ES Inicio
ES

Relájate, las bodas “perfectas” no existen

Llevas meses esperando el momento de tu boda, meses preparándote para tu gran día y, por supuesto, quieres que todo salga perfecto. Pero hay cosas que se escapan de nuestra mano y, te guste o no, tienes que contar con ello.

Nosotros esperamos que todo salga de maravilla, pero por si acaso, ten en cuenta estos factores que pueden ocurrir el día de tu boda. Y quién sabe, puede que hasta estos pequeños contratiempos consigan que tu boda llegue a ser más especial de lo que imaginabas. Así que, abre tu mente… ¡y disfruta!

‘Dancing in the rain’

Si has decidido celebrar tu boda al aire libre porque te casas en primavera o en verano, busca un plan B. Por muy bueno que den las previsiones, la lluvia no siempre avisa, así que tenlo en cuenta. Puedes optar por poner toldos como solución alternativa y extenderlos si ves que empiezan a caer unas gotas. También puedes preparar un banquete B en una zona cubierta por si os tenéis que trasladar a última hora. Y ya sabes, al mal tiempo buena cara, sonríe y si tienes que bailar bajo la lluvia, ¡a bailar!

Foto: JFK Imagen Social
Foto: Le Chef Catering

Mechones sueltos

Otra de las cosas que te pueden ocurrir durante la boda es que el recogido se te deshaga o que algunos mechones se vayan soltando a medida que pasan las horas. No te preocupes, antes de la boda nombra a una amiga de confianza que tenga algo de maña, que sea tu ayudante particular y recurre a ella en esos momentos. Nada que no puedan solucionar unas horquillas y un poco de laca.

De todas formas, piensa que un look casual favorece a todo el mundo y que siempre será peor disgustarte por algo así que sonreír y mostrar tu mejor cara.

Foto: Daniel Márquez

Maquillaje (im)perfecto

Al igual que ocurre con el pelo, tu maquillaje se irá resintiendo a medida que saludes y beses a tus invitados… ¡y al novio! Por eso, deja un pequeño neceser en el baño con algunos básicos para retocarte que incluya colorete, algo de rímel, pintalabios y raya. (Evita los polvos de sol si tu vestido tiene cuello cerrado o verás como se tiñe sin quererlo. Para quitar los brillos recurre a las toallitas)

Aún así, si la raya o el colorete no están perfectos nadie se va a dar cuenta, así que dedícate más a disfrutar que a pensar en tu beauty look.

Foto: Lísola

Menú a prueba de alergias

Aunque seguro que conoces todas las alergias e intolerancias de tus invitados, siempre pueden surgir improvistos de última hora con el marisco, los frutos secos o el pescado. Por eso, encarga en cocina que tengan un menú B que evite los alimentos alergénicos y otro para aquellos celíacos que hayan olvidado comentártelo antes de la boda.

Foto: Le Chef Catering

Vestida para disfrutar

Admítelo, tu vestido (sí, el de tus sueños) va a sufrir algún rasguño. No queremos desanimarte pero puede ocurrir de todo (como también puede que no ocurra nada), desde que te tiren una copa, hasta que te pisen o que haya algún roto. Bueno, nada de dramas, piensa que los tintes hacen auténticos milagros y métete en el papel de Escarlata O’Hara y entona un: Ya lo pensaré mañana. Ya que no vas a poder solucionarlo en el momento, disfruta porque eso no te lo va a quitar nadie.

Foto: Alberto Mahtani

La luz perfecta… ¿existe?

Si cuando llegue el esperado momento de haceros las fotos para el álbum, la luz no es la que deseabas, han salido nubes o ha anochecido antes de lo esperado. No te preocupes y dale la vuelta a la situación. Unas fotos a contraluz o jugando con las sombras pueden conseguir que tu álbum sea diferente y con unas fotos de lo más especiales.

Fotos: Lísola

El juego de las sillas

Puede que llegado el momento falten sillas. Ten preparadas algunas de repuesto para el banquete por si hay un cambio de invitados a última hora y tampoco te olvides de la zona de baile para las personas mayores y para todo el que quiera hacer un pequeño descanso.

No te preocupes si no son del mismo estilo, ahora se lleva el mix&match y nadie se fijará en eso, solo en lo bien que le viene descansar un poco los pies.

Foto: Bamba&Lina
Foto: Le Chef Catering

Música para tus oídos

Estamos seguros de que has preparado al detalle todas las play list que quieres escuchar en el momento del baile y que has hablado con el dj para estables los tipos y momentos en los que debe sonar cada canción. Pero como no puedes controlarlo todo, puede que no todo vaya como has pensado y que la gente esté animada antes de lo que crees y quieran escuchar música más animada antes o bien que las personas mayores te reclamen alguna canción de las de antes.

No pasa nada, ve hablando (sin agobios) con el dj para ir modificando la aparición de las canciones a medida que evolucione el ambiente en la pista de baile. Aún así tampoco te preocupes demasiado, la gente estará decidida a pasárselo bien y bailar desde Paquito el chocolatero hasta la última de David Guetta.

Foto: Suenaboda by Sergiccdj’s

Así que recuerda, lo primero es que disfrutes con todos tus familiares y amigos. Es un día para ser feliz entre gente a la que quieres y que te quiere, un día en el que entre todos vais a reír y a bailar. El resto de los detalles, son eso, detalles y no tendrán importancia siempre que tú no se la des.

Fotos: JFK Imagen SocialDaniel Márquez, LísolaBamba&Lina, Le Chef Catering, Suenaboda by Sergiccdj, Lísola Fotografía, Alberto Mahtani.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información