ES Inicio
ES

Organiza tu boda en 6 meses con los consejos de las mejores wedding planners

Preparar una boda en 6 meses puede ser una experiencia muy divertida y maravillosa siempre que sepáis organizaros. En realidad, es tiempo suficiente para que nada falte en vuestro gran día, para disfrutar de cada momento y para tener la boda de vuestros sueños.

Foto Danielle Capito

El comienzo de los preparativos suponen una mezcla de sentimientos encontrados entre emoción por el acontecimiento y terror por no saber por dónde empezar. Muchas veces tenemos en mente un tipo de boda, el que conocemos por otras referencias, que no cuadran con nuestro estilo o nuestro bolsillo. Lo mejor es contar con el consejo profesional para poner sobre el papel la realidad en números y plantear opciones factibles sin prescindir de vuestras prioridades. Es decir, no hay que elegir entre cabeza o corazón, sino saber encontrar el punto medio para que todo sea perfecto “sin morir en el intento”.

Si es vuestro caso y os sentís un poco agobiados no hay nada mejor que seguir los consejos de las mejores wedding planners, nadie como ellas conoce todos los detalles necesarios para preparar este gran día a la perfección.

Foto Kurt Boomer photography

Tal y como cuenta Eva, de Colorín Colorado, lo principal es una buena organización. Tenéis que sentaros con vuestra pareja y pensar en todo lo que hay que preparar y el tiempo que vas a dedicarle a cada tarea. Coger una agenda y ordenar vuestros deberes porque será la única forma de que lleguéis a tiempo. Tenéis que ordenar todo por prioridades y dejar los detalles para el final. El lacito con el que envolver las alpargatas puede faltar, pero los trámites matrimoniales no. ¡No os dejéis llevar por lo apetecible hasta que tengáis lo obligatorio! La última semana no es semana para hacer nada más que recoger el vestido, el seatting, minutas, y estar con los vuestros. Contar con los findes familiares, de despedidas de soltero ¡y no perdáis ni un minuto!

Emy, de Exclusive Weddings, recalca que lo primero de todo y más importante es hacer una lista de todos los posibles invitados a la boda porque va a determinar la elección del lugar de ceremonia y banquete por la capacidad, para evitar quedar justos y apretados o que no quepan todos.

Foto Coralie Polack Photography
  • A 6 meses

Fijar una fecha, encontrar la finca, el catering, comenzar con los trámites matrimoniales, pensar en el vestido y una buena lista de invitados que luego ya iréis perfeccionando ya sea para añadir o para recortar el número de asistentes si veis que se os está yendo de las manos.  Es importantísimo la elección y la negociación con el hotel, finca, o restaurante. Muchas wedding planners pueden ofreceros descuentos en una amplísima variedad de hoteles y fincas en donde gestionan la negociación en base a su experiencia y volumen, tal y como nos hace saber Silvia, de Chic Weddings.

Foto Annie Gozard
Foto I Heart You
  • A 5 meses

Elige fotógrafo y videógrafo, nada de confiar vuestras fotos a alguien de la familia o amigos, es mucha responsabilidad y además ellos deben disfrutar ese día también. Maquillaje y peluquería, transporte para novios, dj y animación. Elige el diseñador que te va a hacer tu vestido de novia, necesitas tiempo, ya que es imprescindible que el diseñador sepa captar tu personalidad. El novio también debe pensar si se va a encargar su chaqué hacerlo con tiempo, sobre todo si la boda se celebra en temporada alta puesto que habrá muchas peticiones y se necesita tiempo para poder hacer los cambios y arreglos necesarios.

Foto Danielle Capito
  • A 4 meses

Elige lista de bodas; en Zankyou os podéis crear una web de boda gratuita en donde poder integrar vuestra lista de regalos para que todos vuestros invitados os regalen a través de vuestra propia web. Es un servicio comodísimo y súper sencillo.

Debéis encargar las invitaciones de boda, comenzar con la deco y la novia debe buscar los zapatos que va a llevar con el vestido para que el diseñador le deje el vestido con el largo deseado en su próxima prueba. ¡No os olvidéis de la luna de miel!, que los descuentos son con 3 meses de antelación.

Como dice Cristina, de Cristina & Co, es el momento perfecto para reunir a vuestra familia y cerrar también la fecha para la prueba del menú con el catering que hayáis decido ya que cuando antes la hagáis antes podréis encargar las minutas. Saborear cada plato, puede que el día de la boda estéis tan nerviosos que ni recordéis lo que comisteis, así que es la ocasión perfecta para relajaros y daros un buen festín con las personas que os acompañen.

Foto Danielle Capito
  • A 3 meses

Los nervios están a flor de piel y empieza a palparse el estrés. El consejo de Cristina, de Bliss Eventos, para que no se os pase nada por alto es estructurar el día de la boda por etapas: ceremonia, aperitivo, comida o cena y baile. En cuanto a la ceremonia es el momento de elegir el repertorio que sonará y las lecturas. También debéis definir y elegir el ramo y las flores, así como cerrar todo lo relacionado con la decoración del espacio. Las invitaciones deberían estar listas para enviar, ya que lo ideal es que lleguen al invitado con mínimo mes y medio de adelanto. En cuanto a las compras, será la hora de definir y comprar los detalles para los invitados y las alianzas. Lo ideal es tener una lista de tareas pendientes y llevar un control exhaustivo de todas las cosas que os faltan por hacer.

Foto Half Orange Photography
  • A 2 meses

Contrata el transporte de invitados, termina con la decoración y detalles, dar unas clases de baile, respirar y disfrutar.

