ES Inicio
ES

Las 5 discusiones que todas las parejas tienen durante la organización de su boda

Organizar una boda es un verdadero trabajo a tiempo completo. Los preparativos requieren tiempo y atención por parte de los novios: elegir el lugar, definir el menú y la lista de invitados, realizar las pruebas del vestido y el traje, elegir la decoración…

El mal humor que provoca el estrés y el gran desembolso de dinero es muy probablemente uno de los grandes problemas que tengáis presente durante la organización de la boda. Esto provocará diferentes puntos de vista con respecto a las continuas decisiones que debéis tomar, lo cual acabará siempre de la misma manera: en discusión, 5 en concreto, por las que pasaréis sí o sí. ¡Te ponemos sobre aviso!

Foto: Norma Grau

1. El presupuesto: “¿pero cuánto cuesta?”

El tema principal de discusión siempre será el dinero. Una boda es un gran gasto, ¡sí! Pero es un solo día en vuestra vida juntos, el más importante, en el que no debéis escatimar. No cometáis los errores en los que caen 9 de cada 10 novias. Cuando este momento llegue, que llegará, sentaos, tranquilizaos y decidid cuál es el presupuesto que tenéis disponible entre ambos, si vuestras familias os van a ayudar y qué cifra queréis dedicar a cada parte del enlace. Seguramente no os pongáis de acuerdo, a ti te encante una ceremonia espectacular llena de emoción y tu pareja prefiera destinar la mayor parte del presupuesto al banquete. Intentad llegar a un acuerdo conjunto en el que deis importancia a ambas necesidades. Evaluad si podéis permitiros contratar a un wedding planner, ¡os ahorraréis muchas peleillas!

2. La lista de invitados: “olvídate de invitar a tu ex”

Y uno de los temas en los que el dinero tiene mucho que ver será la lista de invitados. Un invitado supone un coste medio de entre 70 y 130 euros que os traerán por el camino de la amargura. Pero más allá de esto, la cuestión principal será si estáis seguros de que deseáis invitar a todas las personas que habéis apuntado en la lista. Una boda con cientos de invitados será seguramente una gran fiesta, pero ninguno de los dos podréis dedicar el tiempo suficiente a vuestros seres queridos. ¡Descubre las 8 personas que no tienes por qué invitar a tu boda!

Lo mejor es hacer una primera lista en la que participéis tu pareja y tú y, a partir de ahí, ir descartando. No os sintáis obligados a invitar a la hermana del amigo de tu compañero de trabajo ni a ese primo lejano que hace 15 años que no ves. Centraos realmente en aquellas personas sin las que vuestra boda estaría vacía. El problema vendrá realmente cuando llegue la cuestión de si invitar o no a tu ex. ¡Suerte!

Foto: Norma Grau

3. La ceremonia: “¿civil o religiosa?”

Tras la pedida de mano, surgen dudas como ésta. Por ello, te recomendamos 6 conversaciones que debéis tener en pareja antes de casaros, evitaríais una posible discusión después. Debéis aceptar las posibles diferencias que haya entre vosotros en cuanto a las creencias religiosas se refiere, es el primer paso para construir una vida juntos llena de amor. Comprended la otra parte y elegid lo que sea mejor para ambos.

4. La participación: “¡lo hice todo yo!”

Como mujeres, ponemos gran atención a los detalles de un enlace, soñamos con una boda de cuento de hadas donde todo es perfecto, mientras que, probablemente, para tu pareja será mucho más fácil hacer frente a los temas organizativos, delegando en ti todo lo que tenga que ver con la decoración, por ejemplo.

Aunque, a pesar de esto, el apoyo mutuo y la toma de decisiones en conjunto no debe fallar en ningún momento. Necesitaréis decidir de qué tareas os vais a encargar cada uno y cómo vais a hacer frente a la planificación del enlace. Esto os llevará a alguna que otra discusión más que seguro y “lo hice todo yo” será la frase que esté presente en todas y cada una de vuestras conversaciones. ¡Paciencia! Por ejemplo podéis hacer que uno elija las canciones de boda y a ti, como mujer, te resultará más fácil elegir por ejemplo entre alguno de los recogidos bajos para novias. En cambio luego hay tareas que deberéis hacer en pareja como la elección de la tarta de boda.

Foto: Félix Faura

5. La elección de los testigos: “¿por qué él/ella?”

Ambos tenéis derecho a elegir quiénes serán los testigos de vuestra boda y el otro no debe interferir en la decisión, aunque sí apoyarlo incondicionalmente. De la misma manera debéis ser los únicos que participéis en las decisiones que tendréis que tomar en la planificación de vuestro enlace, no permitáis que de ninguna manera vuestros padres os coaccionen. La boda será vuestra y todo debe estar acorde a vuestros gustos, de lo contrario, esto podría crear tensiones en la pareja y otra pequeña discusión en la planificación del enlace.

Si estáis inmersos en la organización de tu boda, es probable que ya hayáis tenido algunas de estas discusiones y si te acaba de pedir matrimonio, ¡apúntalas!, pasarás por ellas irremediablemente. ¡Pero no temas! Estos son momentos de confrontación que todas las parejas tienen durante la organización de su boda que, por suerte, acaban pasando. No olvides consultar estos consejos sobre cómo convencer a tu novio de realizar una sesión preboda15 cosas que una pareja tiene que hacer al menos una vez en la vida.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información