ES Inicio
ES

Un año de preparativos en la distancia: la boda de Marta y Leandro

Marta conoció a Leandro hace siete años en Gijón a través de una amiga en común y confiesa que poco a poco le fue robando el corazón: “sus detalles, sus apariciones por casualidad y esa dulzura Argentina que hace difícil decir ‘no’…”.

La pedida de mano surgió cuando Marta menos lo esperaba, durante el pasado verano. Leandro tenía que viajar durante unos meses a Dubai por motivos profesionales y, mientras juntos preparaban la maleta que él se llevaría, Marta encontró una cajita, la de su anillo. “Cuando estaba revolviendo entre sus cosas, vi una cajita, y me dijo ‘creo que eso es para ti’. Me pareció que era el anillo más bonito del mundo, dulce, sencillo, delicado…, aquel trocito de oro y brillantes representaba muchas cosas para nosotros”, explica la novia.

Foto: David Fernández

Y, como no pudo ser de otra forma, Skype y WhatsApp fueron los grandes testigos de todos los preparativos de la boda. Los novios, en la distancia, querían una boda muy personal en la que ambos se sintieran identificados. “Hemos pasado muchas noches enganchados al Skype Leandro en Dubai y yo en Gijón debatiendo hasta el último detalle…, ¡y aunque no fue fácil, fue divertido!”, cuenta Marta.

Foto: David Fernández

La boda se celebró el 8 de mayo de 2015 en Gijón. Para el gran día, la novia escogió un diseño de Covadonga Plaza para la que sólo tiene palabras de agradecimiento: “qué suerte haber entrado aquel día en el atelier de esta diseñadora. El equipo del que se rodea no puede ser mejor. Les dije que quería un vestido de novia sencillo, pero que tuviera algo que me sorprendiera y, sobre todo, quería ir vestida de mí misma, y lo consiguieron”. Lució un modelo en crep de seda con apliques en el hombro y en la cadera, y la espalda al aire con tul en corte princesa.

Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández

Como complementos llevó el anillo de pedida de Tous, unos pendientes de su madre y unos stiletto en ante de Gloria Ortiz.

El peinado fue obra de la Peluquería Suárez y el maquillaje de Lorena Carbajal. La novia llevó un tocado de Le Touquet, una corona con forma de hojas de olivo, toda una obra de arte que combinaba con el ramo, una bonita creación de Pando Floristas con ramas de olivo, astilbe y rosas.

Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández

A la hora de escoger al fotógrafo, no tuvieron dudas. David Fernández fue el elegido. Capturó todos sentimientos y emociones que los novios vivieron el gran día y los plasmó en bonitas fotografías que los novios guardarán para siempre como un gran recuerdo del día más importante. Quedaron encantados con él: “su trabajo es elegante, original, tiene magia….Tiene su sello, el sello de David”.

Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández

Tras una sesión fotográfica muy especial, dieron paso al banquete, en el Llagar el Trole, un espacio típico asturiano que Pando floristas y Xanas´s Wedding se encargaron de decorar. Ambientaron el lugar con hortensias azules, laurel, musgo, astilbe y muchos fardos de paja que sirvieron de asiento para los invitados durante  el banquete, que fue tipo cóctel. Un cóctel exquisito de la mano de Casa Gerardo, desde fabada asturiana hasta sushi, ¡21 mini platos cada cual más rico y original!

Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández
Foto: David Fernández

GRG eventos se encargó de la cocktelería que los novios calificaron como “un trabajo impresionante”, mientras los invitados disfrutaban de la música en directo de Los Testigos, que tocaron canciones de los años 80. ¡Todos lo pasaron en grande!

Foto: David Fernández
Foto: David Fernández

La de Marta y Leandro fue una boda muy especial, pero sobre todo, muy personal. De eso es de lo que se trata, de que cada pareja disfrute en su gran día como no lo hayan hecho nunca antes, que todo esté pensado para ellos, porque como bien dicen Marta y Leandro: “Nos alegramos de haber podido hacer nuestra boda, con sus errores y sus aciertos pero con nuestro sello”.

Si te ha gustado esta boda, no te pierdas la ceremonia tan divertida de Marga y Víctor o la boda tan original de Marta y César.

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información