ES Inicio
ES

¿Pamela, tocado o mantilla? Te damos las claves para no fallar e ir perfecta

Siempre me han apasionado los sombreros, por eso soy una fan indiscutible de los tocados y adornos para la cabeza en las bodas. En mi día a día suelo llevar muy a menudo algún sombrero, ¡si entras en mi casa encuentras unos cuantos! Qué  le voy a hacer, ¡son una debilidad para mi!

Mucha gente me dice que le encantan, pero que no se atreven, cosa que siempre he visto una tontería. Ésto es como llevar un bolso, unos pendientes, o cualquier otro complemento. Hay algunas personas que no lo utilizan por desconocimiento o por miedo a equivocarse, destacar demasiado o sentirse fuera de lugar, por eso os voy a contar todas las reglas y trucos para lucir una pamela, un tocado o mantilla para las madrinas y las invitadas de boda ya que quiero animaros a que os divirtáis llevando este tipo de complementos en algún evento al que asistáis.

Cuando estáis invitadas a una boda queréis lucir un complemento en la cabeza y siempre os surgen las mismas dudas; ¿Qué debo llevar?, ¿cómo me lo pongo?, ¿cuándo me lo tengo que quitar? Aquí tenéis todas las respuestas que, a parte de los protocolos oficiales, comparten sus mejores consejos.

  • Pamelas

Sólo se utilizan para eventos de día, por lo que no se deben llevar si la boda se celebra más tarde de las 18:00h. Has de combinarla con vestidos con un largo aproximado de rodilla, jamás con un vestido largo.

  • Tocados

Sirven tanto para la noche como los eventos de día, dependiendo siempre de su tamaño: los tocados más grandes y aparatosos se emplean durante el día y los tocados más pequeños, tipo diademas, bandas y broches, para las celebraciones de noche.

¿Dónde se colocan? Por norma general, los tocados se colocan en el lado contrario al que va tu acompañante, para no molestar. Por protocolo, el hombre debe ir a nuestra izquierda, por lo que el tocado debe ir a la derecha. Luego ya depende de cada una decidir como nos sentimos más favorecidas y saltarnos el protocolo.

  • Mantillas

Un complemento muy español. Se sujetan en la cabeza con una peineta, que suele ser de carey, y tanto el largo de la mantilla como el tamaño de la peineta deben de ir acorde con la altura y corpulencia de la persona que la va a llevar. La mantilla debe llegar a la altura de las manos por la parte delantera y a la altura de las caderas por la parte trasera.

En cuanto a con qué llevarla, para las bodas de día, la mantilla suele combinarse con vestido corto, mientras que las bodas de noche la mantilla complementa al vestido largo. Además, la tradición establece que las mantillas blancas sean para mujeres solteras, y las negras para las casadas.

¿En qué momento deben quitarse?

Las pamelas no deben de quitarse hasta después de la comida, a no ser que sea demasiado grande e incomode a los comensales que estén sentados a ambos lados. Es aconsejable mantenerla puesta hasta que los novios bailen el vals. Los tocados, por su parte, no deben quitarse nunca, sino que los dejaremos puestos hasta el final. Eso sí, si el tocado fuera muy grande o incómodo podría seguir las mismas reglas protocolarias que las pamelas.

 

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Comentarios (1)

malopli
06/04/2012

¡Muy útil el reportaje!
Me encantan las madrinas con mantiila, es una tradición que no debería perderse ¡¡
La mantilla blanca también la pueden usar las mujeres viudas.
Un saludo,
María López-Linares

Responder

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información