ES Inicio
ES

Cómo organizar una boda minimalista: menos siempre es más

La pureza de las formas, la sencillez, la armonía, los colores puros… Todos son elementos que definen este movimiento artístico que también sirve de inspiración para la ambientación de una boda. Este estilo puede apasionar a muchos, pero otros, sin embargo, lo encontrarán demasiado frío para un evento tan emotivo y familiar.

Hemos de decir que se trata de un estilo que se presta a ser utilizado por novios modernos con mucha personalidad, los cuales buscan una boda diferente, sencilla y actual. ¡Estas son las claves a tener en cuenta!

La decoración

El espacio dará la clave del estilo del evento, siempre sucede. El minimalismo saca su máximo esplendor en espacios modernos y  amplios, aunque también puede aplicarse a espacios no tan modernos, siempre y cuando no tengan tintes rústicos.

Este estilo hace que el lugar parezca mayor dada su decoración y marices de color, por lo que si elegís un lugar algo más íntimo, no habrá problema. Cuidado en cambio si sois pocos invitados y el espacio tiene gran tamaño. ¡Puede dar sensación de vacío!

Foto: Harper Point Photography

Utiliza sólo los elementos indispensables y piensa en la decoración como un todo. La armonía entre los detalles es más que nunca imprescindible en este estilo. La decoración ha de ser austera, sin que esto signifique que prescindas de elementos como centros de mesa, manteles, cuadros o flores. Puedes utilizarlos pero sabiendo muy bien “cómo”, “dónde” y “cuánto”.

Foto MCR Projects.Víawww.rusticweddingchic.com

Por lo general, materiales como la madera, el vidrio, el algodón, el lino, el acero o el cemento van a formar parte de la decoración. Los colores que más nos evocan el estilo minimalista son el blanco y el negro, aunque esto no significa que tengas que reducirte a ellos: marfil, verde, amarillo, malva… La paleta de color puede ampliarse aumentando así las posibilidades en la ambientación.

La invitación y el branding de boda

Sigue las mismas directrices que en la decoración a la hora de elegir el diseño de la papeleríasencillez y pulcritud. Ha de contener la información justa, preferiblemente en letras mayúsculas y evitando muchos colores en el diseño. Puedes utilizar alguna foto para dar un toque personal y emotivo.

Foto via www.etsy.com

El vestido de la novia

Opta por vestidos de líneas claras, sencillos y nada recargados. Vestidos de seda natural, tul, gasa… en un sólo color y con adornos medidos y simples.

Vestido de Amsale. Foto via www.blog.theknot.com
Vestido de Vera Wang.
Vestido de Jesús Peiró

Peinado y maquillaje

Está claro que los maquillajes recargados están prohibidos, nada de ojos ahumados, ni colores como el rojo o el fucsia, demasiado estridentes y alejados del efecto “calma” que deseamos conseguir. Para el peinado, lo mismo, evita bucles u ondas demasiado artificiales, recogidos muy elaborados o tocados excesivamente llamativos. Un sencillo moño o una melena suelta natural son suficientes y te darán un look muy natural que seguro encantaráa tu pareja.

Foto: Erich McVeyphotography. Vía www.oncewed.com

La tarta nupcial y los postres

No es cuestión de que en este caso, el minimalismo se traduzca en pocos dulces o muy pequeños. La presentación será la clave para dar a tu mesa candy  un aspecto minimalista sin que tus invitados se vean afectados y terminen quedándose con ganas de más.

Foto: Chaz Cruz photograph. Vía www.greenweddinshoes.com

 El ramo de la novia

Piensa en una sola flor o un ramo sencillo o por el contrario un bouquet con varios tipos de flor monocromático. Los bouquets hechos a base de una combinación de distintos tipos de flor y colores no son lo más adecuado si quieres una boda puramente minimalista.

Foto PamCooley. Vía www.snippedandink.com

La fotografía

La fotografía minimalista se sirve del color, de las líneas y del enfoque  para dar un contenido casi cinematográfico a los detalles más mínimos. Escoge un fotógrafo que sepa captar los detalles de forma natural, que evite los posados y sobretodo el excesivo uso de programas de retoque fotográfico.

Foto: Tara MacMullen.

En resumen, pocos elementos pero dándoles mucha importancia. Imagina esas obras de arte solas y grandiosas en medio de una enorme sala de cemento vacía. ¡Esa es la idea! Aunque aclaro que no hace falta ser tan estrictos como os propongo en este post, hoy en día saber mezclar estilos puede ser todo un acierto, si quieres que sea así en tu boda, ¡adelante! Pero has de conocer bien cómo hacerlo para evitar causar desconcierto a tus invitados. 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información