ES Inicio
ES

Las 9 cosas que tienes que saber para no odiar después las fotos de tu boda

Como bien dice el escritor checho Milan Kundera, “la memoria no guarda películas, guarda fotografías” y qué mejor que éstas sean la muestra de todo aquello que habéis vivido en vuestro gran día. Quizás, uno de los aspectos más importantes a la hora de organizar una boda sea el hecho de elegir un buen fotógrafo.

Con ello no nos referimos al más caro o al más galardonado, sino a un profesional con el que os sintáis cómodos. Sí, algo tan simple y, a la vez, tan necesario. En este artículo son ellos lo que os dan las claves para no odiar las fotos de vuestra boda con el paso del tiempo. ¡No te las pierdas!

1. Ser uno más entre vosotros

El fotógrafo que elijáis debe ser un invitado más en el gran día. “Yo prefiero que no me contraten si no están al 100% seguros, además les recomiendo a otros compañeros, pero necesito que confíen en mí. Ser parte de ellos, porque voy a estar en momentos tan íntimos que la única forma de poder retratarlos es siendo uno de ellos. Esta es la base de todo”, cuenta la fotógrafa Sara Lobla.

Foto: Sara Lobla Photography

2. Conocer bien a los profesionales

No todas las parejas tienen la oportunidad de profundizar con el fotógrafo de su boda y es una pena porque él o ella estará presente en muchos momentos. Carlos Aragón y Patricia Fuertes os aconsejan que conozcáis a vuestros fotógrafos de cerca, ya que es importante “tener feeling y sentirse bien con ellos“, además de que exijáis siempre dos fotógrafos para así conseguir un reportaje mucho mas completo, algo que es una garantía en muchos aspectos.

Foto: Carlos Aragón Fotografía

3. Elegir bien el estilo

El hecho de conocer de cerca al fotógrafo y de que os permita sentiros cómodos lleva al siguiente paso, elegir el estilo de vuestro reportaje. Hay muchos estilos y ello permite enfocar el reportaje de diferente forma. Como bien recuerda Jorge Sastre, “no hay que olvidar que es un arte y que lo más importante al elegir el fotógrafo es conocer su estilo. Dentro de cada cual está la visión y la mano personal de cada profesional y esos matices marcan la diferencia”.

Y es que no es lo mismo un fotógrafo que trabaja en otros campos y que esporádicamente se dedica a realizar bodas que aquel que está especializado en este campo. “No se trata sólo de técnica, hay mil factores como la anticipación, la colocación, la rapidez o la sensibilidad de cada autor que alguien dedicado en exclusiva a este sector podrá ofrecer con garantías”, relata Jorge Sastre.

Foto: Jorge Sastre

4. El dinero no lo es todo

Si bien es cierto que cuando una pareja dispone de un gran presupuesto es “más fácil” organizar el gran día, el hecho de contar con un presupuesto más reducido no significa renunciar a unas fotos de boda especiales. Y es que todo consiste en marcarse un presupuesto realista y repartirlo, priorizando. Es decir, podéis dedicar algo más de dinero al fotógrafo porque éste guardará vuestros recuerdos que a otro detalle. Jorge Sastre apunta que el precio es importante sí, pero nunca jamás debe ser el factor que os haga decidir cuál será el fotógrafo en el que se decida confiar para ese día. Como dice el refrán, “lo barato sale caro”.

Foto: Jorge Sastre

5. Amigos, a pasarlo bien y profesionales, a trabajar

“Recomendaríamos que inviertan en su reportaje porque será una de las pocas cosas que perdurarán para siempre después de su boda. Es recomendable que elijan un fotógrafo experimentado en bodas y no dejen en manos de amigos la responsabilidad“, cuentan Carlos Aragón y Patricia Fuertes. Y es que es un día en el que todo ocurre muy rápido y es necesario tomar decisiones en muy poco tiempo, algo que da la experiencia.

Foto: Carlos Aragón Fotografía

6. Dejarse llevar

Una vez llegado el día de la boda lo recomendable es que lo paséis en grande y que, por supuesto, os dejéis llevar por todas las emociones. Si tenéis que reír, llorar, gritar o saltar, ¡hacedlo como siempre! Además, esa frescura y naturalidad quedará reflejada en cada instantánea. Comenta Antonio Montesinos que es importante ser uno mismo y dejarse llevar, ya que una vez que termina ese día, comienzan los recuerdos y estos quedarán para toda la vida.

Foto: Antonio Montesinos Fotografía

Y, ¿cómo perder la vergüenza ante el objetivo? “¡Con una sesión de preboda! En ella viviréis un momento parecido al de vuestra sesión privada del gran día y el hecho de haber realizado ya algo similar os ayudará a no estar tensos, mostrándoos tal y como sois”, aseguran los profesionales de We Are Fotografía. Es la ocasión perfecta para conocer más a vuestros fotógrafos previamente y disfrutar de una tarde relajada y cargada de risas con vuestra pareja.

Foto: We Are Fotografía

7. Lo imprescindible

Es imprescindible que la fotografía sea y represente aquello que tú y tu pareja sentís. Asegura Sara Lobla que la fotografía es una herencia que cuenta la historia de nuestras vidas y ella, personalmente, aunque se considera transgresora dentro de su trabajo, hay cosas que no rechaza hacer, como es el caso de las fotos grupales, ya que aunque ahora se rechacen, pasados unos años seguro que gustan. Por lo tanto, lo ideal sería tener imágenes más naturales y otras en las que todos vuestros amigos y familiares aparezcan más unidos.

Foto: Sara Lobla Photography

8. Que disfrutéis del gran día

Es algo tan básico que a muchos novios “se les olvida” y es que aunque parezca obvio hay parejas que se dejan llevar por los nervios y porque todo salga perfecto. “Les recomiendo que sean naturales, espontáneos tal y como ellos son realmente, disfrutando de cada instante, cada mirada, cada abrazo, cada beso… Es uno de los días más importantes de su vida”, detalla el profesional Antonio Montesinos.

Foto: Antonio Montesinos Fotografía

9. No dejéis pasar el tiempo

“Si tenéis que elegir las fotos para el álbum, no lo dejéis pasar mucho tiempo, porque luego os dará pereza volver a retomarlo”, cuentan los profesionales de Momem Fotografía. Sí, es cierto que os encantará ver una y otra vez vuestras fotos, pero elegir las adecuadas para el álbum entre tantas puede convertirse en un “calvario”. Por eso, lo mejor es adelantar la tarea y seleccionar aquellas que más os gustan continuando con las ganas de pasarlo bien.

Foto: Momem Fotografía

Ahora que ya sabes qué hacer para no acabar odiando tus fotos gracias a grandes profesionales del sector, puede que también te interese conocer qué no debe suceder que arruine las imágenes de tu gran día o ver algunas de las instantáneas más divertidas de bodas.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (2)

Fernando y María
17/11/2015

Hola somos Fernando y María… y somos fotógrafos de boda y solo podemos decir que el articulo es chulísimo y seguro que sirve de un montón de ayuda a los futuros novios.

Si nos permitís, voy a dejar un pequeño apunte… Este es un consejo para los novios… Pensar y situaros dentro de 20 años, los dos juntos, en el sofá de vuestra casa, volviendo a ver las fotos de vuestra boda, os imagináis, que buenos recuerdos volverán a vuestro corazón.

Por eso en El Taller de Fotografía, decimos que tenemos el mejor trabajo del mundo…

Responder
Patricia Olivares
18/11/2015

Muchas gracias por vuestro comentario. Nos alegra mucho que os haya gustado el post.

Un saludo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información