ES Inicio
ES

México: una luna de miel llena de sabor, naturaleza y alegría

México es el corazón que palpita con alegría en Centroamérica. Desde su posición, da vida al núcleo del continente americano y nutre de belleza los escenarios para sus recién casados. Es un país de música, color e historia, de raza e ilusión, entregado a la calidez de un pueblo que vive por y para ser feliz, por y para hacer feliz. Celebra tu luna de miel en una tierra única, mágica y picante, ideal para enamorados.

Foto vía Shutterstock: Anna Omelchenko

Así es México

El país de Frida Kahlo es conocido mundialmente por una serie de elementos distinguidos y, por ende, estereotipados. México es muchísimo más. Para empezar, es uno de los países más poblados del mundo, donde destaca la calidez de cada uno de sus habitantes, y con diferentes ambientes que despliegan un amplio abanico de contrastes. Así pues, el ajetreo de la gran urbe mexicana, Ciudad de México, contrasta con la pureza de sus entornos naturales y variados.

México cuenta con un clima envidiable, perfecto para gozar de sus múltiples ambientes naturales. Todos ellos quedan aderezados con algunos de los mejores ingredientes de la tierra, culpables de colocar su gastronomía entre las mejores del mundo. En su territorio se habla español y conviven hasta 67 lenguas indígenas. Esta mezcolanza es fiel testigo de la diversidad de ambientes que se respira en todo el país, así como de la cultura actual y milenaria que impera por doquier. Cuna de la civilización maya, su recuerdo se extiende desde el pasado y continúa ambientando el presente de la vida mexicana.

Foto vía Shutterstock: posztos
Foto vía Shutterstock: FCSCAFEINE

Grandes ciudades

Ciudad de México es la capital y guarda en su seno un maravilloso universo de sensaciones. La oferta cultural es elevada y se refuerza con extraordinarios edificios señoriales y emblemáticos, sitos en grandes avenidas. A su vez, como importante ciudad latinoamericana (puesto número 14 del mundo en cuanto a población), abraza el ajetreo de las grandes metrópolis, con sus barriadas genuinas como contrapunto de los ambientes más exquisitos.

Guadalajara, bella por el arte de sus calles y algún vestigio colonial, es un símbolo del país por su cultura de mariachis y tequila. Mérida es otro de sus grandes centros urbanos, pero destaca por su riqueza arqueológica de orígenes prehispánicos. Monterrey, famoso por el cerro de la Silla y la delicia gastronómica del cabrito, también resalta entre las muchas ciudades que debéis visitar. ¿Buscáis turismo urbanita para vuestra luna de miel? En México, además de exuberancia natural, también destaca su arquitectura, cultura y calles pintorescas y ajetreadas.

Foto vía Shutterstock: Bill Perry

Bellezas naturales 

Aunque el aporte cultural del país es amplio, México tiene el lujo de contar con grandes construcciones esculpidas por la naturaleza. La encantadora mixtura de acantilados, bosques y planicies combina armoniosamente con los restos de sus antiguas civilizaciones, imbuidas en sus siglos de historia. Estos escenarios son dignos espacios para representar vuestra luna de miel, quizá una de las mejores funciones de vuestra vida.

El estado de Yucatán es uno de los más célebres del territorio, sobre todo por sus pirámides de Chichén Itzá, centro arqueológico que forma parte del prestigioso grupo de las nuevas siete maravillas del mundo moderno, además de considerarse el epicentro de la cultura maya. Yucatán también es célebre por los cenotes, los enormes pozos excavados en la roca que, además de mitos ancestrales, albergan una límpida y fresca agua para relajarse en pareja.

Foto vía Shutterstock: jgorzynik
Foto vía Shutterstock: Subbotina Anna

Chiapas también aglutina varios emplazamientos de extraordinaria naturaleza, como la ciudad maya de Palenque, otro reducto de esta bella y milenaria cultura. Allí se levantan edificios de piedra entre la selva, surcada por los ríos y el rumor de la naturaleza en su vertiente más pura. Muy cerca, las Cascadas Agua Azul atrapan a cualquier amante de la aventura en esta reserva de flora y fauna mexicana, tanto como el Cañón del Sumidero y su fabulosa disección de la roca, repleta de vegetación, acantilados y el discurrir del río Grijalva.

