vida no tiene por qué ser el/la adecuado/a, aunque siempre hay excepciones que acaban maravillosamente. En ese último caso, te instamos a conservar ese amor hasta el fin de los tiempos. Si no, busca hasta encontrar lo que más te conviene. Las personas cambian y las preferencias también, por lo que tu pareja debe ir acorde. ¡No te conformes con cualquier cosa!

Entrégate al máximo

Ello implica trabajar conjuntamente para que la llama se mantenga firme, sin miedo a cualquier vendaval. No entreguéis toda vuestra relación a la chispa que surgió al principio. Si hay química, fenomenal, pero hay que ir un poco más allá. Si no, con el tiempo, ninguna fórmula será capaz de volver a inventar el fuego para vosotros. Sabemos que el mundo es caótico y que pueden darse alteraciones e irregularidades en la composición de vuestro amor, pero todo se puede solucionar con un extra de trabajo duro.

Antes de seguir con esta lista, echa un ojo a los 15 motivos por los que una novia necesita a su padre ahora y siempre. Tanto él como ella son necesarios en TODAS las etapas de nuestra vida.

Foto: Ludo and Pictures (France)

Aprovecha el momento

La vida es corta. Como todavía no hemos encontrado el elixir de la vida, más vale vivir cada momento en pareja como si fuera el último. Esta máxima del Carpe Diem (gracias, Club de los Poetas Muertos) parece un tópico, pero tiene sentido en determinados momentos. Podría llegar un día en el que te arrepientas de no haber hecho/dicho determinadas cosas. Por ello, haz planes originales, disfruta de la especialidad de cada día, sorprende y sé feliz. Cumpliendo esta premisa, no dudamos que así será.

Exterioriza tus sentimientos

Arroja el escudo y el bozal al mar. Exprésate todo lo que puedas y deja claro lo que te gusta y no te gusta de la relación. En ocasiones, la ausencia de palabras al respecto instala un reguero de minas que acaban explotando ante cualquier paso en falso. Debes elegir el momento adecuado y utilizar las palabras correctas. ¡Pero tampoco te precipites! No hay que hablar por hablar. No hagas daño a tu pareja gratuitamente si puedes callarte y que todo siga bien.

Todo depende de ti

Tú eliges a tu alma gemela. En realidad, no se elige: llega y punto. No hay que pensar demasiado, porque sucede de improviso. De esta forma, tus padres, aunque a veces se pongan tozudos, comprenderán quién te conviene realmente. Ellos saben que todo depende de ti. Sin embargo, no te dejes llevar por la pasión. Con perspectiva, sabrás si él o ella es la persona correcta o no.

Por otro lado, siempre hay límites, por lo que toma nota de las 8 cosas que no deberían hacer nunca ni tu madre ni tu futura suegra.

Foto: Chris Yeo Photography

Los padres son mucho más listos que nosotros. Su experiencia es vital para mover su mundo, el nuestro y todos los que se les pongan por delante. Es así, no hay otra. Asúmelo ya. Por tanto, aunque tú deberías tomar las decisiones finales, haz el favor de escucharles. No habrá consejos tan sabios como los suyos.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información