ES Inicio
ES

Lista de boda de 1957: ¡no imaginas lo que tus abuelos pidieron en su boda!

Las listas de bodas son ahora un común denominador de cualquier matrimonio moderno. Los novios actuales se han vuelto más pragmáticos que nunca; no quieren devolver presentes, no quieren cambiarlos ni que lleguen repetidos, así que el elenco de la ocasión se ha convertido en un must para cualquier pareja de futuros esposos.

Foto: Alicia Nacenta

Pero se nos olvida que los tiempos vuelan deprisa y que hace solo un par de generaciones hubiera sido inimaginable contar con una extensa lista de deseos y necesidades, a veces especialmente caras. Rebuscando entre documentos antiguos, y fotos mal reveladas, encontramos este pequeño tesoro que prueba de lo que estamos hablando. Una lista de los regalos recibidos en una pequeña boda de 1957, demuestra la modestia de sus invitados, y el aprecio por algunos regalos que ahora nos dejarían con la boca abierta si los recibiéramos. Algunos de los presentes que se pueden contar en la lista son los siguientes:

  • Un pergamino de Roma con la bendición Papal
  • Un despertador
  • Media docena de toallas
  • Una maleta y dos vasos de plástico
  • Una mantelería
  • Un molinillo eléctrico
  • Salseras y 2 servicios
  • Un camisón rosa
  • Un juego de platos de cristal y dos cuadritos
  • Un juego de café
  • Un estuche con dos cubiertos
  • Un estuche de perfume, calcetines y gemelos
  • Un pañuelo
  • Un mantel de tú y yo
  • Un tapete
Foto: Maite Abascal

En la actualidad resulta inimaginable pensar que los invitados a tu boda te puedan regalar dos vasos de plástico para celebrar tu casamiento. Pero hablamos de 1957, cuando el término desechable no era muy habitual, y un par de vasos de plástico resultaban la mar de curiosos para llevar en viajes y excursiones.

También las cantidades de dinero regalado ponen una sonrisa en los labios. 150, 200 o 300 pesetas eran las cifras que se manejaban entonces. Aunque era seguramente el pergamino de Roma con la bendición Papal el presente con más valor, dada no solo la religiosidad de la época, sino la mayor dificultad para viajar, incluso a un destino hoy en día tan visitado y manido como Roma. Las aerolíneas low cost no habían nacido, y la globalización, aún parca y en fase de pre-desarrollo, hacía que cualquier cosa llegada de una ciudad extranjera se volviera preciosa.

  • Ropa interior femenina
  • Una caja de jabones de tocador
  • Un pijama y un juego de cama
  • Una pantalla
  • Un juego de vasos con jarra
Foto: Maite Abascal

Cuando escribían “pantalla, no se referían precisamente a una de plasma, sino a la de una lámpara. Y que las mujeres regalasen ropa interior a la novia también era un habitual de los presentes de boda. A fin de cuentas, esa noche la novia la mostraría por primera vez frente a los ojos de su amor.

Los regalos de la unión terminan por resumirse en dos páginas, por supuesto nada de esto podía aún registrarse en un ordenador. Pero ese papel viejo y doblado queda igualmente como testigo de una época que por pasada, no queda tan lejana, y que sin embargo subraya el abismo generacional que nos separa de ella. La economía, la tecnología y las expectativas que quedan enseguida retrógradas, dejando al amor entre los novios, como el único nexo de unión entre esta lista de bodas y alguna de las contemporáneas.

Los tiempos han cambiado, aunque las listas de boda nos siguen encantando porque son muy prácticas, dile adiós a las listas de boda inútiles, ¡elige la lista de boda Zankyou! Descubre también los 15 regalos que nunca pensaste incluir en tu lista de boda.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información