El estado de Oaxaca guarda tesoros como las Cascadas de Hierve el Agua y el Monte Alban. La bella Huasteca Potosina, el Sótano de las Golondrinas y la Real de Catorce triunfan como destinos en San Luis Potosí. En Michoacán, la isla Janitzio, la Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca y la iglesia sepultada por el Paricutín son sus grandes atracciones. El resto de estados (Puebla, Querétaro, Guanajuato…) es otro baúl repleto de tesoros arqueológicos y naturales de extraordinaria composición, como el Gran Desierto de Altar en Sonora. Todos ellos son ideales como telón de fondo de tu gran viaje.

Foto vía Shutterstock: Joanna Zaleska

Las virtudes de la costa

México goza de una localización privilegiada, con el océano Pacífico al oeste y el golfo de México y el mar Caribe al este. En este sentido, cuenta con playas diseñadas con arte de pintor impresionista, excelentes para un viaje de novios con esencia acuática. Rivera Maya, Cancún, Cozumel y Acapulco son las grandes referencias costeras del país y cuatro motivos de visita para muchos turistas.

Foto vía Shutterstock: e X p o s e

Riviera Maya

A lo largo de 130 kilómetros, Riviera Maya es uno de los grandes destinos de vacaciones para los ciudadanos del mundo más exigentes. La oferta de cultura, playa y fiesta es tan atractiva que resulta imposible resistirse a sus encantos. Los vestigios mayas (la ciudad de Tulum, por ejemplo) comulgan gratamente con la excelencia artística de la arena blanca y las aguas turquesas de sus playas, como en la conocida playa del Carmen. En dicho enclave único, The Reef Playacar homenajea la vida marina que duerme en las profundidades cercanas al hotel, de la cual también se extraen las delicatessen marinas de su restaurante. El Gran Hyatt es el resort para enamorados más animados, pues, además del extracto natural de sus idílicas playas, cuentan con todas la diversión nocturna (bares, festivales…) en Playa Mamitas.

Foto: The Reef Playacar

El paraíso toma forma en Riviera Maya con impresionantes puestas en escena y un sinfín de actividades para entrar en contacto con la naturaleza. Todo ello implica una oferta hotelera de alto copete, con lo último en servicios y comodidades a disposición de sus parejas visitantes. Belmond Maroma Resort & Spa se sitúa entre la selva y la playa, con el lujo como bandera (yoga, sauna, spa…) y vistas a un paraíso privado. Hotel Esencia, entre Tulum y Playa del Carmen, dispone de 29 suites y villas especializadas en guardar la privacidad de sus visitantes.

En plena selva tropical, en la aldea de playa Xcalacoco, el Hotel Viceroy Riviera Maya es un destino de lujo, confort e intimidad, implicado en la causa ecológica. En Banyan Tree Mayakoba se mezcla la hospitalidad y cultura mexicanas y asiáticas, con mangles, dunas naturales, maravillosos arrecifes de coral y la magia de la costa como escenarios para el ocio más selecto. Andaz Mayakoba Resort es otro de los espacios de lujo que comprende Riviera Maya, una elección acertada gracias a sus amplias habitaciones, piscinas, gastronomía exquisita y ubicación frente a la costa caribeña.

Foto: Belmond Maroma Resort & Spa

En Riviera Maya, Tulum (estado de Quintana Roo) es uno de sus grandes centros, combinando la oferta cultural de sus retazos arqueológicos del período posclásico maya con la amplia patina paradisíaca de playas cristalinas. Allí, en medio del santuario natural caribeño, el Hotel Jashita es uno de sus más exclusivos e íntimos espacios de recogimiento para recién casados. El resort queda atrapado por el arrullo de la bahía Soliman, hermosa como un pedazo de cielo y protegida con mimo, al igual que el resto de su asombrosa vegetación circundante (destacan sus bellas flores buganvilias).

