ES Inicio
ES

Mi boda se ha cancelado: ¿Qué hago?

Cancelar una boda no es tarea fácil. Foto: José Luis de Lara

Después de tener escogido el vestido, el restaurante y haber mandado las invitaciones de boda, resulta que la vuestra se cancela por el motivo que sea. No tengas miedo, todo se puede solucionar. Te indicamos los pasos que debes seguir para que el mal trago se pase lo antes posible.

Si ya habéis tomado la decisión y finalmente la boda ha sido cancelada, debéis anular todos los preparativos paso a paso:

1. Lo primero es anular la cita en la Iglesia o en el juzgado. Para ello bastará con una llamada de teléfono o una visita de explicación.

2. En el caso del banquete, quizás no os devuelvan el porcentaje que hayáis entregado, por eso lo mejor es que os pongáis en contacto con ellos lo antes posible y les expliquéis la situación. Cuanto más alejada esté la fecha, más posibilidades de que percibáis una retribución, ya que podrán incluir otra celebración en vuestro lugar.

El salón de bodas no suele devolver el 100% del dinero. Foto: © CESC GIRALT – www.fotografo-bodas.com

3. Cancelar el fotógrafo, la música y demás profesionales que trabajaban para vuestro evento.

4. En cuanto al viaje de novios, si os han facilitado un contrato, informaos bien sobre las cláusulas de cancelación, y cuál es el porcentaje del dinero pagado que os van a amortizar.

5. Si ya habéis enviado las invitaciones, lo mejor es comunicar a vuestros invitados la noticia de la misma forma en que entregasteis la invitación, es decir, o bien en persona o bien por correo. Si sois una ‘pareja internauta’, también podéis anunciar la cancelación on line: en redes sociales o en vuestra web de bodas.

Es importante avisar a todos los invitados y profesionales. Foto: Adrián Tomadín

6. Si ya habíais recibido regalos, debéis devolverlos con una nota pidiendo excusas.

7. Lo más correcto es que se devuelvan también los regalos de la pedida. Si hemos recibido un anillo de compromiso, hay que devolvérselo al novio, y depende de él el aceptarlo o no.

8. En cuanto a el vestido y los complementos de novia, es muy difícil parar el proceso, ya que para cada novia se realiza un vestido diferente en función de sus medidas. Lo más probable es que tengas que quedártelo: prueba a revenderlo, prestarlo o modificarlo para usarlo más adelante, cuando estés preparada.

9. Para ahorrarse todos estos trámites existen compañías de seguros como Zurich Financial Services AG que cubre los gastos de la boda en caso de cancelación, además de anulaciones por motivos de enfermedad, mal tiempo, corte de electricidad, y hasta el riesgo de que el servicio de comida sea clausurado por inspectores de sanidad.

Y recuerda, cancelar la boda es realmente cuestión de mala suerte pero todo puede pasar, y más vale estar prevenida…

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (2)

MBosque
12/10/2011

pufff, qué mala suerte! tocaremos madera para que nos pase nada!

Responder
babita
14/10/2011

gracias por los consejos!

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información