ES Inicio
ES

Un día a la altura de su gran amor: la boda de Isidro y Pilar

Esta pareja se conoce, prácticamente, de toda la vida, casi desde el colegio. Cuenta Pilar que Isidro ha sido y sigue siendo uno de los mejores amigos de su hermano. “Se puede decir que esta relación rompe algún que otro tópico, pues dicen que el primer amor pocas veces es duradero y el nuestro comenzó cuando Isidro tenía 17 y yo, 15“, detalla. Pues bien, tras 14 años juntos ambos decidieron darse el “sí, quiero”.

Foto: Acontraluz

La pedida de mano fue en Santillana del Mar (Cantabria). Hacía como ocho años estuvieron allí pasando un fin de semana, pero les supo a poco. Pasados unos meses, por casualidad, vieron un reportaje donde explicaban qué hacer, qué comer y qué ver. Además, según la tradición, los novios que pasan por esta localidad cántabra y toman “el sobao y la leche, no se casan”.

Ellos pasaron los siguientes ocho años bromeando acerca de que no se casarían hasta que volvieran a tomar la leche y el sobao. En abril del 2014 Isidro organizó un fin de semana perfecto y la llevó a la plaza de Santillana del Mar. Allí, con rodilla hincada en el suelo y el anillo en la mano le pidió a Pilar pasar el resto de la vida juntos.

Los novios

“El vestido de novia fue un diseño que estaba clarísimo en mi cabeza desde hace muchos años y que en Despierta Cenicienta, Madrid, le dieron forma tal y como yo había soñado”, explica Pilar. Además, en este atelier también diseñaron el vestido de su madre y de su hermana pequeña, dama de honor.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

Lució un vestido de encaje, con escote de corazón por delante y también por detrás. De la cintura nacía una gran falda muy voluminosa y que le daba un aire muy romántico. ¡No podía estar más guapa!

Completó su look con unos unos pendientes y pulsera en oro y cristal de roca, que el orfebre le hizo de una gargantilla. También llevó su anillo de pedida de oro blanco con diamante en talla brillante y baguettes engastadas, de Joyería Yanes.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

Los zapatos, impresionantes, diseñados por Pilar eran de Jorge Larrañaga. “Los hacen a medida y los puedes diseñar a tu gusto, los míos fueron unas sandalias en blanco, rosa pastel y verde agua, con un lazo al tobillo, ¡quedaron geniales!”, detallan. ¿Y el ramo? Se trata de otro flechazo: un bouquet de dalias y un ramito de violetas. La flor favorita de la novia, confeccionado en Artiflor.

Pilar trabaja en un salón de belleza, Frechicbelleza, y tanto ella como el resto de profesionales están especializadas en bodas. “No podía confiar en otra persona que en mi hermana que, además, es la que conoce a la perfección mis gustos y no me pude sentir más cómoda y tranquila en sus manos. Como detalle diré que nos encargamos de hacer todos los tocados”, apunta la novia.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

Isidro eligió un chaqué negro, sencillo, elegante y muy señorial para su gran día, de la firma Carlo Pignatelli. Acompañó su estilismo con unos gemelos y reloj de oro en recuerdo a su padre, el cual también los llevo cuando se casó.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

La ceremonia

El día elegido para la boda fue el 5 de septiembre de 2015. Celebraron una bonita ceremonia religiosa en la iglesia Nuestra Señora de la Paz, en Villanueva de la Fuente (Murcia). No tuvieron ninguna duda a la hora de escogerla, ya que es el mismo lugar donde se casaron los padres de él y también los de ella.

La decoración floral corrió de cargo de Artiflor, la misma floristería que le confeccionó el ramo. Consistía básicamente en “pomos enormes de paniculata blanca” por todos sitios. A Pilar le parece la flor de las bodas por excelencia y lo querían todo así de sencillo.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

Los fotógrafos elegidos para plasmar su gran día fueron Rafael Pradas y José Pablo Molina, de Acontraluz Weddings. “Estos jóvenes fotógrafos se cuelan en las situaciones más naturales y espontáneas, esas llenas de felicidad y complicidad absoluta”, cuenta la pareja.

Los novios siempre habían huido de la palabra posado y los profesionales supieron estar a la altura, tanto en vídeo como en foto. Dicen los ya marido mujer que al recoger el material pudieron apreciar miles de detalles que se podían haber escapado de sus retinas por lo abrumador que es ese día y comentan que elegirles fue una de las mejores decisiones que tomaron.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

El banquete y la fiesta

La celebración fue en unos salones ajardinados cerca del lugar de la ceremonia. “Celebramos el cóctel en el jardín y el almuerzo dentro. Más tarde nos trasladamos a una discoteca de verano con jardín que decoramos especialmente para ese día”, detalla Pilar. El espacio fue el Restaurante Su Majestad el Rey de la Coca. Durante el cóctel colocaron varios puestos de cerveza, otro puesto de jamón, otro de queso, una barra sushi en directo y un montón de aperitivos más.

Foto: Acontraluz

“Quisimos y nos hacía mucha ilusión ocuparnos de toda la decoración y detalles de la boda. Además pude contar con una ayuda excelente: la de mis hermanos. Nos organizamos como un pequeño ejército para hacer todas las tareas y manualidades, desde un año antes”, comenta Pilar.

Esos detalles eran los meseros con una selección de fotos antiguas, las botellas de vino decoradas con arpillera, las velas banderines, carteles para señalizar todo, candy bar en una casa de muñecas, un cigarbar, una mesa de firmas con piedras dedicadas que llenaban un jarrón… ¡Incluso las invitaciones las hicieron ellos! Después para la pareja y familias fue muy gratificante ver que todo era perfecto.

Foto: Acontraluz

Obsequiaron a las invitadas con unas pulseras de encaje de bolillos y plata hechas a mano por una artesana de la localidad, preparadas especialmente en cajitas de madera. Para ellos una mini-botella de Jagermeister con un puro habano, en otro tipo de cajitas que incluían su sello.

La primera canción que bailaron como marido y mujer fue una de la banda sonora de la famosa película de El Padrino, la saga preferida de Isidro.

Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz
Foto: Acontraluz

¡Os deseamos lo mejor del mundo, Isidro y Pilar!

Y a ti si te gustó esta boda tienes que ver las de: Elia y Joan, Paloma y César o Fernando y Lauren.

Lugar: Restaurante Su Majestad el Rey de la Coca | Vestido de novia: Despiértate Cenicienta | Zapatos novia: Jorge Larrañaga | Fotógrafos: Acontraluz Weddings | Joyas: Joyería Yanes | Traje novio: Carlo Pignatelli |

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Escribir un comentario

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información