ES Inicio
ES

Mi suegra y yo nos llevamos fatal, ¿qué hago?

La planificación del enlace y el día de la celebración son dos momentos clave en la relación con la que será tu futura suegra. Si aún no os habéis conocido muy bien la una a la otra, estos momentos definirán vuestra relación para el resto de la vida. Se trata de instantes en los que te ganarás su confianza o su desprecio. Si ya sabes de lo que estamos hablando, es porque lo has vivido. ¿Tu suegra no te acepta y tenéis una relación tensa?

Foto: Blanca Gelo Fotografia de boda

Algunas suegras son adorables, se posicionan en tu vida como tu “segunda madre” y sólo quieren el bien para su hijo y para ti. Otras no muestran actitudes negativas ni positivas, simplemente se adaptan a la nueva vida de su hijo y dejan cómodamente que vosotros viváis la vuestra. Pero existe un tercer grupo de suegras amargadas, con su vida y con la tuya, que continuamente quieren decidir por vosotros y a las que no les hace ninguna gracia que su hijo se desviva por otra mujer que no sea ella. Y es aquí, donde surge el problema.

Ignacio Tornel, experto en mediación familiar, afirma que la influencia de la suegra en el matrimonio, supone la causa de ruptura de muchos matrimonios en España. Como experto asegura que “las decisiones las deben tomar la pareja con ilusión y creando su propio hogar” si no, “el terreno está abonado para el conflicto”.

Foto: Nina Hintringer Photography

La relación entre suegra y nuera nunca es fácil. Una madre siempre quiere lo mejor para su hijo y tú nunca le parecerás lo suficientemente buena para él. Además, los celos que las suegras sienten cuando pasan a no ser la única mujer de la vida de su hijo, son indescriptibles y muy propensos a esparcirse hasta donde les dejéis. La mala relación entre ambas surge en este momento, cuando esos sentimientos se propagan a madre y esposa. Por ello, te damos algunos consejos para que, al menos, durante la planificación de tu gran día, y si es posible, durante tu matrimonio, la relación con tu suegra no sea tan tormentosa.

Foto: Nina Hintringer Photography

Ten paciencia. Como bien dice el dicho “la paciencia es la madre de la ciencia”, y aunque muchas veces no lo creamos, la clave está en contar hasta diez, cien o incluso mil, si es necesario. A veces, por no decir siempre, tu suegra puede ser muy desagradable, hacer comentarios inapropiados e intentar sacarte de tus casillas. Pero tú debes ser más inteligente, ¡no caigas en su juego! pues lo único que pretende es mostrar tu peor cara a su querido hijo. Si te comportas de la mejor manera, nunca nadie podrá reprochártelo.

Acéptala. A partir del día de la boda, la madre de tu novio será oficialmente tu suegra. Sí, y a pesar de toda la ilusión que te hace, es importante que aceptes que formará parte de tu vida, tanto ella como sus “apropiados” comentarios y sus “bonitas” palabras hacia ti. Pero, lo más importante es que, aparentemente, intentes dejar a un lado todo esto, te comportes como la nuera ideal y sólo tengas halagos hacia ella. Quién sabe, incluso a lo mejor con el paso del tiempo, tu suegra también acaba aceptándote a ti.

Muestra interés. Aunque el “cariño” sea mutuo, lo fundamental es que hagas todo lo posible por caerle bien, la vida es muy larga y es conveniente tener a tu suegra contenta. Vivir amargada junto a tu pareja no te servirá de nada, además a tu marido le encantará que te intereses por ella y hagas todo lo posible por salvar la relación entre vosotras. ¡Por ti que no quede!

Nunca será tu amiga. Si con el paso del tiempo y nuestros consejos, la relación mejora, recuerda que tu suegra no es tu amiga, sólo es la madre de tu novio y una figura que tendrás presente el resto de tu vida, pero no tienes por qué compartir con ella más que los momentos en familia. Una tarde de compras y un café son una buena opción, pero no delegues tu confianza en ella, la ropa sucia debe lavarse en casa. ¡No se te ocurra bajo ningún concepto darle pie a que se meta en tu relación o estarás perdida!

¿Mamitis? Si pese a todo, tu pareja sigue pensando que tú eres la “mala” y su madre es la “buena”, tenlo claro, existe un grave caso de “mamitis”. Muéstrale tu punto de vista acerca del tema pero siempre con las palabras y expresiones adecuadas. ¡No pierdas los nervios! Tu pareja tiene “mamitis” y no ve más allá. Ignacio Tornel lo tiene claro: “el hombre debe superar la dependencia de su madre confiando en su mujer”. Consigue que confíe más en ti y sea más independiente de su madre en las decisiones vuestras.

Foto: Half Orange Photography

Pero ante todo, no permitas que esto influya en vuestro matrimonio. Si no se respetan estos puntos, entonces se romperá con lo que vosotros mismos habéis intentado crear, una familia. Recuerda cumplir los 10 hábitos para un matrimonio feliz y seguir los 9 consejos para mantener viva la pasión en tu matrimonio. Y, sobre todo, no te ofusques, todas sabemos que ¡hay cosas que solo una novia puede comprender!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información