ES Inicio
ES

Me he prometido. Y ahora, ¿qué?

Foto: Concha Molina

¡Enhorabuena! Has tomado la decisión de casarte. Seguramente soñabas con este momento desde hace mucho tiempo. Ahora comienza la cuenta atrás y surgen las primeras dificultades.

Lo primero que debes hacer es comunicar tu compromiso a tus familiares y amigos que querrán compartir este momento de felicidad contigo. Después tienes que hacerte una idea mental del tipo de boda que quieres, lo que te gusta y lo que no, y comenzar a planificar cada uno de los detalles.

Una de las primeras cosas en las que tienes que pensar, al igual que la wedding planner elegida, es en el presupuesto de la boda. Quizá no suena muy romántico, pero hay que enfrentarse a ello ya que hay límites y, desafortunadamente, una boda cuesta dinero y hay que gastar con cabeza minimizando riesgos e invirtiendo el menor tiempo posible. Para este tipo de gestiones está tu empresa organizadora de bodas, que se hará cargo de todos los detalles consiguiendo precios interesantes y ahorrándote tiempo y disgustos.

Asimismo, tienes que determinar quién se hará cargo de los gastos de la boda. En caso de que seáis vosotros dos, sin más ayuda de nadie, la elaboración de un presupuesto es obligatoria.

Comienza, por tanto, el diseño y planificación del gran día. El próximo paso es decidir qué tipo de boda quieres: ¿quizá algún tema en particular? ¿tal vez una boda fuera de lo normal? ¿algún espacio diferente donde celebrar desde la ceremonia hasta la barra libre? Si quieres una boda íntima o una boda grande, si se trata de una celebración religiosa o prefieres una ceremonia civil en el mismo espacio del banquete…

Las opciones son interminables y has de decidir acerca del tipo de vestido, de lo que te gusta y lo que no, si has pensado en un banquete clásico formal o, por el contrario, te gustaría probar con una opción más divertida tipo cóctel reforzado con showcookings de comida y alguna barra original de arroces, shushi, quesos, ensaladas, ibéricos, barra de gin-tonics…

Una vez has tomado estas decisiones y tienes claro el tipo de celebración que te gustaría, es hora de contratar el servicio de una empresa profesional que preste servicio de organización de bodas. La wedding planner que se os asigne se hará cargo de hacer vuestros sueños realidad ya que se ocupará de todos los detalles, sin dejar ningún cabo suelto, ahorrándoos tiempo y preocupaciones y el resultado será mejor de lo que esperáis.

Un último consejo: tened en cuenta que la mayoría de las bodas se celebran entre junio y septiembre. Si vuestra fecha coincide con estos meses, contactad con los profesionales con el tiempo de antelación suficiente. Si no os queda mucho tiempo, quizá sea una buena decisión pensar en otro mes de menos afluencia de bodas, que os garantiza una más eficiente planificación y, además, un considerable ahorro en vuestro presupuesto.

¡En la mayoría de los casos, conviene considerarlo!

 


Autor invitado: Concha Molina de En Buenas Manos
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información