ES Inicio
ES

Según la ciencia, convivir antes de casarse no es una rebelión, es un seguro

A medida que más y más parejas eligen compartir sus proyectos bajo el mismo techo sin una licencia de matrimonio, una pregunta importante se avecina. ¿Está este vaivén de muebles de Ikea y fotos enmarcadas, previniendo o precipitando un posible divorcio? Un nuevo estudio del Consejo sobre Familias Contemporáneas sostiene que convivir antes del matrimonio logra una mejor media en las estadísticas de divorcios.

Convivir antes de casarse

Cada vez más, las parejas están probando las aguas antes de sumergirse en el océano del matrimonio. La cohabitación se ha incrementado en casi un 900 por ciento durante los últimos 50 años. Hoy en día, discutir acerca de “vivir en pecado” es casi tan lascivo como ver crecer la hierba. Desde Annie Hall, parece que todo el mundo se ha estado mudando con sus seres queridos, pero incluso hasta hace poco la sociedad parecía seguir insinuando que no era tan buena idea en términos maritales.

Foto: PhotoLOVEgraphy

Arielle Kuperberg era una estudiante graduada en la Universidad de Pennsylvania cuando algo en sus libros de texto de sociología le llamó la atención. En la investigación sobre la longevidad del matrimonio, Kuperberg observó que la edad en la que una pareja decía “sí, quiero” era uno de los predictores más fuertes de divorcio. En teoría, aquellos que se casaban más jóvenes tenían más probabilidades de divorciarse porque no tenían la suficiente madurez para escoger parejas apropiadas. ¿Pero y las parejas que se iban a vivir juntos a edades más tempranas? ¿Tenían también ellos un mayor riesgo de divorcio?

Kuperberg analizó más de 7.000 personas que habían estado casadas, estudiando la correlación entre la cohabitación y el divorcio, y se encontró con que independientemente de la edad, las parejas que cohabitaban antes de dar el paso, tenían mayor probabilidad de éxito matrimonial.

Foto: Flare Project

Aún así sigue siendo cierto que la cohabitación no está exenta de riesgos. Los expertos aconsejan la espera de una edad apropiada para comprometerse con alguien. Las parejas que viven juntas antes del matrimonio gozan de un compañero o compañera de equipo, pero a veces, se quedan atrapadas en relaciones sin futuro por más tiempo del que deberían, porque una vez que viven con alguien, puede resultarles más difícil encontrar la puerta de escape.

Pero en general, la ciencia está empezando a demostrar que mirar a escondidas detrás de la cortina antes de elegir instalarse en una vida matrimonial no es en sí mismo un error, aunque todavía tenga sus factores de riesgo. Pero si se avanza con cautela, puede ser muy bueno saber si nuestra pareja hace la cama, lava los platos, o nos prepara un tupper para llevarnos al trabajo cuando nos ve estresados. Si aún le apetece acurrucarse a ver una película juntos, si nos acoge con un abrazo a nuestra llegada, o si en cambio, vernos a diario le quema rapidito las pilas del amor.

Foto: Flare Project

Al final, la convivencia es una parte inmensa de la relación, en la que dejamos ver nuestras legañas y nuestros días de mal humor. Pero también allí donde demostramos nuestra generosidad, nuestro apoyo y sobre todo, nuestro espíritu de equipo. ¿Y quién no quiere casarse con quien forma buen equipo?

Descubre las 13 curiosidades más extrañas de vivir con un hombre y los 10 hábitos para una convivencia feliz.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información