ES Inicio
ES

Todos los secretos del velo de la novia

Foto: Joaquín Tocornal

Ya tienes decidido cuál va a ser tu peinado de novia, pero… ¿has pensado ya con qué lo vas a complementar? Te desvelamos los secretos de todos los complementos para el cabello que puedes elegir.

El velo

Foto: St. Patrick

Se dice que el velo es símbolo de pureza: la novia lleva la cara tapada con él, y, cuando llega al altar, el novio lo levanta y descubre su rostro. Podemos encontrar velos confeccionados por chantillí, tul y organza, aunque dependiendo del largo existen varios tipos más para elegir:

Corto o Blusther: mide entre 55 y 65 centímetros de largo. Cubre la cara de la novia y llega hasta el hombro

Velo de codo: llega hasta el codo o a la cintura de la novia, se coloca oculto por detrás del peinado, bajando por la espalda. Va muy bien para las bodas civiles con vestidos cortos o muy sencillos. Suele medir unos 75 centímetros.

Foto: Rosa Clará

Velo de puntas al codo o medio velo: debe llegar por debajo de la cintura, aunque su longitud va a depender de la altura de la novia, y oscilará entre 85 y 125 centímetros. Es el tipo de velo que mas se utiliza, a pesar de que no sea recomendable para complementar vestidos cortos.

Tipo de capa o cascada: ideal para ir con vestidos strapless; como su propio nombre indica tiene forma de capa,  y va desde la cabeza abriéndose hacia los lados de la cara llegando hasta la cintura.

Tipo capilla: llega hasta el suelo, aunque no es más largo que la cola del vestido, y suele llevar dos capas una larga y otra corta, con la que se cubre el rostro la novia. Suele ser la elección más común en bodas formales.

Foto: d-photo.es / Tocados Le Touquet / Peluquería Suárez

Tipo catedral: es un velo muy largo, de unos 2 metros y medio. Se utiliza sobre todo en ceremonias en Iglesia, de estilo clásico.

Tipo mantilla: se caracteriza por sus detalles de encaje y por dejar el rostro muy despejado. Si tu estilo es un tanto bohemio y romántico, será tu velo a elegir. Lllega hasta el codo.

Foto: Joaquín Tocornal

La mantilla

Es una verdadera joya, no hay dos iguales. Aunque hay más colores, para invitadas o la madrina, la novia debe llevarla en blanco o marfil. Se diferencia respecto al velo en que la mantilla se elabora de manera totalmente artesanal, en hilo y con bordados.

Foto: St. Patrick

Tanto la mantilla como el velo son las dos opciones más elegidas por las novias para complementar su vestido.

Coronas o diademas

En el mercado hay gran variedad de ellas: con tela, pedrería, flores, diamantes y otras que llevan un poco de todo. Quedan bien con cualquier estilo de peinado de novia: pelo suelto, recogido, moños altos, bajos, con flequillo y sin él. También pueden utilizarse junto con el velo, y son ideales para novias con cabello corto.

Foto: d-photo.es / Corona: Le Touquet

Las diademas son especialmente populares en bodas civiles, aunque también las utilizan las novias que se decantan por una mantilla en la ceremonia religiosa, que más tarde sustituyen por la corona de marras.

Fotos cortesía de d-photo.es y Joaquín Tocornal


Autor invitado: Pilar Romero de Tu Boda en Rosa
Experta en organización de bodas

¿Eres experto en bodas y quieres escribir en Zankyou? Contáctanos

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información