Bajo la enseña de la Rosa del Viento, una de las estrellas de Tulum, podréis elegir habitaciones en plena selva o enclavadas sobre la arena de la playa; un lujo indescriptible. En Karisma Hotel & Resorts, la belleza de sus espacios y paisajes es evidente y, por ello, se centran en perfeccionar la atención para completar la excelencia de sus servicios.

Foto: Hotel Jashita

Cancún, Cozumel y Acapulco

Cercano a la Riviera Maya y a grandes centros históricos maya de importancia, Cancún se postula como lugar de vacaciones soñado por todos los habitantes del planeta. Sus playas son un espectáculo visual para recién casados que demandan relax, pero que aún mantienen la ilusión por descubrir lo mejor de la cultura del país entre sus perfumadas selvas de plantas y rocas. Grand Residences Riviera Cancun, RIU Cancún y Nizuc acaparan lo mejor de la oferta hotelera cancunense.

Foto: Grand Residences Riviera Cancun

La isla de Cozumel también figura entre los grandes éxitos vacacionales de México, donde toma importancia su extraordinario arrecife de coral, fiel representante de la biodiversidad de las aguas caribeñas. El Presidente Cozumel es el hotel que reina en esa zona de la Riviera Maya y alberga sorpresas como su restaurante aéreo.

Acapulco, con sus tres ambientes (Acapulco Tradicional, Acapulco Dorado y Acapulco Diamante), combina la exclusividad y recogimiento de playas y selvas con la vertiente turística de edificios altos y la ajetreada vida nocturna. Todo cabe en sus tres tesoros.

Foto vía Shutterstock: Polly Dawson
Foto: Presidente Cozumel

Gastronomía

México suele estar asociado con este carnaval frenético de sabores, olores y sensaciones. El picante, un trámite para los auténticos mexicanos, es la nota dominante de sus platos que, no obstante, dominan y manejan hasta convertir en una chispeante y divertida obra culinaria. Influenciada por la cocina internacional con el paso de los años, los cocineros mexicanos han confeccionado una gastronomía única y especial, con sabores repletos de personalidad, texturas y matices. De hecho, es uno de los pocos países americanos que conservan la gastronomía de la época prehispánica, a pesar de algunos cambios.

La cocina mexicana se ha especializado en el uso de maíz, frijoles, chiles, tomates, hierbas, diferentes aves y condimentos típicamente mexicanos. La tortilla de maíz es uno de sus elementos estrella y se utiliza para envolver los alimentos en elaboraciones de tostadas, quesadillas, tacos, chalupas, gorditas, picaditas, además de otros antojitos mexicanos. Sus salsas también destacan entre su bosque de sabores, coronando el conjunto con brío, travesura y elegancia. El chile, un tipo de pimiento con múltiples variantes, sabores y picores, es el ingrediente fundamental de estas delicias cremosas, así como la herramienta que pone la guinda en la mayoría de platos. La cocina mexicana ha alcanzado una extraordinaria fama mundial y ha influenciado en numerosas cocinas de todo el mundo, desde las elaboraciones más humildes hasta la alta cocina.

Foto vía Shutterstock: holbox

México es una montaña rusa de secretos, sabores y emociones, muchas de ellas conocidas y otras muchas ocultas y reservadas a las mentes inquietas. Un viaje de novios en esta tierra verde y viva es un aliciente para vuestros recuerdos futuros, un regalo construido por verdaderos fanáticos del amor. ¿Os animáis?

No os perdáis 5 planes de pareja que hacer en el viaje de novios y 8 consejos para que la luna de miel sea perfecta.

Fotos vía Sgutterstock: pirámides del sol y de la luna, playa del Carmen, panorámica de Guanajuato, Catedral Metropolitana, ruina maya – Chichen Itza, cenote Ik-Kil, Palenque, antiguas ruinas mayas, comida mejicanatortuga verde marina.
¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información