Desde Hapmaker os aconsejan que dos meses antes la novia realice la prueba de maquillaje y peinado y acuda a alguna de las pruebas de su vestido de novia, así podrás ver el conjunto al completo y te harás una mejor idea sobre el total look que mostrarás el día de la boda.
¡No esperéis más en mandar las invitaciones! ya es conveniente que vayáis teniendo una idea más o menos clara de cuál será la lista de invitados que finalmente acudirá a la boda.

Foto Charo Ruiz 2015
  • A 1 mes

Ahora ya si que empieza la cuenta atrás. Un mes antes de la boda es el mejor momento para terminar de preparar algunos detalles que completaran tu día más especial tal y como cuenta Nuria, de Lalablu. Es el mejor momento para terminar de planificar tu look de novia: ropa interior, los pendientes que lucirás, el perfume, así como realizar las pruebas de maquillaje y peluquería definitivas. Suele ser un momento que coincide con las últimas pruebas del vestido de novia, por lo que es ideal poder acudir a esas últimas visitas al atelier con el look definitivo.

Foto Kurt Boomer photography

Por supuesto será un mes dedicado también a las últimas sesiones de belleza previas a la boda, tanto para ellas como para ellos: limpiezas de cutis, tratamientos específicos,… así como pasar por algunas sesiones de bronceado si queréis estar más favorecidos. Nuria recomienda también durante el último mes tengáis ya listas las alianzas, compradas y grabadas, así como la elección de lo que utilizaremos para presentarlas (platito, cestita, cajita especial…). Si vais a llevar cortejo de pajes deberíais tener ya a punto de recoger los vestidos de los niños que portaran las alianzas o las arras. Ya es la hora de que os sentéis con vuestros floristas y habléis del ramo de novia o el boutonniere del novio y padrino.

Foto Mona Dreams
Foto Mona Dreams
Foto Cappy Hotchkiss

De cara a la ceremonia, tanto civil como religiosa, podéis ir comunicando a vuestros familiares o amigos su participación en la misma a través de las lecturas, y si es una ceremonia civil es un momento excelente para escribir vuestros votos.

Es muy útil, a un mes de la boda, hacer una previsión, en base a los invitados que ya hayan confirmado su asistencia y a los “pendientes pero casi seguros”, del número de detalles y regalitos que queráis dar a vuestros invitados y proceder a comprar lo que previamente hubierais seleccionado. De esta forma podréis ir preparando con un poco de antelación el packaging de los mismos o planificando cómo queréis hacer la entrega: por ejemplo, a través de un bodegón decorado o entregándolos en mano.

Fotos Kurt Boomer photography / Norma Grau
  • 1 semana antes

Una semana antes tiene que estar todo contratado; lugar, catering, transporte, estilista, complementos, alojamiento, música, iluminación y foto/vídeo. Siempre se aconseja que se deje hecho antes de esta semana todo lo que esté relacionado con producción: minutas, meseros, protocolo, listado de invitados, photocall, tarjetitas de agradecimiento, señalética, etc, y el listado de música para la ceremonia, el cocktail, la cena y el baile.

Foto Roberto y María

En caso de tener que apurar, se podría dejar para el final el regalo de agradecimiento para los invitados, el kit de supervivencia para el baño de señoras, detalles para el baile (tapones para los tacones, bailarinas…), detalles de decoración si hay puestos de comida, tipo pizarritas para una mesa de quesos, o jarrones para centros de flor que colocaremos en algún sitio especial, etc. No os olvidéis de ir preparando las maletas para vuestro viaje de novios y verificar que tenéis los billetes y todos los documentos en orden.

Foto Jairo Crena

Los tres últimos días hay que reservarlos para hacer los pagos que queden pendientes y si es posible, hacerse alguna escapadita a un spa o celebrar una cena íntima con los amigos más cercanos y los familiares. Durante esa última semana, lo normal es hacer la última prueba del vestido de novia.

En Nara Connection lo saben muy bien, y tal y como nos cuenta Bea, con buena planificación, se puede organizar una boda con todo tipo de detalles y disfrutar en todo momento de los preparativos.

  • 1 día antes

Intentar dormir bien la noche anterior al gran día. Es recomendable descansar entre 8 y 10 horas antes de la boda para estar perfectos. Si estáis un poco nerviosos podéis tomaros una tila que os ayude a relajaros o daros un baño caliente antes de acostaros  para conciliar el sueño. Os aconsejamos que no comáis demasiado ya que las molestias en el estómago pueden acentuarse con los nervios y beber bastante agua para tener la piel bien hidratada para la boda. Después de todo lo que habéis estado organizando durante 6 meses ya está todo hecho y cerrado, así que lo único que os queda es abrir los ojos ¡y disfrutar!

Foto Danielle Capito
Foto Jairo Crena

Con una buena planificación es imposible que os agobiéis, ¡pero si después de todos estos consejos os sentís algo estresados siempre podéis ahorraros todos los pasos anteriores y contratar una wedding planner que se ocupe de todo! Os asesora, organiza el tiempo, gestiona todos los servicios y obtiene los mejores descuentos de profesionales para ajustar la boda que queráis a vuestro presupuesto.

¡Un abrazo!

Puedes seguirme en mis cuentas de LucaDecoStyle: Instagram, Facebook y Twitter.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (2)

casal-luz
07/04/2015

Interesante, muy resumido, súper útil! Sobre videografos y fotografos es totalmente cierto, aunque siempre es más aconsejable contar con un profesional da igual de que trate.

Responder
Lucía Mariñas
08/04/2015

Muchas gracias casal-luz! Claro que siempre es más aconsejable contar con un profesional, porque así los novios podrán estar más tranquilos y disfrutar sin tener que preocuparse de muchas cosas.
Un abrazo!
Lucía.

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información